Está demostrado científicamente que el ayuno tiene múltiples beneficios para el bienestar y la salud, siempre que se encuentre controlado por un profesional y realizado en momentos físicos y anímicos óptimos. El ayuno hídrico o ayuno con agua es el que mejores resultados tiene, siendo la forma más rápida y eficaz de desintoxicar el organismo.

Sin embargo, es el más difícil, dado que se trata de un ayuno absoluto, en el que no se ingiere ningún alimento. Por lo que no todo el mundo está preparado para realizarlo. Durante este proceso, se lleva a cabo una dieta carente de calorías, así que lo único que puede ingerirse es agua. El agua tiene propiedades depuradoras que facilitan la eliminación de toxinas.

¿Cómo funciona el ayuno con agua?

Como hemos mencionado, lo único que se puede tomar durante la privación de comida es agua. Al hacer el ayuno absoluto y solamente tomar agua, conseguimos que el cuerpo se encuentre en estado de reposo absoluto, consiguiendo una óptima desintoxicación y limpieza del organismo. Se procede a la limpieza de sal y a la reducción de la producción de ácido clorhídrico.

La diferencia con otros ayunos, como el ayuno con frutas, es la velocidad e intensidad. Es cierto que el hídrico potencia los beneficios terapéuticos, pero podemos conseguir los mismos resultados con otras opciones menos intensivas pero en un plazo más largo. También cabe mencionar que, cuánto más intoxicado esté el cuerpo, mayor será la limpieza y por lo tanto, mayores síntomas de depuración, sobre todo durante las primeras horas.

Una vez haya pasado este tiempo en el que el cuerpo se ha ido reajustando, se comenzarán a notar todos los beneficios y la sensación de bienestar. No sentiremos hambre y el cuerpo entrará en el llamado proceso de cetosis, durante el cual se comienza a utilizar energía proveniente de las reservas, quemando las células grasas.

Se recomienda que el agua sea lo más pura posible, y que se encuentre supervisado por un profesional, sobre todo en personas que no están acostumbradas a realizar ayunos.

Beneficios de realizar el ayuno

1. Ayuda en la pérdida de peso. Gracias al ayuno podemos potenciar la quema de grasas, ya que el cuerpo utiliza sus fuentes de grasa como energía.

2. Mejora la sensibilidad a la insulina. El ayuno es capaz de mejorar la tolerancia a los carbohidratos, ya que, tras el ayuno, la insulina es más efectiva indicando a las células que tomen la glucosa presente en la sangre.

3. Se acelera el metabolismo. Al no ingerir alimentos, nuestro sistema digestivo descansa y activa el metabolismo, propiciando la quema efectiva de grasas. Por otro lado, podemos conseguir que nuestra digestión se regule.

4. Mejora de la función cerebral. Al realizar el ayuno, se aumenta la producción de una proteína derivada del cerebro, la cual estimula la creación de nuevas neuronas y activa la producción de químicos que mejoran la salud neuronal.

Como podemos observar, los beneficios del ayuno para el bienestar físico y mental son numerosos, pero siempre recomendamos que se realice bajo supervisión médica y en momentos en los que nos encontremos en un período óptimo tanto mental como físico.

 

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!