Hoy en día, la mayoría de las personas están cargadas de responsabilidades y de un estrés continuo, a causa del frenético ritmo de vida y de las obligaciones del trabajo. Muchas personas se ven sobrepasadas por las situaciones cotidianas y, entonces, aparecen los ataques de ansiedad.

Pero ¿cuáles son los síntomas de esta enfermedad? ¿Cómo nos podemos dar cuenta de qué es un ataque de ansiedad y no otro tipo de afección? Esta viene acompañada de varias señales físicas que nos avisarán de lo que está ocurriendo, como palpitaciones, sudoración, opresión torácica, náuseas, mareos, desmayos, escalofríos y hormigueos, entre otras cosas.

Causas del ataque de ansiedad

La causa física de un ataque de ansiedad se debe a que la amígdala se hiperactiva cuando reconoce una situación de peligro, produciendo todos los efectos que se han nombrado anteriormente. Por zonas geográficas, las que tienen mayor densidad de población o con conflictos armados son donde más ansiedad se produce y en edades bastante tempranas, que rondan entre los veinte y treinta años. Las principales causas son la genética, circunstancial, el consumo de drogas, o experiencias vitales significativas.

  • Las causas genéticas se refieren a la herencia de la ansiedad a través de familiares cercanos. Por lo que, si alguno de los padres la padecía, el hijo puede experimentar también sus efectos en una situación límite, incluso si no lo hace normalmente.
  • Las circunstanciales se refieren a hechos traumáticos, como un accidente de tráfico, el fallecimiento de un familiar o un atentado. También se le puede llamar estrés postraumático, y tiende a desaparecer cuando el problema se soluciona, o pasa mucho tiempo desde la situación trágica, ayudando a la recuperación de la persona.
  • El consumo de drogas, como el LSD o el éxtasis, tienden a los ataques de ansiedad como efectos secundarios, entre otros. Aunque no solo este tipo de drogas puede producir esta sensación, productos tan indefensos como el café o el té causan nerviosismo, llegando a veces a la ansiedad en determinadas personas que son más sensibles a estas bebidas con teína y cafeína.
  • Las experiencias vitales significativas son también causa de este trastorno, aunque no llegan a ser traumáticas. No tienen que ser solo cambios negativos en nuestra vida, como un despido, o la ruptura de una relación amorosa. También hay experiencias positivas, como un embarazo, un ascenso en la empresa, o la compra de una casa, que nos pueden generar cierta angustia. Hay que tener en cuenta que el ser humano es un animal de costumbres y toda alteración en su vida genera miedo e incertidumbre, teniendo como causas los ataques.

Hay que pensar que uno no es el único que sufre de ansiedad, pues hay muchas personas que pasan por lo mismo. De hecho, según la Sociedad Española de Psiquiatría, una de cada 10 personas ha padecido esta enfermedad en algún momento de su vida. Esto se puede convertir en un problema si estos episodios se repiten frecuentemente.

Tipos de ansiedad

Para enfrentarse al ella, primero hay que saber qué tipo de ansiedad se padece, para poder dar una solución mejor. Son cinco los principales modelos:

  • El trastorno de ansiedad generalizada es una tensión crónica cuando no hay causa aparente para que aparezca y dura como mínimo seis meses.
  • El ataque de pánico surge de repente y es agudo, con lo que el paciente cree que puede morir y experimenta una sensación de alerta.
  • El trastorno fóbico es temor irracional ante un objeto, situación, o actividad, evitando lo que produce miedo, como la aversión a volar, a los espacios abiertos o los payasos.
  • El obsesivo compulsivo se traduce en pensamientos o acciones no voluntarios que la persona no puede dejar de hacer, porque si así ocurriera, esto le generaría ansiedad. Son actos repetitivos e innecesarios.
  • El estrés postraumático es el conjunto de secuelas psicológicas tras un trauma emocional, como una violación, una guerra o un abandono. Sus consecuencias más directas son las pesadillas, los recuerdos persistentes de la fatal vivencia y el poco interés por la vida cotidiana y actual. Es como si el sujeto se hubiere quedado anclado a la situación terrible que vivió y no pudiera salir de allí.

La mejor terapia para acabar con la ansiedad

La psicología positiva ofrece la mejor terapia para solucionar este problema y llevar la paz a nuestra vida, tomando el control de las situaciones. Así, se centra en el bienestar psicológico a través de la felicidad y encontrando las virtudes y fortalezas de cada persona. Hay cuatro modelos principales de psicología positiva dependiendo de su foco de atención.

  • Así, podemos hablar del modelo FORTE, que se centra en equilibrar las fortalezas, conociendo el grado de cada una para usarlas estratégicamente, mejorando así el bienestar.
  • Continuamos con el modelo FLOW, que explica cómo organizar las actividades para fomentar el disfrute y el rendimiento.
  • El modelo PERMA se centra en cinco componentes que hacen felices a las personas, como son las emociones positivas, el compromiso, las relaciones positivas, el sentido y el logro.
  • Y por último, el modelo de ampliación, que fundamenta las emociones en dos pilares: que las emociones se asocian a acciones y que tienen como resultado acciones.

También se pueden utilizar técnicas como la relajación guiada, con la que a través de música relajante y sentándonos o tumbándonos en un sitio con ambiente tranquilo, lograremos disminuir la tensión muscular, la frecuencia cardíaca y respiratoria y la presión arterial.

La meditación es otra técnica parecida a la anterior. En ella, se fija la vista en un punto fijo, intentando que las distracciones desaparezcan. Después se deja que los pensamientos surjan sin juzgarlos y se crean imágenes positivas sobre uno mismo. Para terminar se cierran los ojos en completo silencio durante unos instantes.

Hay muchas opciones para evitar la ansiedad, ¡así que escoge una y no dejes que pueda contigo!

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!