Seguro que tú también recuerdas aquellos años de instituto y de universidad en los que estudiabas a los más eminentes psicólogos. Si piensas en ello, te vendrán a la mente nombres como Freud o Skinner, esos científicos que estudiaban el lado oscuro de la mente humana, aquellos rasgos de nuestro ser que causan dolor y trastornos. En definitiva, todo lo malo que perjudica al ser humano

Pues bien, esto no nos interesa, así que tranquilo.

Preferimos centrarnos en lo bueno, en las cosas extraordinarias que tenemos cada uno de nosotros; en esas emociones que nos causan paz y bienestar. Así surgió la Psicología Positiva, y hablaremos de ella usando los pilares emocionales que la caracterizan.

 

Pilares emocionales sobre los que se fundamenta la Psicología Positiva

Sé optimista, siempre. El futuro aún no está escrito y en tu presente tienes las herramientas necesarias para hacer del porvenir algo positivo. Pensar en que todo irá bien, ayudará a que así sea.

Haz de la adversidad una forma de adaptar tu vida para ser más feliz. Esta etapa es muy importante cuando se trata de personas jóvenes. Las experiencias pueden marcar sus vidas de una forma determinante.

Haz las cosas que te gustan y con las que más disfrutas. Eso te garantiza una gran satisfacción.


La felicidad llega de la mano del bienestar y los sentimientos positivos. Seguro que ya lo sabías, ¿verdad?

Sé creativo en todo lo que haces y/o piensas (uno de los ejercicios de mindfulness).

Aprende a reír, el buen humor es muy importante. Cuando nos reímos de las adversidades, la importancia de estas disminuye, ayudando con ello a encontrar de forma rápida una solución. Y además, es muy bueno para tu salud.

Aprende a controlar tus emociones y las de los demás. Conócete bien a ti mismo y, después, al resto de personas de tu vida. Aquí te ayudará mucho usar la meditación.

 

Cómo superar las distracciones a la hora de meditar

En el mundo actual es de vital importancia llevar una vida saludable en todos los aspectos, una buena salud física y psicológica nos llevarán a una calidad de vida óptima, y una buena manera de lograrlo es con la práctica de la meditación.

Es posible que a lo largo de tu vida hayas escuchado infinidad de veces esta palabra, y seguro que ha despertado tu interés, te has informado, te ha atraído, e incluso puede que hayas intentado hacerlo en casa, pero siempre por una cuestión u otra nunca has llegado a dedicarle el tiempo necesario.

Vamos a hablar un poco sobre cómo meditar: el valor añadido que tu mente, cuerpo y vida necesitan.

La meditación es básicamente una forma de concentrarse y poner atención en algo, hacer que nuestra mente no se disperse en mil cosas a la vez y poder dominarla. Para ello debemos conocer nuestra mente.

Hay muchas técnicas de meditación, pero en todas el primer requisito para llevarla a buen término es no distraerse, por eso la gran importancia de estar presente, en calma, dejar que la tranquilidad y la paz sean lo que surge de nuestro cuerpo de forma natural.

Son muchos los elementos que distraen nuestra mente, lo sabemos, y sabemos que al principio es también difícil, pero en el momento en que logres una meditación correcta esos pensamientos, que en su mayoría son perjudiciales, desaparecerán dejando únicamente las emociones positivas.

Gracias a la meditación conocerás a la perfección tu mente y sus diferentes estados emocionales, y podrás crear el entorno adecuado donde pueda descansar de todo aquello que no es necesario para una óptima calidad de vida, darle la estabilidad que siempre está pidiendo a gritos.

 

Técnicas de meditación para vencer el aburrimiento y la frustración

Como hemos dicho, hay muchas técnicas de meditación, tan solo has de encontrar la que más se ajuste a tu estilo de vida, a tu personalidad, o elegir unas cuantas que te gusten y sepas que van a dar una mayor estabilidad emocional a tu vida. Eres tú quien decide cómo meditar.

Una de las técnicas de meditación más interesantes es la denominada meditación trascendental. Es de una gran sencillez pero de extraordinaria eficacia, y es esa sencillez la que la hace tan natural, y por tanto la mejor forma de conseguir un perfecto funcionamiento de cuerpo y mente.

Otra de las prácticas de meditación más usadas y más conocidas en los últimos años es el mindfulness, o también conocido como atención plena o consciente. En los ejercicios de mindfulness conseguirás tomar conciencia total de la experiencia en tu momento presente, es decir, en la forma de moverte, en cómo te sientes físicamente, en tu estado emocional en ese instante, y de cómo respondes ante cada momento de tu vida. Con todo ello consigues ser creativo, honesto contigo mismo, vivir la vida despierto y tomando siempre la iniciativa.

En el mindfulness, básicamente aprendemos a tomar verdadera conciencia de cada momento, sin permitir que nuestra mente y nuestros pensamientos estén dispersos en otras cosas.

 

¡Empieza a meditar!

Terminemos dando unas primeras pinceladas para que comiences a meditar en tu propia casa. Verás lo sencillo que es y los beneficios que te aporta:

– Encuentra el lugar adecuado, lo más tranquilo posible, que esté ordenado, limpio y tenga el menor ruido posible (si está completamente insonorizado, mejor que mejor).

– Elige el momento perfecto, y si puede ser, repítelo cada vez para ir creándote el hábito. Se recomienda a primera hora de la mañana porque tu mente estará fresca y será más sencillo.

– Adopta una posición en la que estés cómodo. Para empezar, se recomienda estar sentado, más adelante podrás probar con la clásica posición de loto, pero es fundamental que te encuentres bien en esa posición (recuerda que estarás varios minutos seguidos).

Conecta tu mente. Cierra los ojos y céntrate en tu respiración. Comienza por cinco minutos y ve aumentando cada día.

La meditación durará todo lo que tú quieras, pero te aseguramos que con unos pocos minutos al día ya comenzarás a sentir que tu mente está más abierta y receptiva, que tu energía va en aumento y que, en líneas generales, te sientes mejor.

Medita, tu cuerpo y tu mente lo agradecerán, y puedes encontrar la guía que necesitas para ello en el método Crear Salud, que, además, no solo trabaja con la meditación y la atención plena, sino que también busca fomentar una correcta nutrición en las personas, así como una vida activa.

Prueba la app Siente -que puedes descargarte aquí- y haz que se convierta en la mejor compañera de viaje por el mundo de la meditación. Esta aplicación trabaja con una metodología muy sencilla, que te enseñará las claves del mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar y, en definitiva, llevar una vida más feliz.

 


Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!