Son pocas las personas que, a lo largo de su vida, no han tenido una mascota. Todos hemos cuidado de gusanos de seda o, quizá, de algún pez que, aunque tuvieran vida corta, nos llenaron de satisfacciones. Convivir con una mascota nos aporta muchísimos beneficios pero, sobre todo, nos ofrece una amistad desinteresada que nos acompañará para toda la vida.

Los seres humanos tenemos un fuerte vínculo con los animales. Cuando tenemos un animal en casa, de alguna manera, estamos llevando un trozo de naturaleza a nuestro hogar y esto es muy saludable. Además, como sabemos los que tenemos mascotas, estos seres vivos con los que convivimos nos aportan mucho más de lo que podríamos haber imaginado.

Las mascotas, amigos que nunca nos juzgan

Las mascotas, nos hacen compañía y nos dan un cariño desinteresado que ningún ser humano sería capaz de darnos. Los animales, afortunadamente, no tienen la vieja costumbre de los humanos de juzgar a aquellos con los que conviven. Por este motivo, su compañía es tan agradable. Tu mascota nunca te cuestiona, no se ríe de ti, no te juzga y jamás nos discriminaría por nuestro aspecto físico o porque hayamos cometido algún error.

Fuente: Pixabay/llipkind

Debido a estas características de los animales, cada día se están utilizando más en terapias psicológicas. Los animales ayudan a las personas a abrir su corazón y a ser capaces de expresar sus sentimientos. Además de esto, también son de gran ayuda para adquirir hábitos que beneficiarán nuestra salud, como en el caso de los perros tener que pasear con ellos.


Beneficios de tener una mascota

Si te estás planteando tener una mascota, te aseguro que después de leer la cantidad de beneficios que te aportarían, es muy seguro que te decidas.

1. Mejora tu condición física

Si la mascota es un perro, el hecho de sacarle a pasear tres veces al día supone un ejercicio muy agradable. Este paseo, casi seguro,  que si no fuera por el perro ningún dueño haría. En Inglaterra, una marca de productos para mascotas hizo un estudio acerca del tiempo que dedican los dueños de perros a sus paseos. El resultado fue de 5 horas y 38 minutos a la semana. ¿No mejora esto tu condición física?

2. Alivian la depresión y la tristeza

Cuando una persona está deprimida no tiene ganas de relacionarse con otras. Sin embargo, cuando estas personas tienen un animal a su cargo encuentran un motivo para levantarse por la mañana. Tienen que ocuparse de las necesidades de su mascota. Además, en muchos casos, aunque no tengan ganas de comunicarse con otras personas, les será mucho más fácil hablar con su animal.

Así mismo, el hecho de tener un animal en casa alivia el sentimiento de soledad que algunas personas experimentan. Esto es especialmente importante para las personas que viven solas y sobre todo las personas mayores.

3. Liberamos oxitocina

Cuando pasamos un rato acariciando a nuestra mascota o jugando con ella nuestro cuerpo segrega oxitocina. Esta hormona, también llamada la hormona del amor, está implicada en momentos tan agradables como la lactancia y el placer. La oxitocina nos ayuda, por lo tanto, a evitar la depresión y reducir el estrés.

4. Mejora la salud cardiovascular

Según un estudio llevado a cabo por la Asociación Americana del Corazón, se ha comprobado que las personas que tienen perro presentan menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Cuando acariciamos a un perro o contemplamos peces en una acuario, nuestro cuerpo se relaja. Esta relajación consigue que nuestra frecuencia cardíaca disminuya.

Además de esto, otro estudio de esta misma asociación, pudo observar que en los casos de enfermedades cardíacas los que mayor probabilidad de supervivencia tienen son las personas que tienen mascotas.

Fuente: Pixabay/3194556

5. Menos enfermedades

Los niños que suelen estar con perros o gatos a su alrededor tienen menos propensión a caer enfermos. Según se estudió en Finlandia en la Universidad de Kuopio los bebés que conviven con animales sufren un 50% menos de infecciones de oído y un 30% menos de enfermedades respiratorias. Podría ser, según los expertos, que al estar expuestos a mayor número de agentes patógenos, los niños desarrollen un sistema inmune más fuerte. Así mismo, el hecho de tener perros o gatos desde la infancia, disminuye el riesgo de alergias.

6. Reduce el estrés

En la Universidad Commonwealth de Virginia (EEUU) se midieron las ondas cerebrales de los dueños de unos perros antes y después de estar un rato con ellos. Se puedo observar al finalizar que, después de que estas personas pasaran un rato con sus animales, aumentaban las ondas cerebrales asociadas a la relajación y, así, conseguían reducir el estrés

7. Mejoran la vida social

El hecho de tener una mascota es una estupenda oportunidad para conocer gente nueva. En muchos parques se pueden ver grupos de dueños de perros que se reúnen allí. También es muy fácil entablar conversación a raíz de que alguna personas se acerque a acariciar al perro. Así mismo, la espera en la consulta del veterinario nos pone en contacto con otras personas con las que tenemos cosas en común.

8. Contagian felicidad

Los animales tienen la capacidad de contagiarnos su felicidad. Cuando observamos lo que nuestro perro o nuestro gato está haciendo, nos contagiamos de sus ganas de vivir y de su inocencia. Es imposible estar triste cuando un animal se pone a jugar despreocupadamente.

Fuente: Pixabay/StockSnap

9. Refuerzan la autoestima

Según Allen McConnell, de la Universidad de Miami, los dueños de mascotas tienen mayor autoestima ya que son menos solitarios y más extrovertidos. Suelen también ser menos temerosos que las personas que no tienen animales.

Es muy probable que después de conocer los importantes beneficios que una mascota puede tener en nuestras vidas, si no eres propietario de una, vayas a serlo muy pronto. Eso si, recuerda que existen muchísimos animales que viven en refugios que estarían muy agradecidos de ser elegidos por ti. Es mucho mejor adoptar un animal que lo necesita que comprar uno de aquellos que, casi siempre, están siendo explotados para su comercialización.

Y lo mejor de todo es que tener una mascota es tener un amigo de verdad para toda la vida.

Además, recuerda que la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, tal y como propone el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral.

Pero hay algo que resulta fundamental y que a veces pasamos por lato, y es cuidar nuestra mente. Para ello podemos contar con la ayuda de herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí  que pueden ser grandes aliadas en tu camino a una vida saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.

 

 


Tags: , , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!