La paciencia es una capacidad que, si logramos cultivarla, nos aporta experiencias únicas. Gracias a la meditación es posible ejercitar la paciencia, ya que nos enseña a transitar tanto por lo agradable como por lo desagradable, abriéndonos a la aceptación y a la confianza. Esta disposición mental es hacia lo que nos prepara el acto de meditar para que abracemos con plena humildad cada experiencia.

Por cómo hemos ido evolucionando los seres humanos, actualmente, en este mundo lleno de distracciones y la urgencia de tantas tareas por realizar, el ritmo frenético se apodera de nosotros, y nuestro comportamiento ‘yendo de un lado para otro, terminando una cosa y comenzando inmediatamente otra’…Todo ello hace que vivamos acelerados. Al no poder dedicar tiempo a la reflexión y a admirar el profundo valor de las personas y de cada situación, perdemos la esencia de cada experiencia. Es urgente cambiar esto.

https://pixabay.com/es/users/voltamax-60363/

Voltamax/Pixabay

Generalmente, vivimos ‘más fuera que dentro de nosotros’. Nos olvidamos de atendernos, de cuidarnos y de cultivar valores que nos permitan querernos y apreciarnos. Nuestra autoestima se ve mermada ante este descuido, y ¿qué sucede entonces? Entramos en el juego peligroso de la envidia y la competitividad haciendo de nuestro mundo un lugar hostil y despiadado donde solo puede ser “feliz” quien más tenga o quien más haya conseguido.


Cultivar la paciencia bajo este contexto es algo complicado, ¿no crees?. Por eso, resulta necesario una ayuda extra. La meditación es una de las estrategias que más recursos puede aportarte para que comiences a adquirir y ejercitar tu paciencia. Y ¿Por qué ibas a querer tener una mayor paciencia en tu vida?, ¿merece la pena el esfuerzo? Estas cuestiones son las que iremos desvelando a lo largo del texto: el valor de la paciencia y cómo desarrollarla gracias a la meditación.

¿Por o para qué cultivar la paciencia?

Esto es algo sobre lo que debemos de reflexionar antes de nada: para qué queremos adquirir más paciencia y para qué nos sirve en nuestro día a día. Seguramente con lo que vives a diario se te ocurren muchas respuestas. Vamos juntos a reflexionar sobre este aspecto…

La paciencia nos sirve para mantener la calma ante situaciones adversas o, incluso, favorables. Los nervios suelen ser un acompañante no muy recomendable que nos hace que vivamos cada situación con ansiedad. Mantener la calma y la tranquilidad ante ciertas circunstancias para no caer en las profundidades de la ira y el enfado desproporcionado, es algo que a todos nos conviene. Solemos arrepentirnos de haber sacado las cosas de quicio o haber actuado de manera alterada, al dejarnos llevar por los impulsos, sin pararnos ni un segundo a reflexionar sobre lo que estamos haciendo.

https://pixabay.com/es/users/Comfreak-51581/

Comfreak/Pixabay

La paciencia nos dota de estas armas tan valiosas que nos ayudan a controlar los nervios e impulsos del momento. Hay personas que consiguen esto con una gran facilidad. Pero, cuidado, no hay que confundir paciencia con indiferencia o pasividad. No es lo mismo… Ser paciente es una capacidad activa, esto significa que las cosas nos afectan, pero no nos dejamos llevar por lo que ocurre, aprendemos a pararnos y pensar antes de actuar.

Estamos acostumbrados en nuestras vidas a las prisas y es fácil que nos impacientemos hasta que ocurran las cosas que esperamos. El valor de la espera nos ayuda a mantener la concentración sin que nos desesperemos y sin que nos preocupemos más de la cuenta. Para fortalecer estos aspectos y adquirir una mayor paciencia la meditación es un recurso excelente, que nos ayuda a adquirir esta actitud ante la vida.

Adquirir paciencia a través de la meditación

Cuántas peleas, cuántos enfados, malentendidos y sufrimiento has vivido debido a no haber sabido tener paciencia. Posiblemente como la mayoría, ya que esto es algo que no nos han enseñado.

Queremos las cosas de inmediato, cuanto antes: resolver un problema, saber las notas de un examen, conseguir un trabajo, tener pareja, una respuesta, etc. Son tantas las situaciones en las que se pone a prueba nuestra paciencia, y son tantas las veces que hemos necesitado de esta paciencia para hacer las cosas bien, que no es de extrañar que veamos esta capacidad como una virtud inalcanzable.

Pero, ¿sabes lo bueno?, que esta capacidad depende totalmente de ti poder ejercitarla. Con la meditación puedes obtener la base que necesitas para ser más paciente en tu vida cotidiana. La clave para poder conseguirlo está en el autocontrol, para no dejarte llevar por los impulsos, y la relajación, para que los nervios no se apoderen de ti.

Mediante la meditación podemos adquirir estos hábitos que nos ayudan a ser más pacientes. La respiración nos servirá de guía para mantener la calma ante situaciones en las que necesitamos inmediatamente recobrar el sentido común y volver a nosotros, para no perder el control.

https://pixabay.com/es/users/PIRO4D-2707530/

PIROD4D/Pixabay

En definitiva, la paciencia puedes cultivarla, y podemos asegurarte que sus frutos te sorprenderán. Como verás,  aprender a ser paciente te transforma en una persona más justa, calmada y equilibrada. Cuando vayas adquiriendo paciencia comprobarás como cambia tu actitud ante las circunstancias, tu mente estará más calmada, por lo que podrás vislumbrar todo con una mayor claridad.

Tal y como nos muestra Carl Gustav Jung: “Incluso una vida feliz no puede estar libre de un grado de oscuridad y la palabra “feliz” perdería su significado si no fuera balanceada por la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas conforme se presentan con paciencia y ecuanimidad”.

Las dificultades y los obstáculos que se presentan en nuestras vidas, los vemos de forma diferente a través de la paciencia. Transformamos esa inquietud que habitualmente nos domina, en serenidad; para aceptar las cosas tal y como son, y obtener los aprendizajes a los que nos lleva cada experiencia. La espera paciente nos hace que dejemos que la tormenta pase, para dar lugar a la floreciente primavera.

No esperes obtener resultados de inmediato, el fruto de los resultados viene tras cosechar esfuerzo, adquirirás la paciencia y la desarrollarás conforme la vayas ejercitando en tu vida.

En conclusión, la meditación podrá permitirte ‘parar’, y experimentar de primera mano los beneficios de llevar una vida consciente y saludable, con la paciencia como uno de sus ejes principales. De esto mismo trata el método Crear Salud, que te ayudará a establecer nuevos hábitos en tu día a día, no solo para que empieces a meditar, sino para aprender a nutrirte adecuadamente y llevar una vida activa.

Anímate y prueba la app Siente – que puedes descargar aquí – y se convertirá en tu mejor compañera para guiarte en el camino de la meditación. Se trata de una metodología muy sencilla, que te abrirá las puertas del mindfulness y la psicología positiva, para mejorar tu bienestar y en definitiva, ser más feliz.


Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!