El bienestar, al igual que la felicidad, es un deseo universal. Sin embargo, existen factores que pueden condicionar cómo se siente una persona. Los pacientes de fibromialgia experimentan molestias que afectan sobremanera a su calidad de vida. 

Uno de los síntomas que puede experimentar el paciente es el cansancio habitual, un cansancio que en este contexto no es la consecuencia de la actividad previa. Se trata de un cansancio que puede tornarse crónico y frecuente en quien lo sufre.

Mindfulness y fibromialgia

El nivel de cansancio y la sensación de agotamiento que tiene la persona no es proporcional a la actividad realizada en la rutina previa. Si padeces fibromialgia siempre debes seguir las indicaciones del especialista que te atiende, puesto que la atención personalizada es muy importante. Ya que más allá de las observaciones generales sobre la fibromialgia, cada paciente es único. Esta es una enfermedad que puede alterar de forma visible la rutina habitual del afectado por los síntomas y las molestias.

¿Cómo minimizar algunos de los síntomas asociados a este diagnóstico? Existen recursos que pueden ayudarte a elevar el nivel de resiliencia ante las dificultades que plantea esta enfermedad. Por ejemplo, el mindfulness.

El cuidado personal y la búsqueda del bienestar no solo implica poner el punto de atención en la parte corporal, sino también, en el bienestar anímico. Ten presente que la fibromialgia es una enfermedad que también afecta al estado de ánimo. Por ejemplo, la persona puede sentir tristeza, cansancio anímico y ansiedad.

La atención plena potencia la salud y la alegría

A través de la práctica de la atención plena y la meditación, la persona puede adoptar una nueva forma de situarse ante esta circunstancia. La práctica de la atención plena produce un efecto terapéutico que en algunos casos complementa el tratamiento del paciente. La persona puede sentirse especialmente vulnerable ante la incertidumbre de aquello que trasciende a su propio control y que influye en su bienestar.

Es decir, quien sufre fibromialgia también puede aprender nuevos hábitos con los que cuidarse. La experiencia del mindfulness eleva el nivel de relajación y esto incrementa el bienestar del paciente puesto que el cultivo de la paciencia es un elemento de resiliencia frente a las posibles dificultades de la fibromialgia.

El paciente experimenta un proceso de autoconocimiento personal por medio del aprendizaje asociado a la práctica del mindfulness al dedicarse un espacio de presencia consciente. Estos ejercicios resultan medicinales para el ánimo de algunos pacientes porque ayudan a fortalecer el pensamiento positivo en el presente.

A través de este enfoque, el paciente que aprende este método de atención plena conecta de forma significativa con el aquí y el ahora. Este complemento de apoyo puede ofrecer un alivio terapéutico. Sin embargo, recuerda que cada paciente de fibromialgia es diferente. Consulta siempre tus posibles dudas sobre salud con un experto. 

 

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!