Hacer la compra es algo a lo que la mayoría de nosotros estamos habituados. Hay muchas maneras de ir al comercio a comprar los alimentos y productos que necesitamos. Para conseguir hacer una buena compra estructurada, económica y ordenada, con los alimentos que realmente necesitamos, no podemos dejarnos llevar por nuestros impulsos ni automatismos.

Muchos de nosotros entramos al supermercado con una idea de lo que tenemos que comprar y, sin embargo, acabamos con el carro lleno de la compra. ¿Realmente necesitamos todo lo que compramos? Por lo general, acabamos comprando mucho más de lo que necesitamos, y con alimentos que incluso se nos acaban echando a perder. A lo largo de este texto veremos cómo evitar estas situaciones en las que caemos una y otra vez, siendo poco conscientes de ello.

En las condiciones ideales para hacer una compra no solamente hemos de fijarnos en lo que vamos a comprar, el sitio al que vamos, y cómo nos vamos a organizar para ello. También es importante cuando ya estamos en casa, cómo nos estructuramos las comidas que haremos y la conservación de los alimentos.

Además, seguro que te interesa conocer todos los detalles para ahorrar a la hora de hacer la compra. En la mayoría de las familias la compra supone el principal gasto de la casa. Por lo tanto, esto no es algo que podamos descuidar. Siguiendo los consejos que te vamos a dar observarás como llegas mejor a fin de mes, comes de una forma sana y sin ningún tipo de derroche.

Condiciones ideales para hacer la compra

Fuente: Pixabay/Alexas_Fotos

Hacer la compra de forma eficiente

Otros gastos fijos mensuales del hogar, como suelen ser la luz, la comunidad o el agua, más o menos ya sabes lo que vas a pagar y tienes un control sobre ellos. Sin embargo, el presupuesto que dediques a realizar la compra puede variar significativamente, dependiendo de muchos factores. Por eso te vamos a explicar algunos de ellos para que ahorres no solo dinero en tu compra, sino también energía y tiempo:

  1. Haz una lista de la compra. Dedícale un poco de tiempo antes de salir a comprar a ver qué es lo que necesitas realmente. Es habitual caer en la compra compulsiva y desorganizada, por eso cíñete a lo que hayas especificado, guíate por ella y compra de acuerdo a lo que te hayas propuesto.
  2. No compres con hambre. Está demostrado que ir a comprar con hambre hace que compremos más alimentos que no necesitamos. El hambre te empuja a meter en el carrito de la compra más tentenpies y aperitivos de los que habrías metido sin hambre.
  3. Planifícate en casa. Antes de hacer la compra mira en tu frigorífico y despensa los alimentos que ya tienes y los que necesitas. Organiza tu menú de lo que piensas hacer de comer y compra en base a ello.
  4. Menos visitas al supermercado. Las continuas y rápidas visitas al supermercado harán que gastes más. Lo aconsejable es que vayas cuando lo necesites de una vez. Ahorrándote esos viajes en los que vas a por una cosa y acabas con más de lo esperado.
  5. Atención a las marcas. Pon atención a los productos que disparan los precios dependiendo de la marca. En muchas ocasiones la marca blanca ofrece características similares y una buena calidad, por lo que no merece la pena comprar la marca, ya que lo que estamos pagando es la publicidad.
  6. Elige los alimentos que no estén envasados. Los productos frescos, además de ser mucho más sanos y recomendables, también son más económicos.
  7. Planifica tus viajes al supermercado. Como sabrás, hay días especiales en distintos supermercados donde puedes ahorrarte el IVA o conseguir descuentos en los alimentos que consumes habitualmente. Planifica en qué supermercado puede salirte más económica la compra, dependiendo de lo que vayas a comprar.
Alimentos frescos

Fuente: Pixabay/Mittmac

 Compra y cocina de forma responsable

Es una pena la cantidad de alimentos que tiramos día tras día a la basura. En todos los hogares existe el derroche de alimentos, incluso en aquellos que no se lo pueden permitir. Esto sucede por una mala planificación y organización. Para hacer una compra responsable, debemos saber antes que hay muchos alimentos a los que podemos darle una mayor vida útil. Simplemente hay que prestar atención para conservar bien los alimentos.

Congelar alimentos es una buena estrategia para evitar que se echen a perder y tengamos que tirarlos. Preparar diversas comidas con los alimentos que disponemos, y los que sabemos que les queda poco; es también una forma de ahorrar y de hacer un consumo responsable.

Si vives solo en casa lo más recomendable es que hagas uso de las tres “c”: comprar, cocinar y congelar. Seguramente al vivir solo te sobre comida, no te preocupes si haces más de lo necesario. La comida que has hecho si la guardas en un recipiente y la envuelves bien, en el congelador se va a conservar de forma excelente. Así para otro día que no sepas qué hacer, simplemente tienes que sacarla con tiempo de antelación, la calientas y ya estará lista para consumir.

Cocinar

Fuente: Pixabay/Daria-Yakovleva

Como ves a la hora de hacer la compra intervienen muchos factores a tener en cuenta. No es solo ir al supermercado y elegir lo que más te apetece. Requiere de una planificación y organización. Las condiciones ideales para hacer la compra son que sigas un orden, te planifiques tal y como hemos especificado, y a la hora de cocinar también te administres con los alimentos de los que dispones para no tener que hacer un gran derroche. Esto, sin duda, si lo tienes en cuenta supondrá un gran beneficio para tu bolsillo.

En definitiva, si sigues estos consejos que te hemos dado aprenderás a comprar de una forma responsable. Comprarás productos que realmente necesitas y atenderás mejor a las comidas que haces para no tener que estar constantemente yendo al supermercado.

Tags: , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!