Tu casa es uno de los lugares más importantes de tu espacio vital. Esa esfera en la que tu cuerpo y tu mente se sienten en armonía con un entorno que reconoces como propio. Es decir, el hogar es un marco de felicidad existencial en el que fluir desde el presente.

La casa no es un lugar de paso como ocurre cuando, en medio del estilo de vida moderno, una persona no disfruta de la tranquilidad de su hogar porque el estrés y las ocupaciones le impiden relajarse tanto como de verdad merece. El hogar es un espacio en el que vivir sinceramente. Por ello, la idea de practicar mindfulness en casa resulta tan inspiradora para tantas personas.

Practicar mindfulness en casa te aporta la ventaja añadida de la gestión del tiempo puesto que puedes integrar esta rutina en tu lugar de referencia vital. Si vives en compañía, entonces, puedes informar a los demás de cuál es tu momento de meditación para que eviten poner la televisión muy alta en ese momento, por ejemplo. Ten presente que el entrenamiento de la atención consciente requiere de una disciplina que aumenta cuando la ejercitas.

FUENTE: Unsplash/Jared Rice

Elige un lugar cómodo

Así como tienes un lugar para cocinar, una zona de despacho para realizar gestiones de trabajo y un salón para ver tus series preferidas, del mismo modo, es fundamental que establezcas una zona concreta de la casa como la mejor elección para practicar mindfulness. Un lugar cómodo y relajado que identifiques con este hábito.

Durante los agradables días de primavera, verano y parte del otoño, también puedes optar por practicar mindfulness en la terraza o jardín si tienes un espacio cómodo de exterior para practicar esta rutina vital. El entorno exterior resulta especialmente estimulante para propiciar la relajación gracias al efecto de calma que produce el contacto con un espacio natural.

Concreta un horario

Piensa en aquellas rutinas de tu estilo de vida que has interiorizado completamente como un hábito positivo. Has logrado este objetivo al haber encontrado un tiempo concreto para ello. El mejor modo de empezar a practicar mindfulness en casa es elegir un momento, además de un lugar.

¿En qué periodo de tu agenda crees que tienes una mayor disposición de ánimo y de flexibilidad horaria para cultivar la atención plena? Analiza tu agenda de forma realista y concreta un momento que vivas como un regalo personal. Un momento de bienestar pleno en el que poner mayor atención en un elemento tan importante como el control consciente de la respiración.

Ropa cómoda para hacer mindfulness

FUENTE: Unsplash/Lesly Juarez

Para llevar a cabo una experiencia consciente de meditación es muy importante que evites cualquier tipo de distracción o de dispersión mental. Elige prendas de tu armario que se adapten a tu piel de un modo totalmente natural, sin generar ningún tipo de sensación de incomodidad, prendas amplias que no tienen ningún tipo de costura molesta.

Si empiezas a practicar mindfulness y no tienes ropa adecuada para ello, compra algún conjunto que te guste. La moda es una forma de expresión en los distintos ámbitos de la vida al definir un look según la ocasión.

Establece objetivos personales en la práctica de meditación

Como ocurre en el plano profesional, los objetivos te ayudan a concretar esa dirección que vas a seguir a partir de ahora. Pues bien, los objetivos son igualmente importantes cuando comienzas con la práctica de la meditación puesto que te permiten concentrar tu atención en ese fin.

Por ejemplo, puedes concretar qué premio te vas a dar a ti mismo si cumples con tu cita con la meditación durante el primer mes, evitando, de este modo, ponerte cualquier excusa vinculada a la pereza.

Para ser realista y no sentirte desbordado por metas excesivamente altas en un primer momento, es recomendable que fijes un periodo de tiempo muy breve a la practica de la meditación. De este modo, te sentirás más motivado para cumplir esta misión de autoconocimiento.

Cierra los ojos

Por medio de la práctica de la meditación aumenta tu capacidad de atención y concentración vital en el presente. Al inicio de la práctica de la meditación es recomendable que cierres los ojos para evitar los estímulos externos y concentrarte en tu mundo interno.

Con el paso del tiempo, cuando hayas adquirido un hábito a partir de la experiencia práctica del ejercicio de la meditación, tendrás más recursos y resiliencia personal para ejercitar este hábito sin estar tan condicionado por las distracciones externas.

No existe una receta única para meditar. Tú irás encontrando tus propias respuestas por medio del auto-conocimiento obtenido de la experiencia y la práctica. Por ejemplo, puede ocurrir que notes que al cerrar los ojos durante la meditación sientas un efecto de somnolencia. En ese caso, puedes que te sientas más cómodo dejando los ojos abiertos, sin embargo, es importante que el entorno exterior no esté definido por el exceso de luz.

Constancia

Para evitar frustrarte durante la realización de ejercicios de meditación es fundamental que no afrontes este propósito como si fuese un examen en el que la nota depende de un nivel de perfección determinado.

Quienes comienzan a practicar mindfulness suelen sentir los efectos de la atención dispersa y de las distracciones que actúan como un ruido interno que produce incomodidad. Sin embargo, el mejor modo de afrontar este tipo de circunstancia es por medio de la constancia de continuar con el tiempo de meditación.

De este modo, consigues resultados muy positivos porque aprendes a educar tu mente frente a esos pensamientos y sensaciones que alteran tu paciencia durante ese momento. Así, te resulta más sencillo alcanzar este propósito desde un marco de referencia existencial tan vital como tu propia casa.

La meditación y la psicología positiva producen efectos visibles que tú mismo notas en primera persona cuando te das cuenta de que tu actitud es más optimista y te sientes en armonía con el presente (en lugar de estar mentalmente en el pasado o en el futuro). Por tanto, practicar mindfulness en casa es una decisión de inteligencia emocional.

 

FUENTE: Pixabay/Free-Photos

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!