El sedentarismo resulta un problema más importante de lo que puedas pensar.  La vida sendentaria influye en multitud de aspectos de nuestra vida cotidiana, perjudicándonos ya no solo en nuestro estado de salud, sino también en el modo en el que afrontamos las dificultades y las experiencias vitales que se nos presentan. Tanto a nivel físico como psicológico las consecuencias del sedentarismo pueden llegar a ser letales.

El ejercicio, la actividad física y estar en movimiento, ya sea realizando tareas o saliendo a la calle a caminar, nos permite mantenernos activos y salir del sofá. Entre los hábitos más destructivos para nuestro cuerpo y mente se encuentran aquellos que contribuyen a mantenerse en un estado de poca actividad y falta de  movimiento físico.

 

 

La organización mundial de la salud (OMS), considera como personas sedentarias a aquellas que no realizan más de 90 minutos de actividad física al cabo de la semana. Revisa cuales son tus hábitos y presta atención al ejercicio que estás haciendo, no dejes que la falta de tiempo te haga ser una persona sedentaria, puesto que los riesgos a los que te enfrentas son bastante considerables, es para tomárselo muy enserio.


Según los estudios de la OMS hay más personas con una vida sedentaria de las que imaginamos, muchos lo somos sin haber reparado en ello. Más de la mitad de las personas adultas que se encuentran en los países desarrollados realizan un ejercicio físico considerado como insuficiente. Esto acarrea graves problemas para la salud como veremos a continuación. Sus efectos son tan perjudiciales como lo pueden ser la falta de descanso, una mala alimentación, el alcohol o el tabaco.

Principales peligros y consecuencias del sedentarismo

Llevar una vida sedentaria en la que apenas hagas ejercicio, es algo que te va a ir pasando factura con el tiempo. El cuerpo, la musculatura y hasta tus huesos se resienten debido a la falta de ejercicio físico. Tu organismo está preparado para que lo ejercites, por eso no es aconsejable que te limites ni que te restrinjas a moverte solamente lo estrictamente necesario, para el trabajo y las tareas diarias.

Además, el sedentarismo está asociado a un estilo de vida poco saludable, que por supuesto incluye una mala alimentación en nuestra dieta habitual. Estos son algunos de los principales riesgos de llevar una vida sedentaria:

  • Aumento de los dolores articulares y contracturas:

Debido a la falta de ejercicio físico tenemos una tendencia a la pérdida de masa muscular y también a la pérdida de fuerza, lo que supone que nuestras articulaciones se debiliten y queden más expuestas a que suframos dolores articulares y contracturas en las cervicales, la cintura y la espalda.

 

Dolor en articulaciones por sedentarismo

Fuente: nattanan23

  • Sobrepeso y obesidad

Mantenernos activos físicamente es la solución más efectiva para prevenir el sobrepeso y la obesidad. Diariamente consumimos más calorías de las que necesitamos, que acaban transformándose en grasa, que para nada necesita nuestro cuerpo. El sedentarismo no permite la activación suficiente como para que quememos las calorías que habitualmente consumimos, por lo que, como consecuencia, es inevitable un aumento del peso corporal.

El aumento de peso conlleva a su vez otras dificultades que nos conducen a sufrir otros problemas graves de salud, como el aumento de la presión arterial, que aumenta nuestras posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular. También problemas respiratorios, problemas en el hígado y cálculos biliares, entre otros…

  • Enfermedades asociadas al sedentarismo

Al no hacer ejercicio y favorecer el sobrepeso, en nuestro organismo estamos aumentando el riesgo de padecer enfermedades que están asociadas con esta problemática, como son algunas de las que hemos destacado anteriormente que son propias de la obesidad, pero además algunas como las que destacamos a continuación.

  • Aumenta el riesgo de padecer diabetes puesto que el sedentarismo afecta directamente a la efectividad de la insulina.
  • Aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer como el de próstata en hombres y el de mama y endometrio en mujeres, según informa la asociación española contra el cáncer (AECC).
  • Causa discapacidad, ya que debido a los problemas asociados que hemos comentado, no es posible realizar algunas tareas ni trabajos, ni ciertas actividades cotidianas. Esto acaba en una mayor frustración cuando se intenta hacer alguna actividad física, ya que supone un mayor esfuerzo.
  • También causa problemas en el estado de ánimo, corriendo el riesgo de sufrir depresión y trastornos alimenticios. La calidad de vida disminuye lo que provoca una disminución de la motivación y un empeoramiento de la autoimagen, afectando así a la autoestima.

 

Combatir el sedentarismo

Tal y como indica la OMS, este es un problema a nivel mundial que afecta a millones de personas, no podemos obviarlo y, por supuesto, somos nosotros mismos quienes primero debemos de atajarlo. Como hemos visto, es un problema que corresponde a una falta de actividad física y cuyas consecuencias afectan gravemente a nuestra salud. Hay que tomar conciencia de ello y saber que no es algo que podamos ir dejando, cuanto antes se tomen medidas, menor riesgo correremos de sufrir sus consecuencias.

 

Practicar deporte

Fuente: sasint

 

El sedentarismo es posible combatirlo, solo tienes que ir adquiriendo en tu actual forma de vida hábitos que sean saludables: procurar salir a caminar diariamente, dedicar un tiempo a las labores domésticas realizando el esfuerzo físico que requieren, intenta que la mayoría de los desplazamientos sean andando, evita siempre que puedas el coche y el transporte público para trayectos cortos… Busca ejercicios de yoga para realizar en casa o si te apetece ve a una academia de baile de pilates, yoga o de algún deporte que requiera de ejercicio físico. Haz deporte, muévete y procura mantenerte activo.

Todo el deporte y ejercicio físico que hagas en tu día a día va sumando, y no vale como excusa decir que no tienes tiempo. Para mantenerte en buena forma y cuidar de tu salud siempre debes sacar tiempo, ya que ha de ser tu prioridad.

RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, tal y como propone el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral. Además, para cuidar nuestra mente, existen herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí  que pueden ser grandes aliadas en tu camino a una vida saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.

Tags: , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!