Cuando se trata de conseguir el bienestar vital, una buena salud es una premisa innegociable. En este sentido, todos podemos tener claro que la pérdida de peso va a resultar útil para disfrutar de un modo de vida saludable. Ten en cuenta que la obesidad conlleva problemas cardiovasculares y circulatorios, entre otros, por lo que conviene reducirla en la medida de nuestras posibilidades.

En este aspecto, hay distintas dietas que puedes seguir para perder esos kilos que te sobran. Hoy te presentamos una de ellas. Presta atención, pues podría interesarte.

La dieta cetogénica

Te presentamos, si quieres eliminar esos kilos que te sobran, la dieta cetogénica o Keto (por su denominación en inglés: keto diet). Se trata de una dieta que favorece un adelgazamiento rápido y eficaz. Como en todos estos planes de nutrición, te recomendamos que, si te decantas por este en concreto, te pongas en mano de un dietista o nutricionista que supervise tus condiciones y tu manera de afrontarlo.

A grandes rasgos, esta dieta se basa en una disminución de los hidratos de carbono que consumes a diario paralela, en compensación a la anterior reducción, a un incremento de la presencia de grasas en tu alimentación cotidiana.

Esta desproporción de los macronutrientes va a generar un contexto similar al ayuno. Como no se aportará esa glucosa propia de los hidratos de carbono que nuestro organismo requiere como combustible, se agotarán las reservas de glucógeno. Esta circunstancia provocará que, como fuente de energía prioritaria, se quemen las grasas en el hígado.

Estos procesos de cetosis dan lugar a la proliferación de las cetonas o de los cuerpos cetónicos, que se convertirán en las fuentes de alimentación de los músculos, del cerebro y del resto de órganos.

 

¿Cómo configurar los menús de la dieta cetogénica?

En primer lugar, has de tener en cuenta que variarán las proporciones del consumo de macronutrientes habituales. Mientras que en una dieta normal casi la mitad de los que tomas han de ser hidratos de carbono, ahora bajarán al 5-10 %. Las proteínas se quedarán en el 30-35 % y las grasas representarán un 60 %. Si no queremos perder demasiado tono muscular, tendremos que incrementar el consumo de proteínas.

En cuanto a los alimentos que han de formar parte de esta dieta, apunta los siguientes:

– Los vegetales que llevan pocos carbohidratos.

– Los pescados azules con abundantes grasas poliinsaturadas.

– Los embutidos y la carne.

– La mayonesa y los huevos.

– Los derivados de la leche grasos.

– Las semillas y los frutos secos.

– Los aceites.

– Las especias y la sal.

Por lo que respecta a los que no deberás incluir, presta atención a estos:

– Las frutas.

– La pasta, el pan, la harina y el arroz.

– Las patatas.

– Los cereales.

– Las legumbres.

– La repostería dulce.

– Las bebidas azucaradas y gaseosas.

– Los procesados con grasas trans.

Esta dieta no tiene efectos secundarios, pero, si quieres evitar el temido efecto rebote, te aconsejamos que la sigas y la abandones de una manera gradual.

En definitiva, sigue la dieta cetogénica y perderás peso eficazmente y sin dejar de comer lo que te gusta.

 

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This