Fuente: Pixabay / viktoriasbalance

¿Qué es y cómo surgió Pilates?

El método Pilates es un tipo de entrenamiento físico y mental que es capaz de modificar la postura de nuestro cuerpo y conseguir que logremos controlar el cuerpo y la mente. Esta disciplina consigue que mente, cuerpo y espíritu trabajen unidos y en armonía, es la técnica perfecta para todos aquellos que busquen sentirse bien consigo mismos. Fue creado por Josehp Hubertus Pilates, atleta alemán, el cual debido a su naturaleza enfermiza desde niño, investigó la manera de fortalecer el cuerpo a través del dinamismo y el control mental. J. H. Pilates estuvo internado en un campo de concentración durante la Primera Guerra Mundial, y durante esta reclusión intentó encontrar una forma para hacer que los presos se sintiesen bien aunque estuviesen en cama, ideó estiramientos y ejercicios de fuerza incluso utilizando sistemas de poleas. Con el paso del tiempo también ideó ejercicios que pudieran ser realizados desde el suelo, simplemente sobre una colchoneta. Después de la guerra se trasladó a Estados Unidos y allí comenzó a hacerse popular entre bailarines y coreógrafos por el poder que tenía su método para aliviar lesiones y fortalecer la musculatura corporal. Pronto comenzó a enseñar su método y sus enseñanzas cada vez son más populares.

¿Cómo se practica?


Existen tres formas de practicar Pilates:

  • En clases dirigidas en el suelo, sobre colchonetas y utilizando diferentes accesorios como bandas elásticas, pelotas, etc.
  • Con máquinas especiales creadas para este método como son el reformer, cadillac, barriles, trapecio, silla, etc.
  • En el agua, tiene beneficios extra al no sentir la gravedad del suelo.

 

Accesorios para Pilates en suelo

Fuente: Pixabay / ArtCoreStudios

La práctica de Pilates se basa en el cumplimiento de los siguientes principios:

  • Concentración
    Es imprescindible para poder realizar los ejercicios correctamente y poder conectar la mente y el cuerpo. Es necesario que nos concentremos en la zona que estamos trabajando.
  • Control
    Es necesario realizar los ejercicios de una manera controlada, sin movimientos bruscos o irregulares, de esta manera evitaremos múltiples lesiones. El control mental se convierte en imprescindible para poder conseguir esa unidad mente y cuerpo.
  • Precisión
    Es importantísimo realizar los ejercicios de forma precisa, pensando que la calidad en la realización de los mismos está por encima de la cantidad. De hecho, suelen trabajarse pocas repeticiones de cada serie para que no disminuya la concentración y se puedan realizar de una manera cuidadosa y no nos lesionemos.
  • Fluidez
    Cada movimiento debe ser ejecutado con ritmo, sin rigidez ni brusquedades, de manera que las secuencias fluyan con naturalidad, si hiciésemos los ejercicios de forma excesivamente rápida perderíamos el control de la postura.
  • Respiración
    La respiración es una parte esencial de cada ejercicio y siempre está coordinada con el movimiento. Es necesario llevar un ritmo de respiraciones que normalmente va marcando el instructor, de esta forma controlamos los movimientos y se facilita la movilización de la columna vertebral. En Pilates se espira durante la relajación para poder vaciar el aire de los pulmones y poder limpiar el torrente sanguíneo.

El método Pilates está compuesto por más de 300 ejercicios en los que se trabajan principalmente abdominales, oblicuos, glúteos y espalda. Las sesiones son cortas y de pocas repeticiones con lo que se consigue estirar los músculos y fortalecerlos. El principal objetivo del Pilates es ganar fuerza en el abdomen, aumentar la flexibilidad y conseguir controlar nuestro propio cuerpo.

 

¿Qué beneficios nos aporta la práctica de Pilates?

Probablemente cuentes con personas en tu entorno que han decidido incorporar la práctica de pilates a sus vidas y te lo recomiendan. Todas estas personas te hablan maravillas y han percibido un “antes y un después” en su vida desde que han comenzado a hacer Pilates. Y es que la práctica de este entrenamiento físico puede beneficiarte si tienes problemas de espalda tipo hernia discal, o estás en procesos de rehabilitación por alguna lesión, o quieres aumentar tu flexibilidad, o simplemente mejorar tu calidad de vida, ¿a qué esperas para comenzar a practicarlo? Es muy importante que recibas clases con una persona cualificada, que vaya explicándote de manera minuciosa cómo realizar cada ejercicio y también es aconsejable realizar dos sesiones semanales de una hora de duración cada una.

 

Postura de Pilates

Fuente: Pixabay / standuppaddle

 

Veamos qué beneficios notarás cuando comiences a practicarlo:

  • Los ejercicios de Pilates se realizan desde el abdomen, este, se toma como centro y referencia para todo, por eso percibirás que ganas en fuerza y la zona lumbar estará más tonificada, esta es la base para el bienestar del resto de la columna. Los ejercicios trabajan con intensidad incluso los músculos más profundos que sostienen el esqueleto. El conjunto de clases está diseñado para que cada mes hayas trabajado por completo todos los músculos del cuerpo.
  • Aumentará tu flexibilidad, comprobarás que hay posturas que antes era imposible que lograses verás como poco a poco consigues realizarlas. Te sentirás más ágil y al mejorar la postura de tu cuerpo tendrás mayor equilibrio y coordinarás mejor tus movimientos.
  • Sentirás tu cuerpo más esbelto y tonificado porque Pilates fortalece los músculos sin aumentar el volumen de los mismos.
  • Mejorará tu postura corrigiendo la mala higiene postural que hayas podido ir adquiriendo con los años, el estilo de vida y de trabajo que desempeñes.
  • Te ayudará a prevenir lesiones y a rehabilitarlas en el caso de que las tengas.
  • Notarás que tienes más vitalidad y que estás lleno de energía para enfrentarte a tus tareas cotidianas y para realizar cualquier otro deporte.
  • Mejorará tu autoestima porque podrás integrar cuerpo y mente.
  • Lograrás llegar a estados de relajación y podrás eliminar tensiones musculares y estrés.

 

Si decides comenzar la práctica de Pilates, podrás comprobar cómo esta frase del creador del método sobre la efectividad del mismo, toma forma en tu propio cuerpo.

En diez sesiones sentirás la diferencia, en veinte sesiones verás la diferencia, y en treinta sesiones te cambiará el cuerpo.

Joseph H. Pilates

La mayoría de las personas que practican Pilates de manera continuada aseguran que gozan de un equilibrio mental y corporal que nunca antes habían alcanzado, y no sólo sienten flexible su cuerpo sino también su mente, porque cuando realizamos rutinas que nos ayudan a centrarnos en el ahora y ser conscientes de nuestro cuerpo y nuestros pensamientos, cambia la perspectiva desde la que vemos lo que nos sucede.

Recuerda que cada vez más expertos del mundo de la medicina y la psicología insisten en la importancia de cuidar de nuestra mente, tal y como propone el método Crear Salud. Debemos ser conscientes de que para llevar una vida saludable también necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral. Herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí – pueden ser grandes aliadas en tu camino a una vida libre de estrés. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, en consecuencia, ser más feliz.


Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!