Cada persona posee una consciencia en relación a sus experiencias y las vivencias que ha ido teniendo. Por lo general vivimos algo apartados de esta consciencia, acumulamos lo vivido sin extraer los valiosos aprendizajes que hemos cosechado. El darse cuenta nos ayuda a conectar con nuestro autoconocimiento, siendo la clave para que vivamos de una forma más consciente y consecuente.

Nuestro inconsciente está cargado de todo lo que ha ido sucediendo en nuestra historia vital. Muchas de las cosas que no hemos querido aceptar y que hemos desterrado para no sufrir siguen acompañándonos, siguen estando ahí de alguna manera. Creemos que reprimiendo lo que no nos gusta, o no nos hace sentir bien, solucionamos aquello que nos impide seguir con nuestras vidas. Creemos que desechamos lo que no queremos aceptar de nosotros sin ninguna consecuencia, y esto acaba siendo un gran error como iremos viendo…

Seguimos el ritmo de la vida que nos hemos creado, en piloto automático, sintiendo lo menos posible y rechazando toda emoción que nos genera malestar. Cada uno de nosotros va cargado con todo esto hasta que el cuerpo nos va dando señales de que hay algo que estamos haciendo mal, hay algo que no estamos atendiendo. A lo que no estamos atendiendo es a nosotros mismos, y esas señales de nuestro cuerpo se convierten en estrés y enfermedades relacionadas con la debilidad de nuestro sistema inmune.

¿A qué crees que nos referimos con el darse cuenta? Dispones de un gran potencial interior, gracias a todas las experiencias que has ido albergando, ya sean agradables o desagradables. Todo lo que necesitas para enfrentar los problemas y las dificultades con las que te encuentras está en tu autoconocimiento. Para llegar a esa sabiduría interna es necesario que ejercites -el darse cuenta-. En las situaciones problemáticas será tu mejor aliado, y en las situaciones agradables te dará ese plus de bienestar para valorar y aprovechar cada detalle. A lo largo de este texto irás viendo la importancia de tomar conciencia, y cómo puedes potenciar tu darte cuenta.

¿Con qué está relacionada la capacidad del darse cuenta?

En la gran mayoría de ocasiones vivimos sin darnos cuenta de lo que sucede a nuestro al rededor, y lo que es peor, lo que nos ocurre a nosotros mismos. Esto causa que nos relacionemos de una forma más superficial, y es que si no indagamos en nuestro interior ¿cómo vamos a mostrarle nuestro ser más profundo a otra persona? Estamos acostumbrados a encuentros fríos, con palabras vacías y sin muestras de emoción ni sentimiento. Hemos tapado nuestra esencia con parches para evitar sentir lo que nos resulta desagradable.


La capacidad de darnos cuenta es un estado de plena consciencia, en el que estamos dispuestos a atender a lo que nos sucede, y, sobre todo, a atender a nuestras necesidades. El darse cuenta pierde sentido si la persona no utiliza esta capacidad para atender a las necesidades actuales del organismo. Podríamos decir que esto es un fundamento básico de la toma de consciencia.

Este tipo de toma de consciencia nos hace estar en las situaciones de una forma más honesta, incluyéndonos en ellas, y por lo tanto haciéndonos responsables de todo lo que pueda suceder. Es una forma de dejar de culpabilizar y quejarse, para hacernos responsables de todas las situaciones que experimentamos. Esto fomenta que no intoxiquemos nuestras relaciones, con reproches como: “tú me has hecho sentir así”, “por tu culpa me siento mal”, “si no hubieras hecho eso yo estaría bien”, etc.

Seguro que te suena alguna de estas frases, y es que vivir desde la inconsciencia te hace no asumir la responsabilidad de lo que sientes y de tus emociones.

Si no nos hacemos cargo de nosotros mismos acabamos dependiendo de las circunstancias y de lo que hagan los demás. Acabamos siendo títeres a causa de nuestra inconsciencia. ¿Qué sensación nos causa vivir así? La sensación es la de no tener el control de nuestras vidas, nuestra mente queda atrapada en lo que sucedió y en lo que sucederá, haciendo así preso a nuestro presente.

Importancia de la meditación para darse cuenta

El estado de responsabilidad, consciencia y de darse cuenta, no es un estado estático, es un estado del aquí y el ahora, centrado plenamente en el presente, con respecto a lo que sucede fuera de nosotros, y con respecto a lo que sucede dentro de nuestro mundo interno.

Bajo este punto es donde cobra una gran importancia la práctica de la meditación. La filosofía oriental pone un especial hincapie en el aquí y ahora, en el momento presente. Y es a través de la meditación como nuestra mente y cuerpo pueden llegar a este estado.

La concentración es un factor importante, ya que es así como aprendemos a relajarnos. Y es a través de la relajación como alcanzamos una mayor sintonía con nuestras necesidades y con el flujo de nuestra mente. Alcanzamos el darnos cuenta al tomar pleno contacto con nuestros sentidos. Y para llegar a este estado es necesario calmar tanto nuestra mente como nuestro cuerpo.

La meditación es por lo tanto una excelente actitud para tomar una mayor consciencia y explorar el estado de darse cuenta. Para encontrarnos con nosotros mismos, conseguir relaciones más honestas, y abrir todo un mundo de posibilidades a nuestros sentidos; para que la vista, la piel, el oído y todos los canales sensoriales los orientemos al mundo, a nuestra naturaleza y a nuestras experiencias.

Las vivencias se ven enriquecidas al darnos cuenta del mundo sensible que nos rodea, nuestra percepción se agudiza, y se disuelve nuestro sufrimiento e impotencia al no resistirnos ante lo inevitable, al aceptar el flujo mismo de la vida. Es así como nos volvemos más agradecidos, amables y compasivos. Esta es la esencia de la salud, aumentar nuestra conciencia para liberarnos de las fantasías, los prejuicios y la culpabilidad.

En conclusión, la meditación podrá permitirte ‘parar’, vivir ‘aquí y ahora’, y experimentar de primera mano los beneficios de llevar una vida consciente y saludable. De esto mismo trata el método Crear Salud, que te ayudará a establecer nuevos hábitos en tu día a día, no solo para que empieces a meditar, sino para aprender a nutrirte adecuadamente y llevar una vida activaAnímate y prueba la app Siente – que puedes descargar aquí – y se convertirá en tu mejor compañera para guiarte en el camino de la meditación. Se trata de una metodología muy sencilla, que te abrirá las puertas del mindfulness y la psicología positiva, para mejorar tu bienestar y en definitiva, ser más feliz.

Tags: , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!