Los seres humanos necesitamos el contacto con los animales y plantas. Convivimos en el mismo planeta y por eso estamos conectados. Esa necesidad es el motivo principal por el que nos acompañamos de mascotas. No obstante, además del bienestar de tener un animal como compañero también nos ofrecen ayuda para aliviar ciertas dolencias psíquicas o físicas.

El origen de la terapia con mascotas

El origen de este tipo de terapia parece hallarse en Inglaterra en el año 1792, por lo menos son los primeros datos que se tienen. En esta ocasión se utilizó para tratar a enfermos con problemas mentales. Más tarde, en 1867 en Alemania, se comenzaron a utilizar animales de compañía para ayudar en el cuidado y tratamiento de las personas con epilepsia.  Así mismo, en 1944. la Cruz Roja organizó un área de rehabilitación en la ciudad de Nueva York para rehabilitar a los soldados que regresaban de la guerra.

Fuente: Pixabay/Mandyme27

La teoría de la biofilía fue elaborada por el biólogo americano Edward Osborne. Wilson. Esta teoría sugiere que los seres humanos sienten afinidad por todo lo que esté vivo y es natural. Ciertamente, todos somos conscientes de que los seres humanos tenemos esa tendencia de manera innata. Los animales son capaces de hacernos sentir bien en un instante y de ayudarnos o robarnos una sonrisa.

Cómo funciona la terapia asistida con animales

En este tipo de terapia las especies animales que más se utilizan son los perros, los gatos, los caballos, las aves, los conejos y delfines. Los delfines, sobre todo, son muy beneficiosos en pacientes con parálisis cerebral y síndrome de Down.


La terapia con animales se llevan a cabo a través de intervenciones en las que un animal se utiliza como parte del tratamiento. El objetivo primordial de estas actuaciones es obtener una mejoría en las funciones físicas, sociales, cognitivas y emocionales de la persona que se somete al tratamiento. Por supuesto, las terapias siempre serán dirigidas por profesionales.

Es muy importante que cada terapia sea adaptada a las necesidades de cada individuo. Los objetivos varían dependiendo de lo que se quiera conseguir. Normalmente se trabaja con educadores, psicólogos, logopedas o cualquier otro profesional que esté relacionado con la situación. Para realizar las terapias es necesario que todos estos profesionales trabajen en equipo para conseguir el objetivo marcado. Así mismo, también colaborará un experto en terapia asistida con animales y, por supuesto, el animal o los animales en cuestión. Los animales que participan tienen que tener determinadas características y estar adiestrados para este propósito.

Beneficios de la terapia asistida con animales

El objetivo primordial de la terapia con mascotas es propiciar una mejora del estado emocional de la persona al ponerse en contacto con el animal.

Cuando una persona se encuentra deprimida o con dificultad de interacción con otras personas los animales son de gran ayuda. También esa terapia es muy efectiva en niños que presentan problemas de aprendizaje o atención. Los animales realizan, junto con los niños, actividades de tipo lúdico que les enseñan como cambiar las actitudes negativas.

Fuente: Pixabay/dimitrisvetsikas1969

Se ha podido comprobar que, cuando las personas tienen animales cerca, la agresividad disminuye en gran medida, dejando paso a una actitud más amistosa y cariñosa. Cuando una persona habla a un animal, sabe que ese animal no le va a juzgar y eso hace que aumente su seguridad y la confianza en la vida.

En general diremos que, gracias a este tipo de terapias, las personas que las reciben consiguen desarrollar un más alto nivel de empatía, mejoran las relaciones con otras personas y obtienen un enfoque diferente de lo que sucede a su alrededor.

Terapia con perros

Todos sabemos que los perros son los mejores compañeros para las personas. Además, ciertas razas, como por ejemplo los labradores, son de gran ayuda en los tratamientos con personas que tienen problemas mentales o deficiencia auditiva.

Las terapias que se llevan a cabo con perros disminuyen el estrés, mejoran la atención y el estado ánimo. Así mismo, ayudan a reconocer el propio cuerpo, a ejercitar la memoria y a llevar a cabo actividades de ocio. También sirven para fortalecer la musculatura del paciente y mejorar sus habilidades motoras y de coordinación..

Las terapias con mascotas ayudan también a estimular la parte lúdica de la persona y favorecen el desarrollo de los sentidos ya que ofrecen estímulos táctiles, auditivos y visuales. Aunque no se sabe muy bien el porqué, los perros se comunican muy bien con los niños sin necesidad de hablar.

La compañía y el tratamiento con perros disminuye la presión arterial y el exceso de colesterol. Así mismo, reduce los niveles de ansiedad y las afecciones coronarias.

Terapia con gatos

Los gatos son más indicados para solucionar problemas o para acompañar a personas mayores. En gran número de centros geriátricos suelen contar con gatos que llenan de tranquilidad a los que allí habitan.

Según diferentes estudios se ha podido comprobar que el simple hecho de que un gato viva con nosotros conseguirá que la salud mental de las personas que allí viven mejore. Los gatos ayudan en la recuperación de accidentes cerebrovasculares y reducen la ansiedad. También son beneficiosos  en los tratamientos como la quimioterapia y previenen la depresión.

Terapia con caballos y delfines

Los caballos son muy útiles en personas que necesitan mejorar su control muscular y sus movimientos articulares. Son una gran ayuda para los niños y adolescentes que padecen TDAH. El caballo, gracias a sus características, permite que las personas trabajen su motivación y que sean capaces de expresarse sin palabras pero con gestos y con cariño.

Fuente: Pixabay/Uki_71

Para finalizar, no podemos dejar de mencionar a los maravillosos delfines. Aunque aún no existen demasiados estudios científicos, parece que el contacto con estos animales en muy beneficioso en muchas patologías y discapacidades mentales. Se han creado programas especiales para embarazadas y personas con tristeza profunda o depresión y parecen funcionar bastante bien.

Las terapias con animales son un estupendo complemento a cualquier terapia convencional que siempre nos reportará momentos muy agradables. Y RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, tal y como propone el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral. Además, para cuidar nuestra mente, existen herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí  que pueden ser grandes aliadas en tu camino a una vida saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.

Tags: , , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!