En los países desarrollados hay un alto porcentaje de personas con sobrepeso. La obesidad comenzó siendo un problema para los adultos pero, actualmente, también está alcanzando a nuestros niños. Si continuamos comiendo de la misma manera en el año 2050 no tendremos suficiente para alimentarnos con tres planetas como el nuestro. Es indispensable que sepamos cómo llevar a cabo una buena dieta que sea saludable y también sostenible. Si estás interesado en saber como conseguir que tu dieta sea sostenible, sigue leyendo porque te vamos a dar algunas pautas.

Cuida de tu cuerpo cuidando de tu planeta

Si estás preocupado por tu salud y por la salud del planeta que habitas ha llegado el momento de echar un vistazo a aquello que llevas a tu plato. El exceso de peso que tienen tantas personas del primer mundo tiene consecuencias negativas para la salud personal y, a la vez, está acabando con los recursos que tan generosamente nos ofrece nuestro planeta.

Fuente: Pixabay/geralt

Diferentes estudios confirman que, en los países industrializados, se consume el doble de la cantidad de carne necesaria. En Estados Unidos la cifra es aún mayor, el consumo se eleva al triple. Este consumo tan excesivo es uno de los grandes problemas para el medio ambiente.

Para hacernos una idea: un kilo de patatas emite 0,14Kg de CO2, sin embargo, un kilo de carne de cerdo emite 4,8Kg. Así mismo, la producción de carne conlleva muy altos costes de agua. Para que obtengamos un kilo de carne de ternera serán necesarios más de 15.000 litros de agua mientras que un kilo de manzanas ni siquiera llega a los 700.

A qué llamamos dieta sostenible

Como ya hemos visto, el tipo de alimentos que consumimos tiene un gran impacto medioambiental. Según la FAO, para el año 2050 la población del planeta será de más de 9.000 millones de personas. Por este motivo, necesitamos, de manera urgente, apostar por sistemas de producción y de distribución que sean sostenibles. Si seguimos haciendo las cosas como hasta ahora las futuras generaciones se quedarán sin recursos.

La producción sostenible de alimentos por medio de la agroecología y la agricultura ecológica es la mejor manera de combatir el cambio climático. Además de esto, debemos adquirir patrones alimentarios sostenibles y evitar el consumismo o el desaprovechamiento de los alimentos.

Podemos decir que una dieta sostenible es aquella que minimiza el impacto negativo en el medio ambiente. Si quieres llevar a cabo este tipo de dieta es aconsejable que la mayor parte de tus alimentos provengan de plantas. Lo ideal es que sean frutas, verduras, cereales y legumbres de origen ecológico y de mercados locales. Otro punto a tener en cuenta es reducir o evitar los productos procesados.

Fuente: Pixabay/geralt

Una dieta sostenible es respetuosa con el medio ambiente y con la biodiversidad. Además de esto, debe de ser nutritiva, saludable y estar al alcance de todo el  mundo. Si todos los habitantes de la Tierra hicieran cambios hacía este tipo de dieta, la salud de la población mejoraría y también la de nuestro medio ambiente.

Cómo lograr llevar a cabo una dieta sostenible

Con un poco de constancia es fácil adquirir nuevos hábitos que consigan que nuestra dieta sea más sostenible a la vez que saludable. Veamos cuáles son:

Planifica tus compras

En la mayoría de los hogares se tira mucha comida por no haber planificado antes de comprar. Si antes de ir a comprar haces un lista de lo que necesitas, será mucho más difícil que desperdicies los alimentos.

Apuesta por alimentos locales y ecológicos

Si consumes los alimentos de cercanía y de origen orgánico, estarás contribuyendo a minimizar el impacto medioambiental. Este tipo de productos emiten pocos gases de efecto invernadero y son mucho más nutritivos.

Reduce el consumo de productos de origen animal

Para poder llevar a tu mesa cualquier producto de origen animal harán falta muchos recursos naturales. Sin embargo, los productos de origen vegetal, apenas necesitarán. La ganadería es la actividad que más se relaciona con el cambio climático.

Fuente: Pixabay/lizawin

Reduce al máximo tu consumo de carne y lácteos. Si no puedes suprimirlo hazte a la idea de que la carne no debería de ser el plato principal sino la guarnición. Hay numerosas y saludables formas de obtener proteína de origen vegetal como las legumbres, los cereales y los frutos secos.

Deja de consumir alimentos procesados

Los productos procesados siempre están ligados a la utilización de envases como plásticos, bandejas o envoltorios. Además de esto, contienen gran cantidad de grasas de pésima calidad, y un exceso de azúcar y sal. Por todo ello, es mejor que tus platos sean sencillos y de origen vegetal.

Compra productos de temporada

Como ya hemos dicho, si quieres que tu dieta sea sostenible, es muy importante que los productos que adquieras sean de tu localidad y de consumo ecológico. Así mismo, es de gran importancia que elijas alimentos de temporada. Este gesto minimiza la huella de carbono en los alimentos.

Si encuentras productos que sean demasiado baratos es posible que se hayan producido a muchísimos miles de kilómetros y bajo condiciones laborales muy precarias. A esto debemos de añadirle la seguridad alimentaria y el perjuicio al medio ambiente. Si compramos alimentos ecológicos, locales, y de temporada contribuimos a evitar todas esas consecuencias negativas y mejoramos nuestra salud.

Este tipo de alimentos siempre tienen mayor sabor y mejor aroma. También las propiedades nutritivas son mayores aportando más salud a tu dieta.

Fuente: PIxabay/jil111

Mejor para ti, mejor para todos

Los alimentos que benefician al planeta también te benefician a ti. Una dieta basada en plantas que hayan sido cultivadas de manera orgánica y que tengan su punto justo de maduración al llegar a tu plato, es lo mejor que puedes hacer por tu salud. Este tipo de dieta es sostenible y contribuye a que todos los habitantes de este planeta disfruten de mejores condiciones de vida.

Cuantas más personas apuesten por este tipo de consumo y alimentación, más posibilidades tendremos de que los recursos naturales se puedan regenerar. ¡Únete al cambio!

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!