Casi seguro que has oído hablar de la dieta alcalina pero no sabes muy bien en qué consiste. Si es así, aquí te vamos a explicar qué es y qué beneficios tiene. Este tipo de dieta destaca, sobre todo, por que contiene alimentos altamente depurativos y de una gran densidad nutricional.

Qué es la dieta alcalina

Esta dieta tiene como base el consumo de un 80% de alimentos alcalinizantes y el 20% restante alimentos no alcalinizantes. Tanto unos como otros deben de ser alimentos saludables y naturales.

Los alimentos se clasifican en alcalinizante o acidificantes según el efecto bioquímico que tienen en nuestro cuerpo. Se podría decir que más que el pH del alimento, se observa el efecto que el alimento tiene en el organismo. Según ese alimento haga subir o bajar el pH de nuestros fluidos intersticiales así le clasificaremos. Por lo tanto, aunque un alimento determinado sea ácido, no tiene porque tener un efecto acidificante. Como ejemplo tenemos al limón, que en un principio podría parecernos ácido pero al entrar en nuestro cuerpo se torna totalmente alcalinizante.

Fuente: Pixabay/couleur

También es posible el caso contrario. Por ejemplo, las frutas en su mayoría son alcalinas, sin embargo, por su gran contenido en azúcar pueden resultar acidificantes si las consumimos en exceso.

Un pH equilibrado

Nuestro cuerpo necesita un pH alcalino para su funcionamiento óptimo. El estómago es la única parte de nuestro organismo que, por las secreciones digestivas, presenta un ambiente más ácido. Cuando el pH está en desequilibrio todo nuestro cuerpo estará bajo de energía y su funcionamiento no será el más eficaz.

El pH sanguíneo se mantiene entre 7,35 y 7,45. Este pequeño rango siempre se mantiene estable ya que si no fuera así tendríamos serios problemas. La prioridad del cuerpo siempre es mantener el pH de la sangre en su nivel perfecto. Este equilibrio se consigue, en ocasiones, en detrimento de otros sistemas corporales, que tienen un rango más amplio. Por ello, para evitar que la sangre se torne ácida nuestro cuerpo no tendrá problema en acidificar otra parte de nuestro cuerpo si es necesario.

Una buena digestión

Cuando la digestión se hace de manera óptima, nuestro cuerpo asimila y transporta los nutrientes allí donde son necesarios para mantener el pH de la sangre y del resto del organismo. Sin embargo, cuando la digestión no se hace bien se produce un déficit de electrolitos como el potasio, sodio, magnesio y calcio que afectará a la eliminación de los productos de desecho.

Fuente: Pixabay/MB35

Podemos decir, por tanto, que al hacer una buena digestión estamos contribuyendo a que el sistema pueda deshacerse de los productos sobrantes y de desecho y, de esta manera, mantener el equilibrio ácido-alcalino.

Cuando existe un correcto equilibrio de electrolitos, minerales y nutrientes esenciales nuestras células funcionan y se oxigenan correctamente. Si no fuera así las células comienzan a morir porque no pueden funcionar de manera adecuada.

Fundamentos de la dieta alcalina

La dieta alcalina se fundamenta en el consumo de alimentos alcalinos en un 75% por lo menos y un mínimo de alimentos ácidos. Las bases de este tipo de dieta son las siguientes:

  • Evita los alimentos procesados y azucarados. La comida basura, los alimentos enlatados y todo comestible lleno de conservantes o productos químicos no son aconsejables.
  • No se utilizan harinas refinadas. Los cereales se toman integrales con toda su fibra, vitaminas y minerales
  • No se utiliza el azúcar. En su lugar se puede tomar estevía o melazas de cereales.
  • Nada de café, té negro y otras bebidas como refrescos, gaseosas y alcohol. Se sustituyen por infusiones de hierbas, té blanco, té de cereales, limonadas naturales y jugos.
  • La ingesta de carnes rojas, pescados y aves se reduce o se elimina. Los granos integrales, las legumbre y frutos secos son estupendos sustitutos
  • Los lácteos se eliminan. Nada de leche, queso o mantequilla. Las leches vegetales son una opción muy interesante y el aceite de oliva mucho mejor que la mantequilla.
  • El limón es muy importante. El limón es la fruta con mayor poder alcalinizante que existe.

Fuente: Pixabay/silviarita

Beneficios de la dieta alcalina

Cuando equilibramos el pH de nuestro cuerpo por medio de la dieta alcalina obtenemos todos estos beneficios:

  • Mejoran las digestiones. Cuando el cuerpo está demasiado ácido las enzimas digestivas no están equilibradas. Esto provoca acidez, gases, diarrea y estreñimiento. Con la dieta alcalina las digestiones mejoran y todos estos problemas desaparecen.
  • Menor inflamación y dolor articular. Los alimentos alcalinos son ricos en magnesio, potasio y minerales que son de gran ayuda para evitar la inflamación y el dolor.
  • Beneficia la salud del corazón. Muchos alimentos alcalinos tienen abundantes polifenoles que colaboran en la reducción de la presión arterial y el colesterol LDL. Con ello cualquier problema de origen cardiovascular mejorará.
  • Estimula el sistema inmune. Cuando el pH está demasiado ácido el cuerpo no consigue eliminar adecuadamente las toxinas. Esto conlleva a una acumulación de patógenos que debilitará el sistema inmune. La dieta alcalina favorece la eliminación de tóxicos y como consecuencia refuerza el sistema inmune.
  • Mejora el estado de ánimo. Cuando nuestro cuerpo está ácido todos nuestros órganos funcionan peor. Esto nos conduce a estados de ánimo negativos como el estrés, ansiedad o irritabilidad. La dieta alcalina agiliza las funciones de los distintos órganos, incluido el cerebro, colaborando a que nos sintamos más optimistas y energéticos.
  • Previene el cáncer. La acidez es un ambiente en el que las células cancerosas se desarrollan mucho más a gusto. Por eso, con una dieta alcalina estaremos contribuyendo a que no encuentren el terreno adecuado para desarrollarse.
  • Evita deficiencias nutricionales. El cuerpo ácido consume muchas vitaminas y minerales en un intento de regularizar el pH. Este consumo excesivo repercute en el resto del cuerpo reduciendo las reservas de los mismos. Además los alimentos alcalinos son alimentos que aportan muchos nutrientes fácilmente asimilables.

El grado de acidez de un organismo mide su grado de salud y vida. ¿Sabías que cuando morimos nuestro cuerpo alcanza el máximo grado de acidez? Un cuerpo saludable es un cuerpo lleno de energía y lleno de vida.

Te dejo un vídeo de un gran experto en este tipo de dieta, el Dr. Martí Bosch.

 

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!