La meditación puede tener una incidencia más que positiva en la educación. Ciertamente, poco a poco se está notando una mayor afluencia de centros educativos en los que se promueve esta práctica para mejorar los resultados académicos de los diferentes alumnos.

Por este mismo motivo, los padres y profesores están adoptando rutinas de meditación que transmiten a los pequeños para mejorar su comportamiento y sus capacidades intelectuales. No obstante, esto sigue siendo algo bastante desconocido. Así pues, en este artículo, vamos a profundizar en esta idea.

FUENTE: Unsplash/Daniel Mingook Kim

¿Qué es la meditación?

Cuando meditas, estás tratando de entrenar tu mente y de inducir una forma de conciencia en ti para beneficiarte o para poder llegar a contenidos mentales sin sentirte identificado con ellos.

Cabe destacar que este término hace referencia a una gran cantidad de prácticas en las que se agrupan diferentes métodos que buscan el alcance de la relajación, paciencia, estado de perdón y/o desarrollo de la compasión. 

De esta manera, cuando meditas puedes conseguir que tu mente se centre en aquello que te preocupa pero como si lo vivieses en tercera persona. Por tanto, resulta más sencillo solucionar dichas preocupaciones y desarrollar mecanismos que te permitan afrontar mejor estas situaciones.

Meditación y educación: ¿cómo se influyen?

Lo primero que debes tener claro es que la meditación consiste en un método de educación en sí. Es decir, a través de la meditación cualquier persona puede aprender a desarrollar su inteligencia emocional. Por tanto, esto supone un método más que efectivo de aprendizaje acerca de tu parte emocional.

Y, precisamente por esto, resulta muy ventajoso utilizarlo en la educación reglada y en la educación en el hogar.

En primer lugar, la meditación permite eliminar el estrés emocional. Algo con lo que cada vez menos personas saben lidiar. Dicho estrés es muy peligroso ya que puede derivar en apatía, depresión, insomnio, mal humor…

Por otro lado, constituye un mecanismo muy útil para evitar efectos perjudiciales sobre la salud. Además, de influir positivamente a la hora de prevenir las enfermedades que afectan al funcionamiento cerebral. 

Por tanto, lo ideal es que entiendas este hábito o técnica como una forma efectiva y sencilla de desarrollar de manera plena el potencial de tu cuerpo y de tu mente.

Ventajas de la meditación para la educación

Existen muchísimas ventajas que se derivan de la meditación en la educación tanto reglada como parental. Que los niños mediten supone beneficios notables para ellos y para todo su entorno.

Es bastante común hoy en día ver a niños maleducados, gritones, rebeldes y desobedientes. Ciertamente, todo ello son etapas por las que toda persona pasa a lo largo de su desarrollo. Sin embargo, en los últimos tiempos parece que este tipo de actitudes proliferan de forma más común.

Esto ocurre, en muchos de los casos, porque los más pequeños de la casa no saben gestionar sus emociones. Y esto les lleva a una acumulación de sensaciones confusas y complejas que no saben cómo afrontar.

De esta manera, cuando este cúmulo es demasiado grande, explota y te montan una escena, te desobedecen, te gritan, te insultan e incluso pueden llegar a agredirte si no se controla correctamente la situación.

Pues bien, la meditación podría ayudarte a ti a evitar todas estas situaciones violentas e incómodas a la vez que tu pequeño se ve beneficiado. Así pues, vamos a dividir estas ventajas en las que se observan en el entorno escolar y las que se observan en el contexto del hogar. 

Entorno escolar

FUENTE: Unsplash/pan xiaozhen

Si te pones en la piel de un niño descubrirás que el entorno escolar no siempre es fácil para ellos. Tendrán que convivir diariamente con muchísimos niños y niñas cada uno con sus enseñanzas y valores que, en ocasiones, pueden entrar en conflicto.

Así pues, promover la meditación en las aulas puede ayudar a desarrollar la inteligencia emocional de los más pequeños pudiendo encarar de mejor forma las afrentas con sus compañeros.

Esto, además de ser algo muy fácil y agradable, traerá sumas ventajas en la convivencia como, por ejemplo:

1.- Dinamismo, vitalidad y energía: ya que esta técnica entrenará sus habilidades imaginativas y de concentración.

2.- Mejora de los resultados académicos: gracias a la potenciación de las habilidades de concentración y memoria que se consiguen gracias a la meditación.

3.- Reducción del bullying: ya que, a la hora de afrontar los conflictos, los pequeños tienen un mayor rango de actuación. La meditación fomenta la empatía y la comunicación, por lo que los conflictos se solucionarán de forma pacífica. Y, en caso de que se den estas situaciones de acoso, el alumno víctima estará mejor capacitado para saber cómo actuar.

En el entorno parental

Aunque es cierto que los niños pasan muchísimas horas en el colegio, la mayor parte del tiempo lo pasan en casa con sus padres. Por este motivo, fomentar la meditación en el hogar puede mejorar mucho el comportamiento del pequeño. 

Seguro que conoces los casos en los que los niños se portan de manera excepcional en el colegio pero son desobedientes e irrespetuosos en sus hogares o en lugares públicos a los que van con sus padres. Pues bien, ante esto, la meditación puede ser una gran vía de mejora del conflicto.

Hacer que tu hijo medite diariamente en casa puede traer muchísimas ventajas que mejorarán la convivencia en el hogar tales como:

1.- Mejora de la comunicación: tu hijo sabrá cómo se siente y sabrá cómo hacértelo saber. Por tanto, no se dará lugar a pataletas o “venganzas” mediante la desobediencia.

2.- Entorno familiar apacible: seguro que lo que te apetece al llegar a casa es la tranquilidad y amor propios de la familia. Pero claro, los niños no siempre permiten esto.

Aunque, en muchas ocasiones, la intranquilidad se deba a la imposición de disciplina, al menos te ahorrarás estos momentos estresantes cuando se deban a la frustración de tu pequeño, ya que esta será manejada por él mismo con total normalidad.

Mejora la calidad de vida de tu pequeño

Practicar la meditación aumentará tu calidad de vida pero, sobre todo, mejorará la de tus niños. Saber controlar e identificar las emociones es algo muy importante que muchos adultos no saben cómo hacer. Así pues, si incluyes el hábito de la meditación en su rutina, a la larga le harás un gran favor.

 

FUENTE: Pixabay/lenkafortelna

Tags: , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!