Como consecuencia del verano y las vacaciones solemos saltarnos a menudo nuestra rutina para comer, cambiamos los horarios, las comidas y todo lo establecido. A lo largo del año es importante que dispongamos de unos horarios para todas las comidas que hacemos a lo largo del día, cuando no respetamos esto hay repercusiones para nuestro organismo como veremos a continuación.

Es normal que en fechas señaladas, reuniones o situaciones especiales nos saltemos nuestra rutina para comer. Esto es algo que por supuesto, escapa de nuestro control. Sin embargo, es importante haber establecido una rutina para comer, la cual seguir la mayoría de los días. Puesto que este acto ha de ser tratado como un ritual, para que comamos tranquilos, sin distracciones, y tomándonos el tiempo necesario. Sentarnos a la mesa sin prisas nos evita pasar por malos momentos digestivos.

Entre las recomendaciones para una alimentación saludable, también se encuentra comer de esta manera, con unos horarios establecidos y acomodar el lugar apropiado. De esta manera los nutrientes que consumimos son mejor absorbidos por nuestro organismo, y así los alimentos cumplen con su función, la cual es alimentarnos. Por ello fijar una rutina es fundamental para que sigamos unos correctos hábitos alimenticios. Veamos su importancia y los riesgos que puede tener no disponer de una rutina para comer.

Regula tu metabolismo basal

¿Sabes por qué muchas dietas no funcionan? Porque a veces no se trata solo de lo que comemos, sino también cómo lo estamos comiendo. Fijar unos horarios específicos al día para comer es tan necesario como fijarlos para dormir. Nuestro metabolismo tiene un reloj interno el cual hay que respetar, ya que no es conveniente desajustarlo con mucha frecuencia.

Hemos acostumbrado a nuestro organismo a unos horarios, e incluso a que reciba nutrientes en determinados momentos del día. Cuando nos saltamos nuestra rutina para comer, el cuerpo lo sufre acarreando una serie de consecuencias. Entre las cuales podemos destacar la descompensación de nuestro metabolismo basal.

¿Qué sucede cuando no funciona bien nuestro metabolismo basal? Lo que sucede es que no se pierden de igual manera las calorías que consumimos. Cada persona tiene un metabolismo basal diferente que le hace perder más o menos calorías haciendo el mismo esfuerzo físico. Hay una diferencia de género, por ejemplo los hombres tienden a perder más calorías que las mujeres, gracias a que disponen de un metabolismo basal más alto. No regular bien unos horarios para consumir nutrientes afecta al metabolismo basal haciéndolo más lento, y por lo tanto siendo capaz de consumir menos calorías. Por eso muchas dietas no funcionan si no regulas bien tus hábitos alimenticios.

¿Entiendes porque es importante fijar una rutina para comer? Tu cuerpo es mucho más inteligente de lo que piensas, ya que se adapta fácilmente a los aportes energéticos diarios que tú eliges. Sin embargo, cambiar esta frecuencia diariamente hace que se desajuste y entonces la dieta que hayas decidido seguir no acabará resultando eficaz.

Mantenerte saludable mediante una rutina para comer

Cualquier desajuste que tengas ahora mismo, debido a circunstancias como el trabajo, o cualquier otra situación que te impida establecerte unos horarios para comer; estará interfiriendo en un modo de vida más saludable. Si te has propuesto seguir una dieta o comer menos azúcares, grasas y alimentos procesados; siendo así más consciente de lo que comes. También es importante que regules tus horarios, que te acostumbres a sacar un tiempo exclusivo para ti cada día, dedicándote un tiempo que sea de calidad, o sea, sin prisas.

Fijar unos horarios y respetarlos también te ayudará a que vayas más relajado, sabiendo que ese tiempo está dedicado a tu salud y nada más. Permítete así saborear y disfrutar de cada alimento, tomando consciencia de que estás aportando energía, salud y vitalidad a tu organismo, para seguir con tus obligaciones y con las tareas del día.

Tanto para tu desayuno como tu almuerzo, comida, merienda y cena; cada momento que dediques a comer tómatelo como un momento para mantenerte más saludable. Reflexiona sobre si estás siguiendo unos horarios adecuados, y si esos horarios te están beneficiando. Tomar alimentos a ciertas horas del día puede perjudicarte para otras cuestiones, como por ejemplo cenar tarde y con pocas horas de antelación antes de acostarte, este hábito puede estar perjudicando a tu sueño y hacer que no descanses bien.

Sobre la frecuencia de comidas, lo que indican los expertos es comer aproximadamente cada tres horas. Por eso es importante desayunar fuerte, para no volver a comer hasta pasadas por lo menos 3 horas. Picar entre comidas es uno de los peores hábitos que puedes adquirir, procura evitar estas costumbres poco saludables. Establecer una rutina diaria de comer ciertos alimentos, como pueden ser unas piezas de fruta, es recomendable, sobre todo, si lo haces a media tarde. Debido a su alto nivel nutricional podrás aguantar así hasta la cena. Es conveniente que la cena sea ligera y con un bajo nivel glucémico. Algo por ejemplo como una ensalada, para que no te sientas muy pesado a la hora de descansar y hagas bien la digestión.

En definitiva, como habrás comprobado fijar una rutina para comer puede ser mucho más importante de lo que creías. Ya sea para seguir cualquier dieta, como también para acostumbrar a tu organismo a una serie de hábitos saludables. Este tipo de rutinas te ayudarán, sin duda, a que comas relajadamente y siendo consciente de la importancia que tiene cada alimento en tu día a día. Establece unos horarios y fija unos tiempos, adecuándolos a tus circunstancias, y aprende así a dedicar un espacio de calidad para cuidarte, entendiendo que gracias a este espacio podrás rendir mucho mejor en tu día a día.

Tags: , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!