Una situación bastante común en la actualidad es observar que un niño interactúa con diversos dispositivos tecnológicos. Muchas veces llegamos a asombrarnos por la facilidad que tienen los más pequeños de utilizar estos dispositivos y la forma natural de desenvolverse en el ecosistema digital.

Imagen StartupStopckPhotos en Pixabay

El uso continuo de este tipo de aparatos electrónicos es impulsado muchas veces por nosotros los adultos, ya que es una forma que permite calmar a los niños y mantenerlos ocupados. Pero, ¿eres consciente de cómo afecta a los niños el abuso de la tecnología?

La tecnología en el desarrollo de la mente en niños

Es innegable que las tecnologías más novedosas son parte de nuestra rutina de vida diaria. La mayoría de personas cuenta hoy en día con una televisión por Internet, un móvil, una videoconsola o un ordenador.

Sabemos que los dispositivos electrónicos nos facilitan diversas tareas, pero abusar en su utilización puede ocasionar distintos problemas de salud, principalmente en los jóvenes y en niños pequeños.

Actualmente los bebés antes de aprender a construir frases o sumar, aprenden cómo desbloquear un dispositivo móvil. A su vez, se distraen fácilmente con este tipo de aparatos.

Aunque también los adultos llegamos a utilizar este tipo de recursos en diversas ocasiones, por ejemplo: cuando vamos a la peluquería con los niños o al cenar en un restaurante; el dispositivo móvil es el recurso que utilizamos para evitar que los más pequeños causen molestias y puedan entretenerse.

Debes estar consciente que este tipo de acciones puede tener importantes consecuencias en el desarrollo de tus hijos, principalmente debemos hacer énfasis en dos aspectos importantes: la falta del juego simbólico y la distracción.

Optar por la distracción, en vez de la tolerancia al esfuerzo o frustración

Nuestra mente por lo general se rige por la comodidad, es decir, ley del mínimo esfuerzo. Siempre que la mente humana pueda conseguir atajos, esfuerzos o datos que pueda ahorrar, definitivamente los tomará.

El cerebro de los niños evita frustrarse y a menos que intervenga un adulto, nunca va a tratar de esforzarse. Existe una gran cantidad de eventos donde los padres necesitan del esfuerzo y atención del pequeño, para que pueda comenzar a alcanzar la autonomía requerida.

Por ejemplo, como padres intentamos ahorrar esfuerzo y tiempo al momento de alimentarlos. Sin embargo, debes comprender que una parte de su proceso de aprendizaje es la frustración, el pequeño aprende por ensayo y error; esto servirá para crear el hábito y que el niño pueda actuar de forma más independiente.

Pero, si sólo intentas distraer al niño con un video gracioso cuando él está esforzándose para llevar la comida a su boca, lo que vas a lograr es que se disperse su cerebro. De manera inconsciente, comienzas a crear la asociación en su mente de que en cada ocasión que requiera un esfuerzo no será fundamental hacerlo, ya que existirá una distracción. Esto quiere decir que tus hijos no podrán tener la atención sostenida, si usas este tipo de mecanismo de manera frecuente.

Imagen Yoho Prashant en Pixabay

El juego simbólico

La fantasía de crear un mundo o historias fantásticas en la cabeza del niño, es necesaria cuando son muy pequeños. De esta forma los niños se pueden imaginar con naturalidad como: bomberos, profesores, policías, médicos o actores.

Resulta fundamental que el niño tenga en sus manos un pedazo de cartón e imagine que se trata de una pequeña varilla mágica, que puedan derrotar un dragón sobre una hoja, etc. Al escuchar que un niño de tres años juega sólo y utiliza algún juguete, observarás lo que quiere decir el juego simbólico.

Requiere el uso del simbolismo e imaginación de todo lo que rodea al niño; siempre será una maravillosa y magnífica creación de la mente del pequeño.

No nos referimos a un juego educativo, se trata simplemente de su desarrollo cognitivo: simbolizar el mundo, su capacidad de pensamiento y de entendernos usando el mismo lenguaje. El disfrute del juego simbólico, le ayudará a comprender e interiorizar la realidad del ambiente que lo rodea.

Los videojuegos, las películas o las aplicaciones no facilitan la creación en el niño. Pueden ser entretenidos, pueden interactuar o ser educativos; pero este tipo de recursos lo ideal es que no ocupen gran parte de su tiempo de entretenimiento y ocio.

En general, nuestro cerebro es muy perezoso y se tiene la oportunidad de ahorrarse algún esfuerzo lo hará. En este caso, ahora ya estás consciente de lo fundamental que son las fantasías y creaciones desarrolladas cuando el niño juega.

¿Cuáles son las consecuencias para el niño del abuso de la tecnología?

Cuando los niños llegan a la preadolescencia a largo plazo, el uso excesivo de las pantallas en la etapa de desarrollo cognitivo esto normalmente se traduce en un desinterés total, los niños carecen de aficiones y tampoco tienen la capacidad de aburrirse.

Los niños que requieren sus dosis de móvil, imágenes, de redes sociales o de YouTube. Por lo general tienen pocas inquietudes, son menos creativos y en los casos más fuertes, los niños no han podido simbolizar en sus mentes la realidad que los rodea.

Por eso, algunos psicólogos suelen relacionar la utilización temprana de los dispositivos tecnológicos con problemas emocionales en la etapa adolescente y con el déficit de atención.

Es muy importante que un niño pueda aprender a entretenerse sólo, aburrirse, a mantener la atención, a esperar, a elegir y a frustrarse. Este tipo de aspectos, definitivamente los dispositivos electrónicos no los proporcionan.

Imagen Wokandapix en Pixabay

Otras desventajas del abuso de la tecnología en edad temprana

Un niño frente a un smartphone o una Tablet, normalmente es un niño que durante ese rato no se relaciona, no habla, suele mantener los ojos fijos frente a la pantalla y no desea jugar. En definitiva, se convierte en un ser solitario.

Los expertos coinciden en que el abuso de la tecnología puede ocasionar dependencia y adicción, principalmente si la utilización de los dispositivos electrónicos se realiza sin límite alguno.

El entretenimiento difícil contra el entretenimiento fácil, el uso de la aplicación no requiere ningún trabajo para el niño. Pero, cuando el pequeño juega sólo, requiere la estimulación de la imaginación y creatividad para su diversión. El niño puede sentirse perezoso por ese esfuerzo demasiado positivo, ya que al usar un aparato electrónico lo tendrá todo con más facilidad.

Es fundamental que los niños pueden aprovechar la mayoría del tiempo en diversas actividades tanto físicas, como lúdicas y que no requieran tanta utilización de dispositivos electrónicos para que puedan desarrollar sus habilidades y despertar su curiosidad.

RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, tal y como propone el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral. 


Además, para cuidar nuestra mente, existen herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí  que pueden ser grandes aliadas en tu camino a una vida saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This