Las semillas son una fuente de minerales que deberíamos de tener en cuenta si queremos que nuestra dieta sea saludable. El sésamo o ajonjolí es una semilla con gran contenido en calcio, fósforo, zinc y magnesio. De las semillas de sésamo se obtiene el tahini o tahina, una deliciosa pasta que se utiliza mucho en la cocina árabe e hindú. Las propiedades y beneficios del tahini son tan numerosos que merece la pena conocerlo.

Qué es el tahini

Dentro de la cocina oriental, en especial en la cocina turca o hindú, encontramos multitud de platos típicos en los que las legumbres, frutos secos y semillas son los ingredientes principales. Este tipo de cocina, debido a estos ingredientes, es una cocina llena de deliciosos aromas y sabores muy característicos.

El sésamo es una semilla utilizada para elaborar muchos de esos platos. Tiene propiedades digestivas y además proporciona numerosos nutrientes a nuestro cuerpo. A partir de esta semilla se prepara el tahini que luego podremos utilizar en numerosas recetas.

Fuente: Pixabay/silviarita

El tahini es también conocido como tahine, tahina o solo tahín. Se trata de una pasta o salsa espesa que se utiliza de manera habitual en muchas culturas de Oriente Medio. Es un alimento que viene de muy antiguo. No obstante, se sigue utilizando hoy en día y cada vez es más conocido en cualquier cultura. Esto es debido a su delicioso sabor y a los grandes beneficios que aporta.


Sus ingredientes son totalmente naturales y son las semillas de sésamo y el aceite de oliva. Es un alimento muy nutritivo para tomar en cualquiera de las comidas del día. Va muy bien en el desayuno, como aperitivo con un poco de pan, o como complemento en cualquier plato.

Cómo se prepara el tahini

Se puede preparar de manera muy fácil. Se trata de moler las semillas de sésamo o ajónjoli y de emulsionarlas con aceite y/o agua hasta que se obtenga una pasta cremosa con sabor intenso. En algunas ocasiones se puede preparar solamente con agua ya que las semillas son oleaginosas de por si.

Por lo tanto, podemos decir de manera sencilla, que la pasta tahini se hace básicamente con sésamo y aceite o agua. Aún así, según las diferentes culturas se pueden agregar ingredientes extras. Se le puede añadir unos dientes de ajo aplastados, o un poco de perejil picado. Incluso el zumo de limón natural también le puede dar un toque muy sabroso.

Cómo se utiliza en las diferentes culturas

Según el sitio donde estemos el tahini tendrá diferentes utilidades. Por ejemplo, puede servirnos de condimento cuando lo utilizamos para elaborar hummus o puré de berenjenas tan conocido en la cocina libanesa. En otros sitios se toma directamente extendido sobre el pan pita. En Turquía, tienen la costumbre de utilizarlo para preparar un desayuno típico del invierno. Este desayuno consiste en mezclar tahini  con un jarabe dulce que es muy conocido en las culturas mediterráneas orientales y se llama pekmez.

Tipos de tahini

Tahini Blanco: Este tipo es el que se elabora con semillas de sésamo crudas y sin cáscara. Al no haberse tostado conservan todas sus propiedades antioxidantes. Sin embargo, no son tan fáciles de asimilar como las tostadas. Así mismo, al haber sido descascarilladas tienen un poco menos de calcio.

Tahini Integral: Este tipo es el más conocido. Las semillas están enteras y se tuestan. El hecho de tostarlas hace que la cáscara se abra ligeramente por lo que los nutrientes serán mejor digeridos. Tiene un sabor más intenso que el sésamo blanco.

Fuente: Pixabay/epicantus

Propiedades del tahini

Como ya hemos dicho, el tahini está compuesto por dos ingredientes que son altamente saludables: las semillas de sésamo y el aceite de oliva. Por este motivo, esta pasta tiene propiedades muy interesantes a tener en cuenta.

Es muy rico en ácidos grasos esenciales, sobre todo, omega 6 y omega 9. Podemos considerarlo un alimento muy energético al ser muy rico en grasas. Por este motivo, aunque sea muy nutritivo, no deberemos excedernos en su consumo.

Así mismo, contiene vitaminas entre las que podemos destacar las del grupo B que son muy importantes para nuestro sistema nervioso. No obstante, lo más destacable es su aporte en minerales como el hierro, calcio, magnesio, zinc y fósforo.  Una cucharada nos proporciona 70 mg de calcio mucho más asimilable que el calcio de la leche.

La pasta de sésamo también es muy rica en proteínas de origen vegetal. Para obtener una proteína de alta calidad la deberemos mezclar con legumbres. El sésamo es rico en metionina que le faltan a las legumbres y estas aportarán licina que es el aminoácido que le falta al sésamo.

Beneficios de su consumo

El tahini es un producto muy recomendable para cualquier persona por su alto contenido en calcio. Tanto para los niños y adolescentes con a las personas mayores será una gran ayuda para mantener el sistema óseo en buenas condiciones.

También se ha observado que este alimento es ideal para bajar el colesterol. Esto es debido a que contienen fitoesteroles que bloquean la absorción del colesterol a nivel intestinal.

Durante la lactancia su consumo parece que incrementa la producción de leche, aunque esta teoría no está absolutamente confirmada. En cualquier caso, es un gran alimento para las madres lactantes ya que aporta minerales, proteínas y ácidos grasos de muy buena calidad que favorecerán tanto a la madre como al bebé.

Fuente: Pixabay/Eisenmenger

Cómo incluirlo en nuestra dieta

Untado:  Para utilizarlo untado en pan de cualquier tipo (pita, integral o kebab) es mejor agregarle un poco de agua y limón para que sea más fácil extenderlo. En algunos sitios de Sudamérica se combina con cuajada de queso. También puede sustituir a la mantequilla en unas tostadas y está buenísimo.

Para condimentar: En algunos lugares se utiliza para realzar el sabor de algunos alimentos. Por ejemplo, se utiliza con este motivo para hacer Hummus. También podemos agregarlo a las ensaladas o cremas de verduras para resaltar el sabor de sus ingredientes.

Reposteria: Se puede utilizar para hacer galletas. Se mezcla una taza de tahini con la harina de las galletas y obtendrás unas galletas más crujientes y con un ligero toque salado. ¡Qué gran alimento para poner un toque de variedad a tus platos!

RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, tal y como propone el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral. Además, para cuidar nuestra mente, existen herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí –  pueden ser grandes aliadas en tu camino a una vida saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.

Tags: , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!