Vivimos en una sociedad que nos exige muchísimo y esto nos genera una frustración constante. Nos sentimos obligados a encajar en distintos cánones estéticos, a cumplir las expectativas de otras personas y a sentirnos realizados si alcanzamos las metas más altas, independientemente de que estas metas las hayamos trazado nosotros o no. En este contexto, las crisis de ansiedad cada vez son más frecuentes y no es extraño que esto suceda.

Nos exigen ser los más guapos, los más altos, los más ricos, los más premiados en nuestro trabajo… y en las relaciones personales la situación no varía porque también en nuestras relaciones familiares y de amistad tenemos que ser los mejores. Nos pasamos la vida compitiendo y lo hacemos en una carrera que no tiene fin. ¿Eres feliz así?

Las consultas de los psicólogos y de los médicos en general están llenas de personas que presentan síntomas de depresión. Son personas que están enfermas, pero no porque tengan una dolencia física u orgánica, sino porque sienten una angustia en el alma y porque tienen graves problemas de autoestima que terminan somatizando en trastornos físicos.

La aceptación para progresar y ser tratados mejor

El primer paso para mejorar nuestras vidas y nuestras relaciones con los demás es la aceptación. Debemos aceptar que no somos perfectos y que no pasa nada por tener imperfecciones. De hecho, nadie es perfecto, ni nosotros ni los demás. Aceptar nuestras limitaciones y nuestros fallos nos permitirá aceptar también a los demás, y, si nos sentimos bien y nos mostramos más tolerantes, automáticamente, mejoraremos nuestras relaciones con los demás.

Seguramente estés pensando que todo esto suena muy bien, pero ¿cómo se consigue la aceptación? Evidentemente, no podemos levantarnos una mañana y pretender que nuestra vida sea perfecta, pues incluso así nos estaremos imponiendo condiciones para sentirnos bien, las cuales, si no las cumplimos, nos llevarán a la frustración.

El aceptarse a uno mismo es un proceso largo de aprendizaje aunque, afortunadamente, contamos con herramientas que nos ayudarán a lograrlo. La meditación es muy útil en este sentido: para potenciar la autoestima y la aceptación.

La autoestima baja merma nuestra capacidad para relacionarnos con los demás y esto retrasa nuestro progreso.

  • ¿Cómo quieres encontrar un buen trabajo si no eres capaz de relacionarte con personas que te abran puertas?
  • ¿Cómo quieres destacar en una profesión si no te sientes capacitad@ para demostrar frente a tus compañeros todo lo que sabes?
  • ¿Cómo quieres encontrar pareja si no sales y te exhibes al mundo y muestras la persona maravillosa que eres?

Tal vez no tengamos muy claro cuál es la fuente de la felicidad, y la felicidad sea un concepto muy particular para cada uno. Pero la base de la infelicidad sí que la conocemos y se trata de la falta de aceptación y la baja autoestima.

Meditar para aumentar la autoestima

La Psicología Positiva nos enseña que tenemos un regalo inmensamente grande y valioso que es nuestro momento presente. Si supiéramos darle al momento presente el valor que se merece, nuestra vida sería mucho más sencilla y hasta gozaríamos de mejor salud.

Sin embargo, nos cuesta centrarnos en el ahora. Estamos continuamente pensando en el futuro, en obligaciones que aún no han llegado. Consecuencia de esto es que no disfrutamos la vida y que terminamos con un estrés que repercute negativamente en nuestra salud y en nuestras relaciones con terceros.

El futuro y el pasado nos amarran y nos limitan, pero no vemos el presente. Paradójico, porque es en el presente, en el “ahora”, cuando podemos actuar.

Mucha gente necesita acudir a terapia familiar porque las relaciones familiares se resienten y a menudo son desastrosas. Pero cualquier problema familiar tiene como base la misma realidad, que es una baja autoestima y una falta de aceptación.

Si tomamos consciencia de nuestras limitaciones y, lejos de torturarnos por ellas, nos queremos lo suficiente para valorar nuestras virtudes, nos sentiremos bien con nosotros. Es de humanos tener fallos y, además, estaremos aceptando que los demás también pueden equivocarse, lo cual hará que mejoremos nuestras relaciones.

A través de la meditación guiada puedes practicar y aumentar poco a poco tu autoestima.

Aquí te dejo unos ejercicios muy prácticos:

Antes de practicar la meditación, debes ponerte cómodo. Debes buscar un lugar donde nadie te moleste y donde no haya ruidos y eliminar toda fuente de estrés. Si llevas ropa incómoda, busca otra más confortable. Si te sientes sucio o tenso, date una ducha.

No tengas tareas pendientes que puedan interrumpir tu meditación o alterar tu concentración.

Tienes que aprender a respirar; para ello, inhala aire profundamente y exhala con tranquilidad. Repítelo tantas veces como necesites. Y concéntrate mientras en la respiración y en tus latidos.

Piensa en escenas de momentos de tu vida en los cuales te sentiste mal. Visualiza cada escena y recuerda cómo saliste airoso de estas circunstancias. Si saliste mal parado, no te preocupes. Analiza cómo actuaste y piensa que estás aquí para aprender.

Intenta eliminar todo pensamiento negativo. Introduce solo pensamientos positivos. Repítete a ti mismo que puedes ser feliz, que tienes todo para lograrlo.

Piensa que eres libre para ser la persona que realmente deseas ser. ¿Qué te lo impide? ¿Cómo hubieras actuado en esas situaciones anteriores si hubieras sido la persona que deseas ser? Siente la escena, hazla tuya. Tú puedes ser esa persona.

Contémplate sin miedos y sin timidez. ¿Te ves? Tú puedes ser así. Esa persona eres tú.

Practica cada día estas y otras pautas de la meditación guiada y ve asimilando cada día que tú puedes ser quien quieras ser. De esta manera, mejorarás tu autoestima y lograrás mejorar tu relación con los demás.

Si te interesa aprender más acerca de la Psicología Positiva y de cómo esta puede ayudarte a mejorar tu vida, ponte en contacto con profesionales y comienza a experimentar importantes cambios en tu vida.

Aceptarte a ti mismo es el primer paso para que otros puedan descubrirte, valorarte y apreciarte como mereces. ¿A qué esperas para liberarte de tensiones inútiles? Comienza a ser tú mismo.

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!