En nuestro modo de vida, por lo general, empleamos poco tiempo a pequeñas acciones diarias que son muy importantes para nuestra salud, como el hecho de comer conscientemente.

Alimentarnos adecuadamente nos aporta los nutrientes que necesitamos para afrontar nuestro día a día con energía, es algo básico, sin embargo, es algo que a menudo descuidamos. Veamos las consecuencias de no comer conscientemente.

Tener consciencia sobre cómo estamos comiendo no tiene nada que ver con una dieta específica, ni es una moda que se haya implantado recientemente. Tampoco forma parte de una creencia popular. Se trata más bien de una actitud que forma parte de nuestros hábitos saludables.

Comer rápido

Fuente: Pixabay rawpixel

Cuando no comemos conscientemente comemos de una forma rutinaria y mecánica. Nos podemos comer un plato entero de comida sin tan siquiera haber saboreado ni un bocado. El acto de comer lo hemos convertido incluso en una actividad como descarga de ansiedad y de estrés. Comemos por aburrimiento, porque nos sentimos tristes o frustrados, comemos ante la soledad y la desesperación de no saber qué hacer con nuestras vidas. Utilizamos los alimentos para intentar llenar nuestro vacío existencial, siendo este un error bastante habitual, por desgracia, que repercute gravemente en nuestra salud.

Si eres de los que utiliza la comida para alguno de estos aspectos, comiendo por comer, utilizando la comida como un recurso para distraerse de las adversidades y las dificultades; comiendo de una forma mecánica sin importar la calidad de los alimentos, sin disfrutar de su textura, olor y sabor. Entonces es porque no estás comiendo de forma consciente. Consideremos a continuación que repercusión tiene el no comer conscientemente.

Hábitos que te impiden comer conscientemente

En nuestro día a día existen muchos hábitos poco saludables de los que somos poco conscientes, uno de ellos que además tiene una gran repercusión en nuestra salud es la alimentación. ¿Cómo nos estamos alimentando?, ¿para qué nos alimentamos?, ¿disfrutamos de lo que comemos? Estas son algunas preguntas sobre las que todos nosotros deberíamos reflexionar para comenzar a tomar consciencia sobre nuestra forma de comer.

Es posible que no te hayas dado cuenta, y hayas adquirido hábitos que te hacen que no puedas comer de una manera consciente. Estos hábitos que adquirimos la mayoría de nosotros sin percatarnos son algunos como:

-Comer mientras ves la televisión o atiendes a otro tipo de actividades.

-Comer por aburrimiento y no cuando sientes que tienes hambre.

-Engullir los alimentos, comiendo con prisas debido a que estás pensando en que debes atender otros asuntos más importantes.

-No disponer de horarios fijados para comer, ni organizarte, ni preparar un lugar tranquilo y cómodo para el ritual de la comida.

-Descuidar la importancia de dedicar un tiempo exclusivo para pensar en qué vas a comer, y cómo vas a elaborar los alimentos que quieres consumir. No dedicar suficiente tiempo para cocinar y elaborar una comida.

Comer con distracciones

Fuente: Pixabay/ rawpixelEstos son algunos de los hábitos que hacen que nuestra forma de comer no forme parte de un ritual de gran importancia en nuestro día a día. Sino que más bien sea un acto cotidiano al que apenas damos la importancia que merece. Por supuesto, esto tiene una grave repercusión para nuestra salud como veremos a continuación…

No comer conscientemente afecta a tu salud

No comer conscientemente puede provocar en nuestros modo de comer hábitos que resultan muy nocivos. Comer compulsivamente es uno de ellos. Si aprendemos este hábito de descargar nuestra ansiedad con el hecho de comer, estaremos introduciendo alimentos a nuestro organismo de un modo descontrolado, y además con alimentos que no aportan ningún valor nutricional. Las repercusiones que derivan de una mala alimentación son enfermedades como la obesidad, diabetes o enfermedades cardiovasculares.

Cuando no has aprendido a comer de una manera consciente, te estás limitando a la hora de disfrutar, saborear y sentir el placer de cada comida. No comer tranquilamente con tiempo para paladear y disfrutar de los alimentos también repercute en cómo te nutres, ya que el organismo no absorbe de igual forma todos los nutrientes, las vitaminas y los minerales. Puesto que ya no depende solo de la calidad de los alimentos sino que también influye la forma en la que los introduces a tu organismo.

Tomar consciencia sobre lo que supone la alimentación en nuestras vidas, implica un proceso de responsabilidad, donde también se ve implicada nuestra salud mental. Bajo ciertas condiciones y momentos difíciles descuidamos la alimentación y nuestro modo de alimentarnos, lo que también influye para que trastornos como los de ansiedad y del estado de ánimo se vuelvan más resistentes e incluso empeoren sus síntomas.

No comer conscientemente

Fuente: Pixabay/ reidy68

Poner consciencia sobre cómo nos alimentamos, los alimentos que tomamos y la forma en la que los consumimos, ya no solo es algo básico para poder valorar y sentir el placer de cada plato, sino que también influye en nuestra salud no solo física sino también mental.

En definitiva, resulta muy valioso que pongas una especial atención a organizar tus horarios para comer, elegir los alimentos que consumes de una forma responsable, comer para alimentarte y no para llenar ningún vacío. Y sobre todo, que cuando comas seas consciente de que lo que estás introduciendo en tu organismo es salud y bienestar para mejorar tu calidad de vida. Saborea cada bocado, escoge alimentos frescos y naturales ante los que vienen procesados, mira las etiquetas de cada producto, sabiendo las grasas que contienen, los aditivos, sal y azúcares. Hazte cargo de tu bienestar.

La manera en cómo te relacionas con los alimentos también influye en tu estado emocional y en cómo te vinculas contigo mismo. Aprende a comer conscientemente y de esta forma estarás contribuyendo a cuidarte, valorarte, comprenderte y conocerte, para que puedas aceptar el hecho de que eres una persona única.

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!