No podemos negar que en nuestra cultura tenemos tendencia al consumo, vivimos en una sociedad capitalista que nos invita a consumir cada vez más. Los mensajes son explícitos e implícitos y están por todas partes. Muchas de estas creencias erróneas y mensajes se han transformado en grandes mitos que hemos adquirido sin cuestionarlos. Vivimos en torno a ellos y tomamos decisiones en beneficio del consumo. Os invitemos a que os cuestionéis estos mensajes para un consumo más responsable…

Se trata de mensajes que nos influyen y nos impulsan a comprar. Las empresas y grandes marcas saben muy bien como hacerlo, para ello se sirven de la psicología del consumidor. El neuromarketing está de moda. Si os fijáis tratan de engancharnos a través de las emociones y los sentimientos, para que recordemos sus productos y establezcamos un mayor vínculo con ellos.

Publicidad con emociones

Fuente: Pixabay IrinaBezmen

Los colores que se utilizan, las palabras, las imágenes, el diseño y el producto, todo está bien estudiado para generarnos necesidades, para que tomemos decisiones que pensamos que las tomamos libremente. En realidad las decisiones que tomamos en cuanto a las compras que hacemos están influenciadas por nuestro cerebro. Nuestra mente subconsciente está plagada de mensajes que le impulsan a adquirir ciertos productos y a desechar otros.

¿De qué mensajes estamos hablando?, ¿cuales son estos mitos?, ¿pueden las grandes marcas hacernos consumir más sus productos? A continuación responderemos a todas estas cuestiones. Sin excepción, todas las personas que formamos parte de esta sociedad capitalista caemos antes o después en las trampas del consumo. Veamos cuales son estas trampas y mitos que nos quieren hacer creer para consumir y comprar…

Mitos que nos quieren hacer creer las grandes marcas

Como es de esperar las grandes marcas persiguen que consumamos cada vez más sus productos. Para ello invierten muchísimo dinero, estudiando los hábitos del consumidor y de sus clientes potenciales. Lanzan campañas publicitarias: por televisión, prensa, radio, propaganda y carteles publicitarios a pie de calle. Nos guste o no estamos continuamente expuestos a esa publicidad, y aunque no prestemos atención, nuestro cerebro sí que lo hace…

¿La felicidad se compra?

Muchos mensajes que lanzan las grandes marcas quedan impregnados en nuestros automatismos, en nuestra forma de ver las cosas e incluso de pensar. Nos hacen creer que necesitamos sus productos y que seremos más felices adquiriéndolos. Este es uno de los principales mitos que nos impulsa a comprar, creemos que vamos a ser más felices, nos están vendiendo felicidad.

Comprar felicidad

Fuente: Pixabay vborodinova

Si reflexionas acerca de ciertas campañas publicitarias comprobarás que los productos se asocian con el hecho de estar más contentos, felices y con una vida más llena y plena. Sin embargo, si piensas un poco y cuestionas esto entenderás que la felicidad no está en lo que te venden. Se trata de uno de los principales mitos que te quieren hacer creer. Algo que podríamos denominar como “felicidad capitalista”.

¿Son gangas las rebajas?

Las grandes empresas conocen nuestra debilidad por creer que estamos adquiriendo grandes gangas y que estamos comprando al mejor precio. Las rebajas son un periodo en el que los grandes almacenes consiguen que los consumidores vayan de forma frenética a buscar sus productos con descuento. Ciertamente lo consiguen, puesto que cuando vamos a las rebajas creemos que vamos a la búsqueda de un tesoro. Por lo general, acabamos comprando más que nunca, cosas que no necesitamos, y que incluso no pensábamos comprar; pero claro, al tratarse de una ganga el consumo se dispara… 

¿Realmente necesitas lo que estás comprando?

Este mito es la clave de todo producto de marketing. La estrategia es hacernos pensar que necesitamos su producto, por múltiples causas: ya sea porque es lo último en tecnología, porque nos va hacer la vida más cómoda, estaremos más satisfechos con nuestras vidas, seremos más atractivos, aumentará nuestro éxito, etc. Como vemos los mensajes pueden ser de todo tipo y todos ellos tienen como objetivo crear necesidades que no teníamos para que compremos su producto. Solo tienes que mirar a tu alrededor, la mayoría de los productos podrías prescindir de ellos, no los necesitas, o no los necesitabas, ya que ahora te han hecho pensar que sí los necesitas.

¿Quieres parecerte a los famosos?

Las grandes marcas no hacen pagos multimillonarios a los famosos que publicitan su marca por el simple hecho de ser famosos. Estas inversiones se hacen sabiendo la repercusión que tiene en sus consumidores. Si vemos al famoso que nos gusta con un reloj, traje o la fragancia que publicita, de inmediato ese producto será para nosotros más atractivo y querremos tenerlo. Juegan con la creencia de que si tienes ese producto te parecerás al famoso o la persona de éxito a la que admiras.

Consumir con responsabilidad

La manipulación es una de las estrategias más frecuentes de las grandes empresas. El marketing sirve para que consumamos cada vez más y compremos sin pensar demasiado. El consumo es responsable cuando nos paramos a reflexionar acerca de lo que necesitamos, adaptándonos a nuestro presupuesto y a lo que queremos gastarnos.

Publicidad consumir

Fuente: Pixabay Free-Photos

Antes de iniciar cualquier compra hay que tener muy presente, para qué necesitamos lo que estamos comprando, y si se adapta a nuestro presupuesto y nivel económico. Cualquier producto puede estar encarecido su precio, ya no por su calidad, sino por las grandes inversiones que ha tenido que hacer en sus campañas publicitarias. ¿Quieres seguir pagando la publicidad de estos productos? O quieres pagar por aquello que te va a beneficiar porque realmente es lo que buscas…

Es tu responsabilidad saber lo que compras, Consigue que tu decisión se base en la reflexión y la información objetiva, es así como frenarás tu automatismo consumista. Compra pensando en lo que haces y no te dejes engatusar por los mensaje de marketing, que tienen como objetivo atraparte en su atractivo. En el negocio está todo preparado, no existe la inocencia…

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!