Una de las ventajas de la meditación es que cuando se alcanza la atención plena, se puede llegar a meditar en cualquier sitio. Meditar en casa es una de las opciones que la mayoría de personas prefieren a la hora de aprender a meditar.

Beneficios asociados a la meditación

Diferentes personas de diferentes culturas han sumado la práctica de la meditación a sus vidas. El motivo no es otro que la cantidad de beneficios demostrados que esta técnica de relajación posee.

– Reduce la ansiedad y el estrés.

– Mejora los trastornos del sueño.

– Desarrolla la atención plena.

– Favorece la recuperación de conductas adictivas.

– Ayuda a controlar algunos trastornos de la personalidad.

La meditación no requiere de grandes complicaciones para ser practicada. Todo lo contrario. Si deseas empezar a meditar en casa, puedes hacerlo fácilmente teniendo en cuenta una serie de recomendaciones.

Consejos para meditar en casa

Aprender a meditar es un proceso progresivo que no requiere de prisas. Los resultados pueden ir observándose poco a poco. Tu vida irá cambiando, así como tu forma de ver las cosas. Si deseas empezar a meditar en la tranquilidad de tu casa has de:

1. Buscar un lugar tranquilo donde te sientas cómodo. No importa si es tu propia habitación o un lugar apartado del jardín. Lo importante es que sea un sitio que invite a la relajación.

2. Elegir el momento para la meditación es fundamental. Procura meditar siempre a la misma hora y, a ser posible, sin el estómago lleno. Lo ideal es meditar temprano por la mañana o de noche, antes de irse a la cama. Asegúrate de tener todos los dispositivos móviles desconectados. Nada debe perturbarte.

3. Tener todos los elementos necesarios a mano. Los complementos de la meditación son una elección muy personal. Hay personas que no necesitan de nada. Otras prefieren tener una esterilla, una manta, incienso o música chill out. Cada persona debe encontrar su estado ideal en el momento de la meditación.

4. Escoger una buena postura y una ropa cómoda. Este punto es la técnica de meditación por excelencia. La postura es de los aspectos más importantes a la hora de meditar.

Y, desde luego, lo mejor es dejarte ayudar. Para ello, nada como una buena aplicación móvil de meditación.

Cómo empezar a meditar

Ya tenemos todo listo. Estamos preparados para empezar nuestra meditación en casa. Para asegurarte de que eliges una postura adecuada, puedes empezar a meditar sentado en una silla. Esta asegurará que tu espalda esté recta y bien alineada. Si no es la primera vez que meditas, puedes optar por la clásica posición de sentado, con las piernas cruzadas y los brazos sobre ellas.

En el caso de que no hayas meditado nunca, corres el riesgo de quedarte dormido durante el proceso. Si meditas en una silla, puede que termines en el suelo. Para que esto no suceda tienes varias opciones:

Meditar boca arriba.

– Meditar de costado en posición fetal.

– Meditar con las piernas sobre una pared y la espalda reposada en el suelo.

Lo más importante es que estés cómodo en la postura, a fin de que no tengas que modificarla durante la meditación.

Técnicas de meditación

La meditación es un proceso de relajación profunda en el que no se ha de perder la consciencia de lo que sucede a nuestro alrededor. La clave es estar en el momento presente sin dejar que lo que nos rodea afecte a nuestro relax. Llegar a este punto requiere de un entrenamiento diario y progresivo.

Empieza por meditar diez minutos cada día. Cierra los ojos y deja que tu respiración te lleve hacia un estado de tranquilidad cada vez más profundo. Si no puedes meditar con los ojos cerrados al principio, ábrelos y fíjalos en un punto fijo para evitar distracciones. Inspira y exhala por la nariz. Suavemente. Sin forzar tu respiración. No te agobies si crees que no puedes controlarla. No se trata de eso. La meditación consiste en observación.

No te agobies si observas que tu capacidad de concentración no está muy desarrollada. Como decíamos, esto es como cualquier entrenamiento. Si tu mente te envía pensamientos, aléjalos de ti con una sonrisa interior y sin juzgarte. Sigue meditando. Cada cierto tiempo, verás cómo el tiempo de meditación se va ampliando sin darte cuenta. Tu mente se volverá más clara y tu salud mejorará considerablemente.

Meditación y mindfulness

El mindfulness es una práctica budista muy practicada en la actualidad por sus múltiples beneficios sobre la salud. Su base es la meditación y la atención plena. Es decir, ser conscientes de nuestras emociones y sentimientos para llegar a ser capaces de controlarnos sin dejar que nos afecten en nuestra rutina diaria.

El apabullante ritmo al que estamos sometidos cada día ha hecho que, tristemente, dejemos de observar todo lo que pasa a nuestro alrededor. Tomamos el café rápidamente, sin disfrutar su sabor y sin percibir su olor. Vamos en coche o en metro y no nos fijamos en las caras de quienes nos rodean y el sonido de la ciudad. En definitiva, no vivimos el presente. Corremos hacia un futuro lejano sin disfrutar del aquí y ahora.

La técnica del mindfulness nos ayuda a eliminar las prisas de nuestra vida. Y nos enseña a vivir en el presente, sin dejar que el pasado nos afecte ni que el futuro nos condicione. Así como la meditación consiste en observar en silencio, el mindfulness es un proceso que se puede realizar con cualquier cosa cotidiana. Desde comer o beber, hasta dibujar o charlar con los amigos.

Salud mental y meditación

Tanto la meditación como el mindfulness son procesos que cambian y modifican nuestra mente. La hacen más fuerte y flexible. Capaz de afrontar mejor las adversidades de la vida. Nadie vive sin problemas. Sin embargo, hay personas que saben gestionarlos mejor que otras.

La meditación es una de esas herramientas que nos ayuda a tener una buena salud mental. Está demostrado que la mente domina y controla a nuestro cuerpo. Por lo tanto, una mente sana implica un cuerpo sano. Empecemos por curar nuestros pensamientos para que el resto de nuestro organismo disfrute plenamente de bienestar y salud. Comencemos a meditar.

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!