La felicidad es una idea que no tiene un significado concreto, se trata más bien de una creencia sin unas pautas concretas para llegar a alcanzarla. Sin embargo, la psicología positiva ha repartido la cuestión en varios conceptos más fáciles y factibles, como por ejemplo el confort y la calidad de vida.

Además, se ha centrado en explorar las emociones positivas, que se encuentran relacionadas con la felicidad. Debemos destacar que Martin Seligman es el fundador de la psicología positiva y que desarrolló la famosa teoría de la “indefensión aprendida”. Gracias a esta teoría, también creó un tratamiento experimental para la depresión, con la que contrarrestaba los pensamientos negativos a través de capacidades de disputa.

Seligman quería conseguir que las personas pudieran racionalizar los problemas que les sucedieran por medio de pensamientos positivos y no negativos, para así poder superar la depresión y vencer la angustia. Con esta práctica, Seligman consiguió crear y acreditar técnicas innovadoras y pruebas cognitivas con las que se demostró que al neutralizar los pensamientos negativos se podían prevenir  las fases depresivas.


En el año 1990, este dio un giro a la orientación de su trabajo y consiguió convertirse en un experto del entusiasmo y la felicidad. Fue en el año 2000 cuando desarrolló la teoría de La auténtica felicidad, en la que hace referencia a la vida agradable. Esta es una vida que incrementa las emociones positivas y disminuye el dolor, aunque las emociones negativas también forman parte de la felicidad.También, nos enseña que hay tres modelos de felicidad.

Modelos de felicidad

1. Hedonista

Hace referencia a los placeres de la vida. Tienen una gran importancia en este punto de vista de la felicidad las emociones positivas, siendo el placer una de las fuentes de la misma. Las emociones que se generan en la búsqueda de lo que es el placer son: la alegría, la serenidad, la diversión, el amor.

2. Cuando estamos enfrascados en una tarea que nos absorbe

La sensación de fluidez que tenemos cuando realizamos una tarea hace que el tiempo pase veloz y cuando finalizamos el trabajo las emociones positivas brotan.

3. Cuando hacemos algo que da sentido a la vida

Es cuando llevamos a cabo una acción que tiene un valor superior para nosotros.

La psicología positiva estudia la felicidad centrándose en las emociones positivas, con el objetivo de poder alcanzarla. Además, se considera que estas emociones aparecen ligadas al placer y al deber de nuestros valores.

Pero ¿qué puedo hacer para ser feliz?

Hay dos tipos de emociones positivas. El primer tipo se encuentra asociado al sistema dopaminérgico, que es el que controla los impulsos y el esfuerzo de la búsqueda. El segundo, está unido a la felicidad que procede del compromiso y del sentido del vivir, ligado, en cierto modo, al modelo hedonista.

A continuación, mostramos algunos métodos que podemos realizar por nosotros mismos para aumentar la felicidad:

1. Mantenerse en un estado activo y estar ocupado.

2. Llevar a cabo una diversidad de actividades sociales.

3. Ser una persona organizada y planificar las tareas.

4. Frenar la preocupación desmesurada.

5. Desarrollar una manera de pensar en positivo y ser optimista.

6. Aprovechar el presente.

7. Para tener una personalidad saludable es bueno trabajar.

8. Promover una personalidad que sea sociable y a la vez comunicativa.

9. Tomar decisiones sobre lo que hacemos y actuar según nuestros sentimientos y pensamientos.

10. Apreciar la felicidad.

Cómo incrementar las emociones positivas

Disfrutar. Es decir, vivir completamente y de manera concentrada el presente.

– Mostrar todo lo que sentimos. Incrementaremos la intensidad de lo que sentimos si manifestamos los sentimientos y pensamientos y expresamos nuestras emociones a través de la risa, bailando o saltando.

– Expresarnos a través de la escritura. Si escribimos nuestras emociones lograremos potenciar el sentirlas y está comprobado que nuestro estado de ánimo mejora. Mientras escribimos, se producen efectos fisiológicos que hacen que la conductividad de la piel mengüe, una de las señales fisiológicas de la ansiedad. Después de llevar a cabo esta acción, la presión arterial se reduce.

– Mostrar gratitud. Expresar la gratitud a las personas hace que se produzca una reacción emocional de forma positiva y además que perdura en el tiempo.

– Ser generoso. Expresar nuestra alegría cuando los demás son exitosos en algo

Cuando nos alegramos de que las personas hayan tenido éxito en algún aspecto de su vida y nosotros expresamos alegría por ello, estamos fomentando las emociones positivas y la relación con las personas mejorará.

¿Cómo influye la meditación a la hora de ser feliz?

La meditación, se trata de una práctica mental para deshacerse de cualquier pensamiento, imagen y emoción. Es una actividad que se puede realizar en 30 o 45 minutos al día, generando una sensación de paz y armonía agradable que fomenta el desarrollo de la felicidad. Varios estudios corroboran que cuando se produce un acto meditativo, se activan ciertas partes del cerebro que están relacionadas con el bienestar, como por ejemplo, el lóbulo izquierdo.

Las ganas de conseguir un objetivo que nos de placer, origina la elaboración en nuestro cerebro de una sustancia, la dopamina, haciendo que fomente la concentración. Después de este proceso, hay otra zona del cerebro que origina la liberación de otras sustancias, como son: las endorfinas y encefalinas. Estas sustancias proporcionan la sensación de goce, satisfacción y alegría en nuestro cuerpo y mente.

El practicar este tipo de ejercicio, hace que la mente se desconecte por un momento de su relación con el exterior. Hace que se activen los circuitos del cerebro que generan sentimientos de tranquilidad, alegría e incluso puede llegar a ayudarte a conseguir una mejor autoestima.

Cuanto más se practica la meditación, más fácilmente se produce un efecto de bienestar y más se hacen a un lado los estímulos que hacen que la mente genere sentimientos negativos. Además, a medida que se lleva a cabo, más duraderos e intensos son los sentimientos que produce.

La meditación podrá permitirte ‘parar’, y experimentar de primera mano los beneficios de llevar una vida consciente y saludable. De esto mismo trata el método Crear Salud, que te ayudará a establecer nuevos hábitos en tu día a día, no solo para que empieces a meditar, sino para aprender a nutrirte adecuadamente y llevar una vida activaAnímate y prueba la app Siente – que puedes descargar aquí – y se convertirá en tu mejor compañera para guiarte en el camino de la meditación. Se trata de una metodología muy sencilla, que te abrirá las puertas del mindfulness y la psicología positiva, para mejorar tu bienestar y en definitiva, ser más feliz.

Tags: , , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!