La inteligencia emocional es un término muy popularizado en la actualidad. Este concepto estudia la faceta emocional de las personas como un elemento primordial en la inteligencia de las mismas. Aunque pueda resultarte confuso al principio, no es más que la forma en la cual gestionas tanto tus emociones como las de los demás, lo cual puede ser realmente determinante en cualquier aspecto de tu vida; y es que, sin que nos demos cuenta, vivimos y actuamos bajo la influencia de ellas.

Así pues, debes ser consciente de que tu capacidad para percibir y gestionar los sentimientos y las emociones de forma apropiada, aceptarlos y entenderlos y saber regular tu estado de ánimo forma parte de tu inteligencia emocional. La inteligencia emocional se asienta sobre algunos aspectos psicológicos fundamentales.

Los pilares de la inteligencia emocional

• Autoconocimiento o autoconciencia emocional: Con esto nos referimos al conocimiento pleno de tus emociones y de cómo influyen en ti. Es muy importante que seas consciente de la forma en la cual tu comportamiento se ve influenciado por tu estado anímico. Al final se trata de que te conozcas a ti mismo en profundidad, tomando máxima conciencia tanto de tus puntos fuertes como de tus puntos débiles.

• Autocontrol emocional: Con esto hacemos alusión a la capacidad de meditar y controlar los sentimientos y ser conscientes de las dinámicas emocionales, sabiendo distinguir lo efímero de lo duradero y evitando ser esclavos del fervor del momento y dejarnos llevar a ciegas.

• Automotivación: Es necesario proyectar y enfocar las emociones en objetivos en lugar de enredarse en pensamientos tóxicos y obstáculos. Tendrás que tener iniciativa y una actitud positiva ante la vida para ello, así como afrontar cualquier situación o emoción que se te presente con amor y una sonrisa.

• Empatía: Esta es la característica por excelencia de las personas más inteligentes, con diferencia, emocionalmente hablando. Si conectas fácilmente con los sentimientos y las emociones de los demás y te identificas sin dificultad con ellos, eres una persona empática. Así pues, cuentas con la inteligencia emocional que todos necesitamos para interpretar correctamente las señales que las personas con las que nos relacionamos expresan inconscientemente.

• Habilidades sociales: Las relaciones interpersonales influyen en nuestro estado de ánimo. Tener buena relación con las personas que nos rodean, nos caigan mejor o peor, es muy importante para nuestro bienestar. Por lo que saber comunicarnos y llevar nuestras relaciones será uno de los factores clave para nuestra felicidad y bienestar.

En este ámbito, la inteligencia emocional hace que no nos centremos no solamente en cómo nos hizo sentir un comentario o una actitud de alguien, sino que vamos más allá y entendemos que solo se trata de una situación concreta ambientada en un contexto específico. De esta forma, en lugar de envenenarte con pensamientos en torno a cómo te sientes, podrás decidir con claridad cómo reaccionar ante tal situación.

Psicología positiva e IE

A lo largo de la historia, y de forma tradicional, la psicología se ha centrado en estudiar los aspectos y las patologías negativas de las personas, como pueden ser la ansiedad, la depresión o el estrés, por ejemplo. Una nueva forma de entender y profundizar en la psicología ha dado paso a la psicología positiva, enfocada en aspectos positivos como el humor, la felicidad, la sabiduría, la resiliencia, la creatividad o la inteligencia emocional, entre otros muchos.

Evidentemente, mucho tiene que ver esta vertiente de la psicología con la inteligencia emocional, ya que los pilares de los que ya hemos hablado anteriormente son factores clave para la felicidad y el bienestar de cualquier persona. El optimismo, el amor, la creatividad, el humor, la autoestima, la estabilidad emocional… son la mayor prevención o medicina para los trastornos psíquicos que estudia la psicología más convencional.

Y es que, a menudo, solemos obviar los aspectos positivos y bonitos de la vida, obcecados por nuestros problemas, enfados o pensamientos absorbentes e irritantes que no hacen más que magnificar o potenciar las emociones negativas. Una forma muy efectiva de saber disfrutar del momento presente y gestionar todo cuanto nos sucede con aceptación es la meditación, que, precisamente, nos ayudará a vivir en el aquí y ahora.

Máxima presencia

Ahora que ya conoces los pilares de la inteligencia emocional y sabes lo que es la psicología positiva, puedes ir haciéndote una idea de cómo llegar a ese punto de autoconocimiento y conexión. Esta conexión contigo mismo te ayudará también a empatizar con los demás, lo que dará lugar a relaciones más sanas, que sumen y que contribuyan de forma positiva a tu bienestar.

La aceptación es imprescindible para esto, solo de este modo podrás digerir tus emociones y gestionarlas desde la calma de saber que todo está perfecto como está y que todo lo que sientes únicamente proviene de tu interior, no de afuera.

Para conseguir conectar con el momento presente y vivir en el aquí y ahora, lo más efectivo, sin duda, es la meditación. Cuando meditamos entramos en un estado pleno de consciencia. Para ello, es necesario estar completamente relajado y centrarse en la respiración. De esta forma, conseguiremos alcanzar el estado de relajación máximo como para que podamos dejar fluir los pensamientos sin agarrarnos fuerte a ellos.

No se trata de no pensar o de negar en absoluto, tienes que dejar que los pensamientos sean libres, pero libres de forma literal. No los ahogues, no te enredes en ellos; acéptalos y déjalos seguir mientras continúas centrado en tu propia relajación. Es casi magia cuando lo consigues porque tu estado anímico cambia de forma radical. Aprenderás con esto a ser consciente del momento presente sin que los ecos del pasado o del devenir te atormenten o paralicen, afectando de forma negativa a tu bienestar.

Como ves, la inteligencia emocional juega un papel fundamental en la felicidad de las personas y es algo que todos podemos trabajar tomando las actitudes correctas y aprendiendo a gestionar nuestras emociones desde la aceptación, consciencia plena y máxima presencia. La meditación es una gran aliada para la conexión con uno mismo y con el instante presente.

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!