Nuestro bienestar depende de muchos factores, y un componente clave en todo esto es el tema hormonal. Cada vez hay más consciencia de la importancia que tiene la química en nuestro comportamiento, y por eso se suelen buscar formas de controlarla a través de las costumbres o de elementos naturales. Te lo explicamos.

Cómo regular tus hormonas de manera natural

Aquí algunos consejos:

Incluir grasas saludables en la dieta

Este no es exactamente el único nutriente que viene bien, pero sí que es uno de los más importantes. Frutos secos, aguacate, pescado… son solo algunos de los productos que puedes incluir en tu dieta. Las hormonas son sustancias que se segregan con funciones biológicas, y estas van a depender siempre del alimento que se vaya a ingerir. Por lo tanto, mejorar la dieta y darle a tu cuerpo otro tipo de alimentos va a ayudar a que este funcione mucho mejor.

Hacer algo de ejercicio

El sudor y el deporte limpian el cuerpo, y también lo equilibran. Uno se libra de excesos, de tensiones y descansa con mayor tranquilidad. Además, se regulan ciclos vitales del organismo y de su funcionamiento, desde el metabolismo hasta el ciclo hormonal.

Dormir más

El descanso es fundamental para el cuerpo. Es el único momento del día que tiene para reposar y volver a equilibrar sus niveles habituales. Tu cabeza va a desconectar y va a recuperar sus horarios hormonales. Lo contrario puede ser especialmente negativo.

Evitar los focos de estrés

El estrés también estimula la secreción de determinadas hormonas que descompensan el nivel general de tu organismo. Por lo tanto, hay que deshacerse de aquellas actividades que puedan causar este tipo de desequilibrios.

No utilizar productos de higiene artificiales

La piel es un coladero de sustancias, y del mismo modo que puede expulsar sudor y toxinas, también puede absorberlas. La química externa puede entrar fácilmente en conflicto con la interna, y si compras muchos productos de aseo industrial y los utilizas con regularidad es muy probable que te terminen por generar algún tipo de desequilibrio hormonal que pueda afectarte.

Evitar el consumo excesivo de café y de alcohol

Del mismo modo que hay que controlar la alimentación, también es recomendable vigilar los líquidos que se van a ingerir. A este respecto, el café o el alcohol tienen cada uno de ellos un efecto muy perjudicial en los cuerpos. Por eso se trata de dos desestabilizadores que tienes que mantener a raya en tu vida diaria.

Mejorar la salud intestinal

Comidas ligeras, que se puedan digerir rápidamente y que no supongan una carga extra para el intestino. Todo en el cuerpo está relacionado. Y un mayor trabajo para una zona en concretoimplica, al mismo tiempo, una descompensación hormonal.

En conclusión, el bienestar es un equilibrio muy difícil de lograr, y las funciones hormonales que puedas tener van a influir muy directamente en cómo te encuentres y en la forma en la que te vayas a sentir en tu día a día. Siguiendo estos consejos muy pronto notarás la diferencia.

 

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This