El cerebro, y más concretamente la mente, es capaz de hacer cosas que ni nos imaginamos. Aunque se ha estudiado mucho acerca de la mente subconsciente, sigue siendo a día de hoy toda una incógnita. Se sabe que el subconsciente domina hasta un 90% nuestro cerebro, algo sorprendente, que nos invita a pensar sobre la poca consciencia que tenemos de lo que nos sucede en realidad.

Todavía es mucho lo que nos queda por descubrir y saber acerca de nuestros procesos mentales y de cómo se comporta la mente. Lo que si se ha podido saber es que todavía estamos muy lejos de conocer bien toda nuestra potencialidad cerebral. Para que nos hagamos una idea, la mayoría de las decisiones que tomamos ya han sido tomadas incluso antes de que seamos conscientes. Es algo sorprendente que nos resulta difícil de comprender pero que la ciencia ha podido comprobar.

Decisiones

Fuente: Pixabay/qimono

La mente subconsciente influye en la mayor parte de acciones que generamos en nuestra vida cotidiana. Desde conducir, lavarnos la cabeza, y hasta la pareja con la que decidimos estar. Son muchas las decisiones y actividades que realizamos que las llevamos a cabo sin ser plenamente conscientes de por qué las hacemos.

A medida que la ciencia avanza y, sobre todo las investigaciones acerca de la neurociencia, se encuentran nuevos hallazgos sobre actividades que creíamos que era necesario estar plenamente conscientes, y en cambio en realidad son acciones inconscientes.

Todo esto puede parecer un mundo mágico, sobre todo porque aún es incomprensible para nosotros, pero la realidad es que la ciencia va ofreciendo respuestas sobre por qué sucede esto, cómo sucede, y cómo nos afecta. Todo lo que ocurre a nuestro alrededor, lo percibamos o no, es almacenado por nuestra mente subconsciente. Veamos en qué consiste este complejo mundo.

¿Qué es la mente subconsciente?

Los científicos, a través de una serie de investigaciones, pudieron concluir que nuestra mente se puede dividir hasta en tres niveles de conciencia. Esta es a día de hoy la teoría de la mente más aceptada por el mundo científico. El primer hallazgo fue propuesto por el psicoanalista que todos conocemos, Sigmund Freud. Fue quien propuso la existencia de estas tres categorías de la mente. El inconsciente, subconciente y consciente. Entendiendo que había un contenido mental que estaba oculto para nosotros mismos al cual no podíamos acceder con facilidad.

Inconsciente y mente subconsciente

Fuente: Pixabay/sik-life

La mente consciente

Es en la que estamos acostumbrados a vivir, y la que mejor conocemos, a priori,  siendo la parte de la mente encargada de percibir la realidad, a través de nuestros sentidos. Pero solo de lo que la persona se da cuenta y que puede entender sin esfuerzo. Se manifiesta a través de los pensamientos, la percepción, los recuerdos, etc.

La mente inconsciente

Esta parte de la mente está considerada como una de las mayores secciones mentales junto a la subconsciente. Es ahí donde reposan la mayoría de recuerdos y experiencias que hemos vivido a lo largo de nuestra vida. Según el psicoanálisis y las investigaciones llevadas a cabo se manifiesta a través de impulsos, pensamientos incontrolados y recuerdos reprimidos. También los sueños están impregnados de esta parte de nuestra mente. El inconsciente almacena cualquier recuerdo reprimido, cualquier sensación y emoción que intentamos mantener alejada de nosotros.

Espiritualmente, se cree que es en la mente inconsciente donde reside nuestro verdadero yo, con sus luces y sombras. Se entiende que todo aquello que guardamos y permitimos que se almacene en lo más profundo de nosotros es lo que nos afectará durante toda nuestra vida.

La mente subconsciente

Este es un estado mental más cercano a la consciencia, está un nivel por encima del inconsciente. Por lo que esta parte de la mente, con esfuerzo podemos hacerla llegar a nuestra mente consciente. Se trata de un estado donde reside el contenido más simbólico y metafórico al que nos enfrentamos como seres humanos.

Los síntomas que se manifiestan de la mente subconsciente son todos aquellos que entendemos como psicosomáticos. Nuestro cuerpo nos habla, y los conflictos que han quedado en nuestro inconsciente se transforman en somatización, en forma de enfermedades, dolencias y trastornos mentales. Lo que reprimimos y se ha quedado atrapado en nuestro subconsciente también se manifiesta a través de conductas destructivas, adicciones y todo tipo de mensajes simbólicos. Habitualmente no entendemos estos mensajes y accedemos a soluciones superfluas que solo sirven para tapar y aliviar el síntoma.

Mente subconsciente

Fuente: Pixabay/PublicDomainArchive

Entender y aprovechar nuestra mente subconsciente

Nuestra mente subconsciente se siente más cómoda con el simbolismo y las metáforas, y esta es una de las claves para entender esta parte y poder comunicarnos con ella. Tiene un lenguaje específico que se ha intentado descifrar y ver como funciona. La programación neurolingüistica es una disciplina que se ha encargado exclusivamente en entender este lenguaje, del que tan poco sabíamos.

Se ha descubierto que la mente subconsciente entiende mejor nuestras frases afirmativas. Y todo lo que hablamos, y cómo nos hablamos a nosotros mismos, puede estar repercutiendo en nuestro subconsciente. Lo que visualizamos y las ideas que generamos también influyen en cómo se organizan nuestros recuerdos y se exteriorizan.

En esta parte de la mente que de alguna manera gobierna nuestras vidas, ya que está implicada en las decisiones que tomamos y cómo vivimos los recuerdos. Conviene realizar algunas técnicas con las que vamos a aprovechar al máximo este potencial del que disponemos.

Cualquier expresión simbólica o metafórica como puede ser el hecho de meditar, imaginar buenos resultados, hablarnos de una forma positiva. Repercute en potenciar nuestra motivación, concentración y la expresión artística. Representa, además, una de las principales claves para mejorar nuestra autoestima y actitud ante cualquier tipo de circunstancia.

Lograr encontrar un espacio para nosotros mismos es conveniente para contactar con nuestros conflictos y emociones que han quedado en el subconsciente. Cuando indagamos, reflexionamos y damos lugar al silencio, permitimos que todo aquello que nos está perjudicando en nuestro día a día, salga a la luz, a relucir en nuestra consciencia, para poderle dar una verdadera solución.

Tags: , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!