Los celos los explican los especialistas desde un punto de vista psicobiológico y cultural. Una pequeña dosis de estos puede resultar hasta bueno, ya que nos mantiene en estado de alerta y, además, no nos convierte en una persona pasiva. Pero si por el contrario, somos unos celosos empedernidos, pueden causarnos mucho dolor y herirnos.

El problema de todo esto no está en el hecho de sentir celos o no, sino en su intensidad y su justificación. Lo más lógico es que si somos muy celosos, la relación se deteriore y, a la larga, se termine rompiendo.

Cómo evitar sentir celos

Para evitar los celos vamos a proponer los siguientes puntos:

1) Intenta cambiar tu estado de celos:

Aunque estés sufriendo un ataque de celos, intenta cambiar este estado, ya que, si seguimos igual, no podremos alcanzar la felicidad. Por tanto, hay que trabajar en la manera de cambiarlos.

2) No pienses siempre mal:

Si vemos que estamos pensando mal, hasta tal punto de sentirnos tristes e infelices, debemos hacer otra actividad para evitarlo como, por ejemplo, dar un paseo con amigos, hacer meditación, jugar a un videojuego, hacer deporte…

3) Intentar calmar nuestra reacción neurótica y pensar bien antes de hablar alterados:

Antes de hablar la situación sobre la que estamos pasando a nuestra pareja, es conveniente que respiremos profundamente e intentemos estar en un estado de calma. A gritos no se entiende la gente y, por supuesto, si tú gritas, lo más normal es que la otra persona responda a tus gritos con más gritos.

4) Tener confianza en nuestra pareja:

La confianza es algo fundamental, ya que cada uno debe tener su espacio en la relación. De nada sirve estar 24 horas juntos todos los días, ya que por lo general ese tipo de parejas suele acabar muy mal. Tenemos que darnos nuestro espacio tanto a nosotros como a nuestra pareja, no poner impedimentos si decide salir con sus amigos.

5) No llamar a nuestra pareja constantemente: 

Intentar no llamar con demasiada frecuencia a nuestra pareja, ya que, tener que estar todo el día atento al móvil no es saludable para ti ni para tu pareja. Intentemos mantener la calma en este tipo de situaciones. Como dijimos anteriormente, la confianza es un factor clave.

6) Olvida tu pasado: 

Lo que tendremos que hacer es intentar cambiar nuestro chip, relajarnos y darle una oportunidad a nuestra actual pareja de que nos demuestre que es buena para nosotros. No todas las personas son iguales.

7) Nuestra pareja nos quiere:

Tenemos que pensar que nuestra pareja nos quiere tal y como somos, con nuestras virtudes y defectos. Los celos siempre vienen por falta de seguridad en uno mismo, pero si nuestra pareja está con nosotros, es porque nos quiere y nos lo demuestra. Por tanto, es un motivo más que lleva a la relajación.

8) Hablar con nuestra pareja y estar en contacto amoroso nos ayudará a superar nuestros celos: 

Este es uno de los apartados más relevantes (por no decir el que más), ya que sin contacto no podremos mantener nuestra pareja.

9) Usar favorablemente la psicología positiva: 

Tenemos que aprovechar los puntos positivos que tiene esta psicología. Tendremos que cambiar nuestra forma de pensar, valorarnos más, mediante dos pilares básicos que vamos a describir a continuación:

  • Sistema de creencias: seguramente, nuestros celos provengan de valores equivocados que hemos instalado de manera automática en nuestra mente, del tipo: todos los hombres son iguales, las mujeres solo se mueven por el interés… Seguramente, si usáramos un punto más positivo y nos dejáramos llevar para conocer a la otra persona sin prejuicios, nuestra valoración sea más positiva.
  • Confianza en sí mismo: en la mayoría de las ocasiones  (por no decir el cien por ciento)suele ocurrir que si yo no me valoro a mí mismo, es más complicado que pueda valorar a los demás. Por tanto, pensaré con mayor facilidad que mi pareja me pueda dejar por otra persona, dado que no valgo lo suficiente.

10) Pídele consejo a una persona externa a la relación: 

Habla de lo que te ocurre con una persona externa a la relación, con alguien de confianza. Habla con tus padres, un amigo o cualquier otro familiar. Negar el problema y tratar de ocultarlo solo producirá el efecto contrario, que se agrave más.

11) El que hable con otras personas no es malo: 

Que hable con otras chicas u otros chicos no significa que esté tratando de flirtear con otra persona. Además, seguramente seguro que tú también hablas con amistades y conocidos y no por ello tu pareja debe pensar que quieres ligar con esas personas. Hay que aprender a respetar las amistades de la pareja, incluso intentar conocerlas, y quién sabe, a lo mejor se convierten en una nueva amistad inesperada.

12) No revisemos el Whatsapp de nuestra pareja sin su permiso: 

Esto se da por hecho en mucha ocasiones como algo normal. No debería verse así, puesto que estamos entrando en la intimidad de la otra persona y seguro que a nosotros no nos gustaría que nos hicieran lo mismo. No intentes saber ni su contraseña de correo electrónico ni de las redes sociales.

13) Recuerda cómo lo hiciste otras veces: 

Los celos no siempre tienen que surgir en relaciones de pareja, sino que pueden surgir en otros ámbitos como en las amistades, en la familia e, incluso, en el trabajo porque consideremos que nuestro jefe presta más atención a un empleado que a nosotros. Pero habremos sufrido este tipo de situaciones con anterioridad, así que pensemos en cómo lo resolvimos entonces e intentemos aplicarlo a nuestra situación actual.

14) Intentar no dramatizar ante lo posibilidad de una supuesta ruptura: 

Todo tiene fecha de caducidad, incluso la vida. Por ello, no podemos vivir con la constante de que necesitamos a esa persona para vivir. Estás feliz con esa persona, pero puedes vivir sin ella.

Si después de todo lo anterior seguimos sin poder conseguir superar esos celos, es aconsejable acudir a un especialista en la materia.