Sumar bienestar, felicidad y salud a tu día a día no solo es posible sino que, además, te recompensa desde el minuto uno. Por ello, si quieres sentirte mejor física y anímicamente, sigue estos consejos y adopta un estilo de vida más saludable.

 

Consejos para vivir con salud

No te dejes para después. ¿Qué significa? Que comenzar hoy es la clave. Si quieres bajar de peso, deja ya de endulzar con azúcar el café que tienes frente.

Si lo que quieres es aumentar la actividad física no aguardes a apuntarte en el gimnasio: camina al trabajo o sube las escaleras de tu edificio al llegar a casa. ¡Hoy, ahora, ya!

 


 

Ponte en movimiento. El sedentarismo es mal compañero a la hora de emprender un cambio de rutinas hacia una vida saludable. El ejercicio físico, en cambio, es el mejor complemento para una alimentación sana y, además, es un ansiolítico natural.

Como todo hábito saludable, no se adquiere de la noche a la mañana, pero se aprende y se incorpora progresivamente. El secreto del éxito es comenzar, de a un paso por vez, sin prisa ni pausa.

 

 

Cuídate en las comidas. Respeta tu cuerpo. No lo agregas con excesos, comidas de mala calidad o alimentos ultraprocesados.

Ve a por lo natural, llena de colores tus platos (provenientes de frutas y verduras) y dedica tiempo a cocinar para ti y para los tuyos. La comida casera tiene mucho para brindar a un estilo de vida saludable.

Evitar los excesos. Cualquiera es malo para la salud. El exceso de comida equivale a sobrepeso, el exceso de trabajo provoca estrés, el exceso de café se traduce en insomnio y hasta el exceso de agua produce desequilibrios en el organismo.

Entonces, el balance es primordial. Eso sí, de algunas cosas la baja dosis también es nocivo. Aprende a decir «no» a las drogas (incluso a las legales), al alcohol y al cigarrillo.

Medita y sé feliz. Vivir en positivo y aprender a meditar son dos rasgos que caracterizan a las personas sanas física y mentalmente.

Mantén un peso cómodo. Un cuerpo saludable es aquel que se nutre lo suficiente y gasta en la misma proporción en la que consume calorías. Es decir: si caminas por la mañana, luego almuerzas y repones energías.

Intenta no programar una comida y luego la actividad, porque muchas veces el movimiento se posterga o no llega y la comida se estanca en tus caderas. El equilibrio es la base de todo.

Preparados, listos… ¡ya!

Mañana ya será tarde. Si te animas a apostar por ti y por un mejor estilo de vida, comienza hoy y disfruta de los resultados desde este preciso momento. Modificar hábitos alimentarios, aumentar la dosis de actividad física y mejorar el estado de ánimo te harán sentir bien, no a futuro, no la semana próxima, sino ahora mismo.

No se trata de una promesa sino de un presente mejor. ¿Te atreves a un cambio? Si tu respuesta es «sí», ahora que conoces las distintas formas de alcanzar el bienestar, inicia tu propio camino hacia una vida más activa, saludable y feliz.

Y RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, y en ello puede ayudarte el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente,  activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral y cuidar de nuestro ‘yo’ interior. 

Así, para esto último te proponemos la app Siente – que puedes descargarte aquí que te ayudará a establecer un estilo de vida más saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.

 


Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This