Hoy en día, pocas personas ponen en duda que vivimos en un mundo de locos. Nuestro día a día está lleno de carreras y obligaciones que nos fuerzan a hacer todo muy deprisa y, si es posible, varias tareas a la vez.

Nos hemos acostumbrado tanto a esta forma de vida, que el hecho de enloquecer para poder hacer tantas cosas al mismo tiempo se considera algo casi positivo. Solo tenemos que leer en muchas ofertas de trabajo en las que una de las características más importantes que piden a los candidatos es que sean capaces de hacer varias tareas a la vez y que tengan una buena tolerancia al estrés… Da igual que esa persona viva en una continua angustia o que se mantenga en pie base de tratamientos farmacológicos que corrijan los efectos que el estrés provoca en su organismo, lo importante es que sea capaz de hacer muchas cosas a la vez y, claro, que las haga todas a la perfección.

 

Fuente: Pixabay/Shivmirthyu

¡Necesitamos hacer una pausa!

Gracias a esta sociedad, que entre todos hemos creado, el consumo de drogas y de medicamentos es cada vez más alto. Es mucho más habitual que una persona siga tirando de sí misma, aunque no pueda, a base de estimulantes, a que una persona se pare y haga una revisión acerca de todo aquello que ha de cambiar en su vida. Parece ser que el lema que nos mueve es “continúa aunque no puedas más”.

Somos seres vivos conectados con la naturaleza y con los ciclos que operan en ella. ¿Cuando hemos visto una manzana creciendo antes de la flor? ¿Has visto algún pájaro que haga más de una cosa a la vez? La naturaleza se toma su tiempo dejando que todo suceda de forma natural y organizada cuando tiene que suceder. Solo el género humano se ha salido de ese equilibrio que nos pertenece.

Sin darnos cuenta, nos hemos hecho adictos a la distracción, ya nadie saber estar atento. Aunque nuestro cuerpo esté haciendo algo, nuestra mente se encuentra atendiendo a otras trescientas cosas. Nos han vendido lo de estar conectados como algo muy importante sin decirnos que eso consigue, sobre todo, desconectarnos de nosotros mismos. 

Poco a poco, el hecho de vivir este tipo de vida va generando en la sociedad una continua sensación de ansiedad y angustia. Y, de esa forma, somos muchas las personas que ya sentimos la necesidad de volver a una vida más tranquila y consciente, por eso, cada vez más, filosofías como el mindfulness están siendo más conocidas.

El objetivo del mindfulness es conseguir una atención plena. Con esta práctica conseguimos hacernos conscientes de diferentes facetas de nuestra experiencia en el momento presente. En definitiva, podríamos decir que el mindfulness consigue que seamos uno en todo aquello que hagamos, obteniendo, de esa forma, una vida más lúcida y creativa.


 

Practica mindfulness en tu día a día

Vamos a ver 5 ejercicios mindfulness que podemos poner en práctica en nuestro día a día para, poco a poco, poder ir volviendo a una vida más pacífica y armoniosa.

 

Fuente: Pixabay/shatyatripodi

 

1- Despierta de forma consciente: suena el despertador, no te levantes, quédate dentro de la cama y procura sentirte aquí y ahora. Comienza un diálogo amable contigo mismo preguntándote qué tal has dormido y cómo te sientes esa mañana. Procura poner toda tu atención en las distintas sensaciones y sonidos que vayan apareciendo. Una vez levantado, procura alargar esta atención plena a todas las actividades que tengan que ver con el comienzo del día: la ducha, el desayuno, el cepillado de los dientes, el caminar hasta el autobús…

2-Practica la escucha con verdadera atención: estamos más acostumbrados a hablar que a escuchar y eso no debería ser así. Pon atención al hecho de que, cuando estás hablando con alguien, no sueles escuchar verdaderamente. Solemos estar pensando la respuesta antes de que la persona haya terminado de hablar. Procura, por lo menos una vez al día, escuchar a una persona con toda tu atención. Escucha sin hacer interrupciones para dar tu opinión, respira, y no intentes terminar las frases de la persona que está hablando. Te aseguro que este ejercicio hará que tus relaciones se transformen.

3-Auto-explórate a menudo: dos o tres veces al día haz una pausa y sé consciente de cómo se encuentran tu cuerpo y tu mente. Observa tu postura corporal, examina si tienes sed o si estás apretando la espalda o la mandíbula. Mira a ver si tus hombros se encuentran relajados o no. Podrás darte cuenta de muchas cosas que te suelen pasar desapercibidas. Podrías ponerte una alarma que te avise cada tres o cuatro horas. Tómalo como una pequeña atención cariñosa hacía ti mismo.

 

Fuente: Pixabay/ptksgc

 

4-Respira profundamente de vez en cuando: el hecho de poner atención en tu respiración es el método más básico para la relajación. Al hacer consciente algo que, normalmente, se hace de forma inconsciente ponemos atención donde no la había. Al respirar conscientemente devolvemos la atención al cuerpo y se la quitamos a la mente durante un momento, y esto nos lleva al momento presente de forma inmediata. Respira profundamente por la nariz y haz una pequeña pausa que retenga un poco el aire dentro de ti, después deja salir el aire despacio por la boca. Repítelo varias veces y verás como notas una gran sensación de relajación

5-Limpia tu casa con atención plena: podemos hacer de la limpieza un acto meditativo. No se necesita hacer algo fuera de lo común para poder saborear el momento presente. Si lo que vas a hacer es lavar los platos, pon toda tu atención. Procura sentir el agua y la espuma en tus manos, el olor de jabón, el ruido del agua al caer. Cualquiera de las tareas domésticas hecha con atención se convertirá en una maravillosa forma de meditación.

Estas son solo unas cuantas sugerencias para llevar un poco de atención a tu vida. Seguro que puedes usar tu imaginación y encontrar momentos, a lo largo del día, para poder practicar la atención plena y así conseguir que tu vida, poco a poco, vaya perdiendo el ritmo frenético que tanto nos desequilibra. Y en esto te puede ayudar el método Crear Salud, que se convertirá en tu mejor compañero para llevar la atención plena y la meditación a tu día a día. Además, en este método también fomentamos y aconsejamos sobre una correcta nutrición y una vida más activa.

Descárgate la app Sienteaquí puedes hacerlo- y empieza a disfrutar de los beneficios del mindfulness y la Psicología Positiva. A partir de una metodología muy sencilla, emprenderás el camino hacia una vida más feliz.

 

 


Tags: , , , , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!