Ayudar a los demás nos hace más felices

Fuente: Pixabay /Alexas_fotos

Si tienes en mente comenzar a participar como voluntario en una ONG y no sabes por dónde empezar, a continuación te vamos a mostrar algunos de los beneficios que aportará a tu vida practicar el altruismo y te indicaremos cuáles son los primeros pasos a seguir.

Está comprobado científicamente que cuando nos sentimos útiles para los demás se incrementan nuestros niveles de serotonina, la hormona conocida como la “hormona de la felicidad“.

Muchos de nosotros pasamos por nuestra vida como autómatas, sin ser conscientes de la realidad en la que viven otros seres, no es necesario fijarnos en realidades de otros países, a veces en nuestro entorno hay más miseria de la que podamos ver a simple vista. Decimos “seres” porque el voluntariado es muy amplio, puedes comprometerte a ayudar a otras personas, a animales o a mejorar el medio ambiente.

Podemos ayudar en aquellos proyectos que más nos conmuevan

Fuente: Pixabay / Alexas_fotos


Algunos de los beneficios de participar activamente en un proyecto de ayuda y cooperación

• Mejorará tu autoestima y cambiará la perspectiva desde la que contemplas tu propia vida. Al entrar en contacto con otras realidades menos favorecidas que la nuestra, comenzamos a valorar y a apreciar situaciones de nuestra propia existencia que antes tal vez pasaban desapercibidas. Nos sentimos más humanos y menos egoístas.

• Te sentirás parte activa y protagonista del cambio social por el que estás apostando al colaborar con la ONG.

• Percibirás que salen a flote esas actitudes positivas que tenías olvidadas en el fondo de tu corazón, sacarás lo mejor de ti. Practicarás conceptos como la comprensión, la justicia, el agradecimiento… y podrás integrar la diversidad y la solidaridad en tu día a día.

• Te sentirás muy satisfecho al comprobar cómo puedes aportar lo que mejor sabes hacer para mejorar la vida de otros. Hoy en día, en el mundo laboral se valora mucho a las personas que cuentan entre sus principales intereses con valores como el compromiso social y la solidaridad.

• Establecerás lazos de unión y amistad con las personas con las que colabores, así como con tus compañeros de la asociación que hayas elegido. Este sentimiento de pertenencia aporta seguridad y satisfacción.

Hará que te sientas importante y necesario, por lo tanto, te sentirás mejor contigo mismo.

Es muy satisfactorio realizar labores de manera voluntaria, sin esperar nada a cambio, sintiéndonos libres y sin la presión de estar obligados porque nos están pagando. Desde el primer momento que comienzas a pertenecer a un proyecto puedes experimentar mucha ilusión, solidaridad, respeto y dedicación.

¿Qué pasos debo dar para comenzar mi camino en el voluntariado?

Medita acerca de cuáles son tus fortalezas

Fuente: Pixabay / Geralt

1. Medita acerca de las razones que te han llevado a querer participar en un voluntariado.
Si has notado con fuerza en tu interior la necesidad de hacer algo por cambiar el mundo en el que vives, es un gran primer paso.

Debes tener presente en todo momento que te vas a embarcar en un proyecto de manera totalmente voluntaria, sin recibir compensaciones materiales o económicas, por eso es muy importante que medites acerca de las razones que te llevan a tomar esta decisión para que después de un tiempo, si te sintieses cansado, puedas volver a pensar en lo que te dio el empuje al inicio. Puedes acudir a charlas o consultar testimonios de voluntarios.

2. Examina detenidamente tu entorno para poder descubrir qué necesidades existen.
Puedes comenzar a investigar qué ONG trabajan con la situación que te gustaría apoyar. Haz una relación de las necesidades que tienen y de qué vacantes disponen para trabajar como voluntario.

3. Define en qué te gustaría participar.
Piensa cuáles son tus preferencias y qué es lo que te imaginas haciendo cuando piensas en hacer un voluntariado. Para formarte una idea de hasta dónde puedes colaborar puedes hacer un balance del tiempo del que dispones, la capacidad para trasladarte, tu situación familiar, etc. Debes tener claro que aunque dispongas de poco tiempo seguro que hay alguna tarea para la que puedes ser útil. También es importante que sepas, que aunque tengas alguna discapacidad física o cualquier limitación puedes ser realmente útil.

4. Busca tu proyecto.
Cuando dispongas de algunas opciones en cuanto a ONG, intenta reunir información acerca de la calidad de su trabajo, de las motivaciones que tienen y el tiempo que llevan actuando. Cuando sientas que una te atrae más que las otras puedes dirigirte a ella y solicitar información sobre sus actividades y cuáles serían tus funciones concretas como voluntario. Intenta ponérselo fácil a la asociación y especifica cuáles son tus aptitudes y cómo crees que podrías ser útil.

No siempre es necesario estar apoyando la causa a pie de calle, hay muchas otras tareas que es necesario realizar para que las asociaciones funcionen y puede que lo que tú sabes hacer en la vida sea de gran beneficio.

5. Incorpórate a la ONG.
Cuando hayas encontrado el proyecto que puede cubrir tus motivaciones como voluntario y que necesite de tu colaboración en esos momentos, probablemente tengas que pasar una entrevista con alguna persona de la organización. En ella podréis aclarar los términos de tu colaboración y cómo apoyarás las diferentes necesidades que tengan.

Posteriormente, la ONG te prestará la ayuda que necesites para desempeñar tu tarea, algunas asociaciones disponen de medios para formar a sus voluntarios. Se te explicará la forma de actuar y cómo participar en la toma de decisiones.

Te pondrán en contacto con la persona que estará a cargo de la actividad que vas a realizar como voluntario para que pueda guiarte cada vez que lo necesites.

6. Establece un compromiso social.
Es de máxima importancia que te propongas establecer un compromiso serio y firme con las tareas que vas a realizar, con la organización y contigo mismo. Si no estableces un compromiso con la labor que estás realizando, esta fracasará.

Es admirable que existan personas como tú, con ganas de comprometerse con ideales generosos. Es una realidad que podemos cambiar el mundo con personas como tú que no quieres resignarte. Las actividades de voluntariado nos aportan humanidad, hacen que trabajemos la empatía y la generosidad a través de la compasión.

RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos y mantenernos activos con acciones como el voluntariado puede ser un buen comienzo. Y, en definitiva, esto es lo que nos propone el método Crear SaludNecesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral.

Además, también es básico para cuidar de nuestra mente, y para ello te proponemos la app Siente – que puedes descargarte aquí  que puede ser una gran aliada en tu camino a una vida saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.

 


Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!