Una persona puede estar varias semanas sin comer. Sin embargo, lo normal, es que un ser humano no pueda pasar sin beber más allá de tres o cinco días, como máximo. Una correcta hidratación es muy importante para conservar nuestro estado de salud. La falta de agua en nuestro organismo nos puede hacer sufrir diferentes desequilibrios.

Cualquier persona sabe que, en época veraniega, es muy importante beber suficiente agua. No obstante, no todo el mundo sabe los diferentes riesgos que corremos cuando no nos hidratamos correctamente, sea la época del año que sea.

Funciones del agua en nuestro cuerpo

El agua que ingerimos está implicada en muchísimas funciones de nuestro cuerpo. Está presente en las reacciones que se producen en las células, en el transporte de nutrientes, en la regulación de nuestra temperatura corporal. Así mismo, sirve para eliminar las sustancias de desecho procedentes del metabolismo interno del cuerpo. También actúa como lubrificante de los tejidos y articulaciones y es el componente esencial de muchos líquidos de nuestro organismo, como la saliva, los jugos gástricos, etc.

 

Fuente: Pixabay/ERguille

Qué es la deshidratación

Cada día, aunque no seamos conscientes, perdemos líquidos de nuestro cuerpo. Estos líquidos son eliminados a través de la orina o del sudor. Cuando comemos o bebemos reemplazamos esos líquidos perdidos. Normalmente, nuestro cuerpo se encarga de que haya un equilibrio en todos estos procesos. De esta manera, la cantidad de líquidos que reemplazamos tendrá que ser la misma que la que perdemos.

Además del agua, también perdemos ciertos minerales como el sodio, el cloro y el potasio. Estos minerales están también involucrados en que el equilibrio de líquidos en nuestro cuerpo sea el adecuado.

Decimos que hay un deshidratación cuando la cantidad de líquido que sale del cuerpo es mayor de la que ingresa. Esto sucede o bien porque no ingerimos la cantidad de agua que necesitamos o porque perdemos demasiado líquido.

La deshidratación puede suceder de manera lenta o de forma rápida. En el caso de los niños pequeños las posibilidades de deshidratación son mayores, ya que sus cuerpos son más pequeños y sus reservas de líquido menores. Un niño más mayor o un adulto podrán resistir mejor una deshidratación.

Los ancianos son otro grupo de riesgo. Con el paso de los años el cuerpo pierde su facilidad  para retener líquido en los tejidos y también tenemos menor sensación de sed.

Los problemas de una hidratación deficiente

Diferentes investigaciones revelan que cuando no consumimos las cantidades de agua que necesitamos, aumentan significativamente muchos problemas de salud. Esto se agrava en los casos de personas que tienen una intensa actividad física en su trabajo y también en deportistas. Las enfermedades que más aparecen por falta de hidratación adecuada son las que tienen que ver con los riñones. No obstante, también pueden aparecer problemas circulatorios e intestinales.

 

Fuente: Pixabay/ konakali

 

Una correcta hidratación es de vital importancia para el funcionamiento adecuado de todo el cuerpo. Es necesario que aportemos diariamente, al menos, dos litros de agua. El hecho de no tener esto en cuenta puede llevarnos a sufrir problemas de salud.

Los dolores de cabeza de tipo migrañoso, se han asociado a un déficit de hidratación. Cuando nuestro cerebro y nuestros ojos no reciben el agua que necesitan, se produce una falta de hidratación que provoca una fuerte inflamación en las paredes internas de las parte de atrás de los ojos. Esto también puede causar pérdida de visión.

Síntomas deshidratación

Cuando sufrimos de deshidratación pueden presentarse varios síntomas. Si la deshidratación es leve o moderada, podemos sentir calambres, dolores fuertes de cabeza, mucho cansancio, dolores musculares y también cambios de humor frecuentes. Así mismo, sentiremos sed, tendremos menos ganas de orinar, nuestra piel estará seca y probablemente suframos estreñimiento.

Si la deshidratación es severa, que sería considerada como una urgencia médica, los síntomas serán los siguientes: sed extrema, piel y mucosas muy secas, ojos hundidos, piel arrugada y que se queda pegada cuando se pellizca, taquicardia, presión arterial baja y fiebre, entre otros.

Factores que favorecen la deshidratación

Si queremos mantener una correcta hidratación, deberemos tener en cuenta cuáles son los factores que hacen que nuestro cuerpo pueda sufrir una mayor pérdida de agua:

  • Actividades deportivas intensas
  • La edad: Los ancianos y los niños tienen más riesgo
  • Temperatura ambiental por encima de los 30º
  • Ambientes en los que haya un alto grado de calor y humedad
  • Excesiva exposición solar
  • Fármacos como los diuréticos
  • Diferentes enfermedades y fiebre
  • Situaciones de estrés
  • Vómitos y diarreas
  • Ingesta de alcohol

 

Fuente: Pixabay/821292

Cuida tu salud hidratándote correctamente

Cuando tomamos la cantidad de agua que nuestro cuerpo necesita estaremos cuidando de nuestra salud al prevenir las siguientes enfermedades:

Artritis

La artritis es provocada por un desgaste o alteración en el cartílago. Este tejido, que se encuentra en las articulaciones, consigue que los movimientos sean suaves y no provoquen roces entre los huesos.  Se cree que esta enfermedad puede estar relacionada con la falta de hidratación, ya que los cartílagos contienen gran cantidad de agua. Si nos hidratamos correctamente estaremos contribuyendo a prevenir esta enfermedad.

Lumbago

Las articulaciones vertebrales también requieren de agua para mantener sus funciones y evitar roces entre los discos vertebrales. De la misma manera que en el caso de la artritis, muchos problemas de columna, como el lumbago, podría evitarse gracias a una correcta hidratación.

Dolor de cabeza

Como ya hemos dicho, en muchos casos, los dolores de cabeza tipo migraña, están causados por falta de hidratación. Esto es debido a que el cuerpo es incapaz de regular la temperatura y por este motivo los vasos se dilatan provocando los fuertes dolores de cabeza.

 

Como hemos visto, una correcta hidratación conseguirá que nuestro cuerpo funcione correctamente. Así mismo, debemos recordar que la mejor bebida para calmar la sed es el agua. Otro tipo de bebidas, además de no quitarnos la sed, no son beneficiosas y si contienen alcohol contribuyen a la deshidratación.

No olvides también que además de beber agua, el consumo de frutas y verduras es una estupenda forma de hidratar nuestro cuerpo a la vez que le suministramos vitaminas y minerales.

 

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!