Practicar ejercicio, de cualquier tipo, siempre es muy beneficioso para la salud. No obstante, cada tipo de deporte tiene sus características. Así mismo, cada persona disfrutará con un tipo de ejercicio que se adapte a su manera de ser. ¿Conoces la marcha nórdica? Si no la conoces sigue leyendo y verás cuántos beneficios tiene el practicarla a menudo.

Nos movemos muy poco

La sociedad en la que vivimos se caracteriza por el sedentarismo. Cada vez son más las personas que sufren obesidad, hipertensión arterial, cáncer, diabetes y muchas otras enfermedades derivadas de este tipo de vida. Además de esto, la dieta que llevamos suele estar muy desnaturalizada y esto contribuye a que nuestra salud empeore.

Fuente: Pixabay/derwerbepool

Cada vez son más los profesionales de la salud que aconsejan la práctica de ejercicio físico para prevenir muchas patologías de tipo crónico. Sin embargo, la mayoría de las personas se mueven bastante poco. Es muy triste ver como, en muchos casos, no reaccionamos hasta que no hemos perdido la salud. Con un poco de prevención todo sería mucho más fácil.

Prevenir es mejor que curar

Es un pena tener que llegar a enfermar cuando tenemos a nuestra disposición una herramienta tan útil  como el ejercicio físico. Muchos de los enfermos de hoy en día  podrían haber evitado su estado actual si sus hábitos de vida hubieran sido distintos. Cualquier persona que sea capaz de encontrar equilibrio entre una alimentación sana, cierta cantidad de ejercicio y un buen descanso, será muy difícil que enferme.


La actividad física tiene que adaptarse a las necesidades de cada persona. No todo el mundo puede hacer el mismo tipo de deporte. Por este motivo, la marcha nórdica se encuentra entre los deportes más practicados hoy en día ya que se puede llevar a cabo con la intensidad que cada uno necesite.

¿En qué consiste la marcha nórdica?

Esta actividad física consiste en caminar de manera natural apoyándose en un par de bastones que están especialmente diseñados para impulsar el cuerpo. No es lo mismo el senderismo con bastones que la marcha nórdica. En el senderismo los bastones solo sirven de apoyo.

Fuente: Pixabay/steinchen

La marcha nórdica es un deporte muy completo. Permite mejorar la flexibilidad, la fuerza, la resistencia y la coordinación. Son pocos los deportes que mejoran todas estas cualidades.

Como ya hemos dicho, este tipo de marcha puede adaptarse al ritmo y las necesidades de cada persona. Por este motivo, se puede practicar de manera suave, moderada o intensiva. Una de sus características es que es muy poco agresiva para las articulaciones. Así mismo, las personas que la practican sienten que comienzan a tomar conciencia de su propia salud. Por ello, podríamos decir que potencia hábitos de vida saludables.

Para poder practicar la marcha nórdica adecuadamente es necesario aprender correctamente como hacerla. Es muy importante llevar una postura correcta para no forzar la espalda. También hay que combinar diferentes movimientos dinámicos, rítmicos y simétricos.

La marcha nórdica activa toda nuestra musculatura

Este tipo de deporte es un trabajo aeróbico que activa nuestro metabolismo y el 90% de los músculos de nuestro cuerpo. Así mismo, incrementa en gran medida la capacidad pulmonar. Además de esto, estimula la circulación ya que ayuda al retorno sanguíneo gracias al movimiento activo de manos y pies. De esta manera, se evita la hinchazón de los brazos y se estimula el drenaje linfático natural.

Con la marcha nórdica se produce, sobre todo, una activación muscular continua del tren superior del cuerpo, es decir, cintura, hombros, brazos y torso. Gracias a ello la columna vertebral se fortalece ayudando a la prevención de dolores de espalda.

¿Quién puede practicar la marcha nórdica?

Debido a su sencillez, esta marcha la puede practicar todo el mundo. Da igual que se lleve a cabo en un medio natural o en una ciudad. Es ideal para practicarla en grupo pero también es perfecta para hacerlo de manera individual y a cualquier hora del día.

Fuente: Pixabay/moerschy

Algunas personas que carecen de tiempo para dedicarlo específicamente a este ejercicio, lo practican durante sus desplazamientos habituales.

Gracias a la marcha nórdica, muchas mujeres de mediana edad que la han empezado a practicar, se han visto motivadas a hacer otros cambios saludables en su rutina diaria. Después de una sesión de marcha te encuentras tan bien que es muy difícil que te apetezca comer cosas que sean sanas. Así mismo, el buen descanso está asegurado si practicas este estupendo tipo de ejercicio.

Beneficios de la marcha nórdica

Es muy importante que cada persona adapte la marcha a su condición física y que comience de manera progresiva. Así mismo, antes de comenzar, es importante que te pongas en manos de expertos en el tema para que te puedan enseñar como hacerlo de manera correcta. De esta manera, evitarás posibles lesiones por sobrecarga o práctica inadecuada.

Si practicas este tipo de deporte de manera moderada y regular, es decir, al menos durante treinta minutos diarios, obtendrás los siguientes beneficios:

  • Activación del metabolismo y consumo de calorías
  • Disminución del sobrepeso
  • Disminución del los niveles de colesterol en sangre
  • Reducción de riesgo de osteoporosis
  • Reducción de hipertensión
  • Fortalecimiento del sistema inmunitario.
  • Control de los niveles de glucosa en sangre
  • Mejor humor y mejor calidad de sueño
  • Mejores digestiones
  • Mejor calidad de vida en general

Estas son solo algunos de los beneficios de practicar la marcha nórdica. Si a esto le añades el hecho de que es un deporte que se practica siempre al aire libre, le añades aún más efectos positivos. Los deportes practicados al aire libre, además de oxigenar nuestro cuerpo, nos ponen en contacto con los rayos solares. La luz del sol es la responsable de que nuestro cuerpo sintetice vitamina D. Esta vitamina es imprescindible para la salud de nuestros huesos.

Fuente: Pixabay/pasja1000

Para concluir, podemos decir que este tipo de ejercicio es muy fácil de practicar y necesita poca inversión económica. Solo te hacen falta un par de buenas zapatillas, ropa cómoda y un par de bastones. Si te decides a empezar te aseguro que, además de encontrarte mucho mejor, harás un montón de amigos.

Recuerda que los expertos del mundo de la medicina y la psicología insisten en la importancia de cuidar de nuestro cuerpo y nuestra mente, tal y como propone el método Crear SaludDebemos ser conscientes de que para llevar una vida saludable también necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral. Herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí – pueden ser grandes aliadas en tu camino a una vida libre de estrés. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, en consecuencia, ser más feliz.

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!