Los minerales son unas sustancias inorgánicas que se encuentran en la naturaleza y en los alimentos. Son esenciales para el bienestar del ser humano, por lo que debemos incluirlos en nuestra dieta para asegurar el correcto funcionamiento de nuestro organismo, ya que están presentes en nuestros huesos, dientes e incluso nuestra sangre.

Por lo tanto, a la hora de hablar de nutrición y salud, no debemos olvidarnos de los minerales, ya que son un compuesto esencial, siendo en su totalidad 26 minerales. Algunos de ellos te sonarán más que otros, por ejemplo el calcio, el magnesio o el hierro.

¿Por qué son importantes y para qué sirven?

Son numerosas las funciones que tienen los minerales en nuestro cuerpo, pero podríamos resumirlos en varias razones por las que son fundamentales. Incluirlos en nuestro día a día a través de los alimentos es asegurarnos el bienestar físico y mental. Los minerales actúan en las reacciones químicas que tienen lugar en el organismo.

Por otro lado, tienen una función reguladora, están relacionados con la obtención de energía de las células y además, contribuyen en el metabolismo de los macronutrientes: proteínas, hidratos de carbono y grasas. Asimismo, forman parte de moléculas como las hormonas, las vitaminas o los aminoácidos.

Cada mineral tiene una función específica en nuestro cuerpo, algunos están relacionados con la salud de los huesos, otros con el metabolismo de las grasas, otros tienen relación con los glóbulos rojos, etc. Por lo que todos ellos son importantes.

Hay determinados minerales que el cuerpo requiere en mayor cantidad que otros, a estos los llamamos macrominerales. Por otro lado, hay minerales que se necesitan en una menor cantidad, estos son llamados oligoelementos.

Los macrominerales esenciales

· Calcio y fósforo. Se encargan de la formación de huesos y dientes, y se encuentran principalmente en los lácteos y en hortalizas que tienen las hojas verdes como el brócoli, entre otros alimentos.

· Magnesio. Está relacionado con las enzimas y se encuentra fundamentalmente en los vegetales, frutas y frutos secos.

· Potasio y sodio. Relacionados con los músculos y nervios, se encuentran en la sal, en frutas como el plátano, uvas, moras o naranjas, pero también en verduras como las espinacas y la zanahoria y en tubérculos como las patatas.

· Cloro. Se encarga del equilibrio de los líquidos presentes en nuestro cuerpo. Se obtiene principalmente de la sal, la lechuga o el tomate, entre otros alimentos.

· Azufre. Interviene en el metabolismo de las grasas. Presente en lácteos, legumbres, carne roja, etc.

Oligoelementos

Son los minerales que el cuerpo necesita en menor cantidad, pero no por ello son menos importantes. Hablamos del hierro, el manganeso, el cobre, el selenio, el yodo, el cobalto, el cinc y el flúor. Por ejemplo, el hierro actúa en el transporte de oxígeno, el cobre se relaciona con la formación de los glóbulos rojos, y el selenio y el yodo tienen un gran papel en la producción de hormonas.

Por lo tanto, como hemos podido ver, las funciones de los minerales son diversas y afectan a multitud de aspectos de nuestro organismo, por lo que incluirlos diariamente en tu dieta es indispensable para poder gozar de una salud física y mental óptima.

 

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!