El consumo de zumos está ligado, de forma implícita, a tu estado de salud. Sin embargo, sería conveniente hacer una serie de aclaraciones sobre si garantizan, o no, el bienestar deseado. A continuación, analizamos los motivos por los que deberías dejar de tomar zumos.

 

¿Es el zumo perjudicial para la salud?

Seguramente, ya sabrás que el consumo de zumos industriales está desaconsejado debido a su enorme cantidad de azúcar, similar a la de un refresco. Lo que no estaba tan claro es que los zumos naturales que te haces en casa también fueran tan poco recomendables.

Entre los motivos que alegan los nutricionistas destacan los siguientes:

· Exprimir la fruta supone quedarse exclusivamente con el agua y con las vitaminas que contiene desperdiciando su fibra vegetal.

· Beberte un zumo supone una subida repentina del nivel de glucosa. Si comes una pieza de fruta, esta subida es progresiva y más fácilmente asimilable por tu cuerpo.

· En ocasiones, se usa el zumo como sustituto del agua lo que no deja de ser un grave error al ser esta bebida la más completa para hidratarte.


 

· El zumo tiene las mismas calorías que la pieza de fruta entera, pero se absorben en su totalidad lo que puede convertirse, a la larga, en un aumento de peso progresivo. Tomar dos zumos al día puede suponer hasta cinco kilogramos más al año aun haciendo ejercicio y teniendo una dieta equilibrada.

· La norma de las cinco piezas de fruta o verdura al día sigue demostrando su eficacia. Un zumo no contaría como tal.

· Debido a su contenido en fructosa, y su textura líquida, el zumo puede aumentar tus probabilidades de tener una caries debido al desgaste del esmalte dental que genera el ácido cítrico entre otros.

A pesar de esta información, es necesario aclarar que no se puede caer en la estigmatización del zumo natural. No en vano, sigue siendo recomendado por algunos nutricionistas como una alternativa saludable.

 

¿Cuál es la cantidad de zumo recomendada?

Si se trata de zumos industriales, es mucho más adecuado desestimar su consumo. De los zumos naturales que prepares tú mismo podrías tomarte un vaso al día, pero siempre dependiendo de la cantidad de azúcar que contengan y de tu estado de salud previo.

Por suerte, hay diversos electrodomésticos en el mercado que te permiten hacer zumos prácticamente de cualquier fruta. Lee bien las características de las que quieras utilizar para decidir en consecuencia.

En el caso de los niños, es fundamental reducir al máximo el consumo de zumos naturales para fomentar que se acostumbren a comer la fruta entera desde el primer momento. Recuerda que los clásicos zumitos industriales contienen la glucosa de la fruta utilizada, colorantes y azúcar añadido lo que los convierte en un producto poco saludable.

Esperamos haberte dado la información necesaria para que comiences a asegurar tu bienestar y tu salud consumiendo fruta de forma más natural. Todo sea por sacarle el máximo partido posible a tu dieta y por evitar las consecuencias arriba indicadas.

RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, tal y como propone el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral. 

Además, para cuidar nuestra mente, existen herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí  que pueden ser grandes aliadas en tu camino a una vida saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.


Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This