Nuestro cuerpo es un organismo muy complejo en el que todas sus partes están relacionadas. Los órganos que lo componen interactúan en perfecto equilibrio con los huesos, músculos y articulaciones. Sin embargo, aunque no lo sepamos, ciertos hábitos pueden dañar este equilibrio y, en especial, las articulaciones.

Cada día son más las personas que sufren dolor en las articulaciones. El origen de esta dolencia no siempre es conocida, no obstante, se sabe que ciertos factores y hábitos pueden favorecer la aparición de estos problemas.

Normalmente, las personas que más padecen estas dolencias tan molestas son los mayores de 40 años, las personas que tienen exceso de peso, los deportistas y las mujeres cuando tienen cambios hormonales.

Pixabay/IAOM-US

Qué son las articulaciones

Las articulaciones forman parte de nuestro aparato locomotor y sirven de unión. Pueden unir dos huesos,  un hueso y un cartílago o un tejido óseo y los dientes. Su función es la de facilitar los movimientos mecánicos del cuerpo. No todas ellas tienen la misma movilidad. Se clasifican en articulaciones móviles, semimóviles y fijas. Móviles como las de la cabeza del fémur, semimóviles como las de las vértebras y fijas como las de los huesos del cráneo, por ejemplo.

Las dolencias articulares más frecuentes son tendinitis, condropatías, afectación del cartílago y artrosis. No obstante, cualquiera de ellas puede ser prevenida tomando ciertas medidas.

¿Qué favorece a nuestras articulaciones?

El cuidado de nuestras articulaciones requiere de ciertos factores y sustancias que nos ayudarán a prevenir futuros problemas.

Hidratación y peso

Una correcta hidratación es básica para que nuestras articulaciones estén en buen estado. Así mismo, el exceso de peso las sobrecargaría aunque, también un peso demasiado bajo podría ocasionar pérdida muscular e incluso alguna lesión. Por este motivo, es muy importante que tengamos un peso adecuado a nuestra estatura.

Ejercicio moderado

Una vida activa, con ejercicio moderado, que nos aporte satisfacción, será uno de los mejores aliados para la salud articular.

Minerales amigos de las articulaciones

El magnesio es un mineral muy importante para nuestro sistema óseo, muscular y nervioso. Podemos encontrarlo en el cacao, las semillas, frutos secos, legumbres, cereales integrales y verduras de hoja verde. El magnesio juega un papel muy importante en la prevención de lesiones articulares y musculares.

Así mismo, el calcio y el fósforo son muy beneficiosos para nuestra estructura osea. Los podemos encontrar en los frutos secos, las algas y las frutas y verduras en su forma más asimilable.

Vitamina C

La vitamina C tiene un alto poder antioxidante y contribuye al crecimiento y reparación de los tejidos y huesos. Así mismo, favorece la asimilación de otras vitaminas y minerales. Todas las frutas y verduras están cargadas de esta vitamina que nos favorecerá enormemente la salud de las articulaciones.

Fuente: Pixabay/Shixy0405

Colágeno y Omega 3

Según se ha estudiado en distintas investigaciones, los pescados como el salmón, el atún o caballa y los arenques poseen un alto poder antiinflamatorio debido a la gran cantidad de ácidos grasos Omega 3 y colágeno que contienen. Este último, se combina en los cartílagos con la elastina y crea un gel que absorbe, en gran medida, el impacto entre articulaciones.

Enemigos de las articulaciones

Si quieres que tus articulaciones funcionen como es debido durante toda la vida, intenta evitar todo lo que viene a continuación:

Sobrepeso

Como ya hemos dicho, un exceso de peso siempre será perjudicial para nuestras articulaciones. Por este motivo, habría que evitar una dieta que contenga grandes dosis de azúcar, productos refinados y grasas.

Zapatos de tacón

Los zapatos de tacón, aunque éste sea de tamaño pequeño, no son una buena opción. Según un estudio que llevó a cabo el Dr.D.Carry Kerrigan este tipo de zapatos crean mayor esfuerzo de torsión en la rodilla con lo que se daña la articulación.

Ejercicios de impacto elevado

Para poder conservar las articulaciones en buen estado es necesario que evitemos deportes que provoquen un fuerte impacto en las rodillas y demás articulaciones. Entre ellos se encuentran, por ejemplo, bajar escaleras corriendo o correr bajando cuestas.

Exigir demasiado a tus músculos

Los deportistas que llevan a cabo rutinas agotadoras, como en los entrenamientos de intervalos de alta intensidad, etc, corren el riesgo de maltratar sus articulaciones. Así mismo, incluso en prácticas tan aconsejables como el yoga, si tratamos de alcanzar posturas que fuercen demasiado el cuerpo antes de que esté listo, también correremos el riesgo de padecer lesiones.

Fuente: Pixabay/holiho

Consumo excesivo de alcohol

Las personas que consumen demasiado alcohol, además de deshidratarse, suelen tener un peso más elevado de lo que deberían. Por ambos motivos, el alcohol es bastante nocivo para las articulaciones.

Tabaco

Según el jefe del Departamento de Investigación en Salud del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco , “el humo del cigarro contiene agentes capaces de alterar moléculas a nivel orgánico, lo cual, aunado a otros factores, fungiría como detonante para las enfermedades articulares”. Por lo tanto, si queremos cuidar la salud de nuestras articulaciones es muy conveniente abandonar el consumo de tabaco

Sedentarismo

La vida sedentaria a la que muchas personas están acostumbradas no es beneficiosa en absoluto. Nuestro cuerpo necesita movimiento para poder llevar a cabo sus funciones de manera correcta. Es muy importante practicar, a diario, cualquier tipo de ejercicio. Lo  importante es que seas capaz de levantarte del sofá. Cualquier ejercicio moderado que te haga disfrutar será muy beneficioso para tus articulaciones.

Cuidar de tu cuerpo es tu responsabilidad

El cuerpo con el que experimentamos esta experiencia de vida es para siempre. Si queremos que se conserve, de manera que pueda acompañarnos a disfrutar de buenos momentos, debemos cuidarlo. Una dieta sana con abundancia de fruta, verduras,legumbres, semillas y cereales integrales será nuestra mejor aliada. Así mismo, si somos capaces de hacer ejercicio suave cada día que nos proporcione cierta cantidad de movimiento, la salud de todo nuestro cuerpo y, como hemos visto, de nuestras articulaciones estará prácticamente asegurada.

No esperes a que tu cuerpo de envíe señales de que no le estas cuidando bien a través de alguna enfermedad. ¡Vive mimando tu cuerpo como si no tuvieras otro, porque realmente es así!

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!