Te invito a reflexionar por un momento acerca del respeto que sientes hacia ti mismo. Piensa en cómo te tratas, y si lo estás haciendo como harías con una amistad por la que tienes mucho aprecio y cariño. ¿Sueles prestar atención a cómo te estás tratando? Sea cual sea la respuesta, la meditación puede ayudarte.

¿Quién es la persona con la que tendremos que convivir para el resto de nuestras vidas? La respuesta es clara: con nosotros mismos. Nosotros somos la persona a la que en primer lugar tendrás que  querer y valorar, porque este pilar representa la clave para obtener la confianza que necesitamos, tanto para relacionarnos con los demás, como para hacerlo con nosotros mismos.

Centramos nuestra energía en lo externo, preocupándonos por cómo nos verán los demás. Por lo general, creamos una imagen acerca de nosotros mismos, una máscara acorde a las situaciones que vamos viviendo. Esta máscara tiene muchas caras y todas ellas nos apartan de una sana autoestima y una confianza en nosotros mismos que necesitamos ejercitar, no ocultar ni evitar.

La honestidad es un componente esencial en nuestras vidas, un ingrediente básico al que nos hace llegar la meditación. Se trata de darnos un voto de confianza, sin culpabilizarnos, ni avergonzarnos por lo que somos. Actuar responsabilizándonos de nuestras acciones, sabiendo que todo tiene consecuencias y que huir de ellas no es la solución. Afrontarlas nos ayudará a ver cada experiencia como un aprendizaje en nuestro recorrido.

 

MáscarasPixabay / josealbafotos

Cómo cultivar tu autoestima y mantenerla en buen estado gracias a la meditación

Se habla mucho de la autoestima, como algo que viene y va y que todos queremos aumentar y conservar. El mundo en el que vivimos está en constante movimiento, los cambios forman parte de nuestro desarrollo y de nuestra existencia; y esto es algo evidente y que todos sabemos. Ahora bien, demos habernos las siguientes preguntas: ¿te quieres?, ¿confías en ti? Si alguna de las respuestas es negativa, tendremos que atender al por qué y así veremos todas las condiciones que nos pones a nosotros mismos para valorarnos y tenernos en buena estima.

Estas condiciones que nos ponemos, son limitaciones que no nos dejan avanzar. Dejamos de tener aprecio hacia nuestro propio proceso vital. Estos sentimientos hacia nosotros mismos han de ser algo incondicional. Al igual que el amor de una madre hacia su hijo.

Estas barreras son las condiciones que nos ponemos para poder valorarnos y las que ponemos también a los demás para apreciarlos y respetarlos. ¿Por qué no comenzamos por el respeto hacia nosotros mismos? La meditación nos aporta la clave para que el proceso, tanto de nuestra autoestima, como el de cultivar el amor hacia nosotros mismos, sea desde dentro hacia fuera y no desde fuera hacia dentro.

 

Flor amarillaPixabay / sweetlouise

No podemos mantener algo tan importante como el valor que nos damos a nosotros mismos, si está en constante cambio dependiendo de las circunstancias. El ilustre filósofo John Locke decía de forma muy apropiada que: “Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias”.

Nuestra felicidad es igual. En el momento que permitimos que esté en constante variación en relación a las causas externas, nos volvemos esclavos de ella. Creemos que tenemos que acumular éxitos, ser competentes, obtener más dinero, conseguir más trabajo, tener pareja, etc., para así obtener la tan ansiada felicidad. Esto, si lo analizamos bien y tomamos conciencia de ello, nos damos cuenta que es un tremendo error.


Al confiar en ti te das la oportunidad de confiar en la existencia

Como ya hemos visto, confiar en nosotros mismos es algo que está en nuestras manos y de nadie más. Esta responsabilidad solo la podemos asumir nosotros. Y, por supuesto, requiere de un proceso, no es algo que venga de buenas a primeras tan solo con desearlo, necesita de ciertos cambios en nuestra vida. Un cambio de actitud y un cambio de perspectiva que, mediante estrategias como la meditación, nos ayudarán a afrontar todo lo que nos impide ser, sin ningún tipo de condición, para poder entablar con nosotros mismos la mejor de las amistades posibles.

Así, nos daremos cuenta de que cómo nos tratamos a nosotros mismos influye directamente en nuestros vida personal, en cómo nos relacionas con los demás. Y es que la honestidad nos aporta una calma y serenidad que se materializa en todas nuestras acciones. Lo que viene a nosotros es producto de lo que hemos cosechado y  no nos queda más remedio que aceptarlo. Luchar contra nosotros mismos o contra lo que las circunstancias van obsequiándonos en forma de experiencia, es hacernos enemigos de nosotros mismo y de nuestra propia existencia.

 

Flor en campo verdePixabay / Pexels

Confiar en nosotros mismos, consiste al fin y al cabo, en confiar en la propia existencia, enfrentar lo que nos depara mediante actitud y honestidad. Escondernos o alejarnos de lo que nos desagrada solo nos servirá para almacenar y acumular resentimiento, el cual nos impedirá ver con claridad cómo cada obstáculo representa una oportunidad única.

Si queremos estar disponible para los demás, ya sea nuestra pareja, familia, amistades y todas las personas que nos rodean, de una forma auténtica, pudiendo ofrecer todo lo mejor de nosotros, ya sabemos que primero debemos de estar para nosotros mismos. Es de vital importancia que alimentemos un estado en el que no nos pongamos condiciones para amarnos y aceptemos que seguiremos siendo la mejor persona que podemos llegar a ser.

Debemos cuidar de los pensamientos, palabras, actitudes y comportamientos que tenemos hacia nosotros, puesto que así es cómo comenzaremos a atendernos y respetarnos hasta llegar a aceptarnos. Siendo amables con nosotros mismos aprenderemos a escucharnos bajo cualquier situación y circunstancia. No olvidemos que somos la única persona con la que estaremos para el resto de nuestra vida, si aprendemos a tratarnos como merecemos por el simple hecho de existir, obtendremos la fortaleza que necesitamos para no volver a sentir la soledad.

Así, la meditación es una herramienta muy poderosa a la hora de reconectar con nosotros mismos, identificar nuestras emociones y aprender a aceptarnos y a respetarnos. Y, por eso, te invitamos a probar el método Crear Salud, que te ayudará a practicar la meditación en tu día a día. Además, este método también te propone algunas claves para nutrirte adecuadamente y llevar una vida activa.

Anímate y prueba la app Sienteque puedes descargar aquí –y empieza a disfrutar de los beneficios de la meditación. Se trata de una metodología muy sencilla, que te abrirá las puertas del mindfulness y la psicología positiva, para mejorar tu bienestar, sentirte mejor contigo mismo y en definitiva, ser más feliz.


Tags: , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!