El bienestar es una meta difícil de alcanzar. Y se debe lograr desde varios puntos. Uno de ellos es la salud emocional y cerebral. Para lograr ese estadio de calma y quietud el mindfulness se presenta como una de las alternativas más solicitadas. Y es que los cambios que produce en tu cerebro son especialmente beneficiosos, y te los contamos a continuación.

Los cambios cerebrales del mindfulness

Estos son los más importantes:

Se evita el deterioro en el envejecimiento

El cerebro es un músculo más de tu cuerpo. Y, como tal, puedes entrenarlo. Si practicas diariamente la meditación estás activando buena parte de su sistema. Y, por lo tanto, este se mantendrá en uso, lo que hará que el envejecimiento y sus síntomas se retrasen.

Se reduce el estrés sobre el centro de auto-referencia

Es decir, aquellas áreas encargadas de trabajar con el “yo” o el “mío”. Esto lo que hace es fomentar la empatía y disminuir el egoísmo a nivel cerebral. Uno deja de pensar tanto de manera circular en sus propios problemas, y puede empezar a concentrarse en otro tipo de cuestiones. Analizando, a la vez, por ejemplo, el entorno que le rodea.

Es un remedio natural contra la ansiedad y la depresión

Aquellas zonas cerebrales más propensas a la depresión o al estrés también se ven afectadas con este modelo de meditación. Y el resultado que se produce es fundamentalmente positivo. Se experimentan incrementos en la segregación de serotonina y, por ende, un descenso significativo en los niveles de ansiedad o en los síntomas de depresión que puedas estar experimentando.

Aumenta el volumen de determinadas zonas cerebrales

La inteligencia no se mide por el tamaño de un cerebro, eso es algo que se sabe de sobra. Sin embargo, sí que hay determinadas zonas que pueden aumentar de volumen, incrementando, a la par, sus funciones y, por lo tanto, blindándose contra el padecimiento de determinadas enfermedades. Es algo similar al proceso de un deportista cuando incrementa su musculatura para proteger la articulación que envuelve.

Una progresión evidente

Hay muchas prácticas que no siempre ofrecen resultados inmediatos. En este caso, nos encontraríamos con un tipo de meditación que ya en las primeras sesiones empieza a ofrecer mejoras evidentes. Ya sea en lo que compete a una mejoría dentro de la memoria o de la capacidad de atención, por ejemplo. Lo más positivo de este efecto es que suele animar a muchas personas a continuar progresando.

Una ayuda contra las adicciones

¿Alguna vez, por ejemplo, has tratado de dejar de fumar? En casos así, la ansiedad es tu principal enemigo, una necesidad imperiosa de realizar una determinada acción. Con el mindfulness podrás superar esos picos más agudos de ansiedad y aprender la mejor manera de suavizarlos.

En conclusión, el bienestar emocional no es algo que te toca sin más. Lo puedes practicar, entrenar y ejercitar. La meditación, como hemos explicado, es uno de los ejercicios más beneficiosos. Principalmente, porque es capaz de generar cambios significativos en tu propio cerebro.

 

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!