El consumismo en el que se ve sumida la sociedad de hoy en día puede crear un problema muy grave como es la compra compulsiva. Este problema es totalmente incompatible con el bienestar de una persona ya que, tarde o temprano acabará por no controlar sus actos.

Por este motivo, en este artículo vamos a hablarte de los rasgos y características que pueden indicarte que te encuentras ante un comprador compulsivo. Además de enseñarte cómo el mindfulness puede ayudar a controlar estos actos.

Señales que indican que eres un comprador compulsivo

Conocer las señales que inconscientemente envía un comprador compulsivo puede ser muy enriquecedor. En primer lugar, porque en caso de que le suceda a alguien cercano podrás ayudarle. Pero si te sucediese a ti mismo, podrás verte retratado y poner solución antes de que sea demasiado tarde. 

 

Mientes sobre las compras que haces

Cuando hablas con familiares y amigos no hablas de las compras que has realizado, ya que crees que serás juzgado negativamente. Esto puede hacer que incluso escondas las cosas compradas si tienes visita en casa. Normalmente, la razón de esto es que tú mismo, sabes que no estás teniendo un comportamiento responsable con las compras que realizas. 


Las compras te generan cierto bienestar

Es decir, si el hecho de comprar ya lo tomas como un hobby y cuando vas a un centro comercial o a una tienda sientes adrenalina, eres un comprador compulsivo. Además, normalmente esta adrenalina engancha porque es capaz de sacarte de la tristeza, la ira o la soledad que sientes. 

Tras comprar te sientes culpable

Tras haber hecho efectiva la compra, puedes sentir culpabilidad por el dinero que has gastado. No obstante, este sentimiento no es suficiente como para devolver los artículos comprados o dejar de comprar.

Financias las compras con tarjetas de crédito

A la hora de pagar, no lo haces en efectivo ni con una tarjeta de débito. Por el contrario, pagas con una tarjeta de crédito con la excusa de que así el desembolso no es tan grande y notorio.

 

Has intentado dejar de comprar, pero no puedes

La incapacidad para parar de comprar es un rasgo definitorio por antonomasia del comprador compulsivo. A fin de cuentas, esta adicción te envuelve y te impide parar de comprar, aunque no necesites nada de lo que tienes. Pero esto es difícil detectarlo, ya que lo más probable es que pienses que lo tienes todo bajo control aunque verdaderamente no sea así.

Pones en peligro tus finanzas personales

Por último, y este es el problema más grave, podrías llegar incluso a comprometer tus finanzas personales con tal de seguir comprando. De hecho, muchas personas acaban endeudadas por no poner freno a esta adicción a tiempo. Por ello, aunque el término de comprador compulsivo pueda utilizarse de forma un tanto frívola, el problema es muy grave. De hecho, igual de grave que cualquier otra adicción.

¿Cómo se puede remediar esta adicción?

El primer paso para acabar con este problema es ser consciente de que se está padeciendo. Muchos adictos a las compras no reconocen que lo son y se escudan en excusas inverosímiles para justificar las compras que hacen. No obstante, cuando admitas tú o tu allegado que sí hay un problema, los pasos a seguir son muy sencillos. 

Ir a comprar acompañado

Las compras son algo imprescindible en la vida, ya que todo lo adquirimos de comercios. Desde la comida hasta los productos de higiene, pasando por la ropa. Por ello, cuando se tiene este problema, lo ideal es que se acuda a comprar con alguien que sepa controlarnos. 

Dinero en efectivo y justo

Lo ideal es que te deshagas de todas las tarjetas de crédito. En primer lugar, porque estas te permiten gastar sin ver un perjuicio real en tu cuenta bancaria y crean una imagen distorsionada de tus finanzas.

Pero además, a la hora de comprar, lo ideal es que se vaya con dinero en efectivo y no con una gran cantidad sino más bien lo justo para comprar lo único que es necesario. De esta forma, evitarás comprar de forma impulsiva ya que, al llegar a la caja, no podrás pagarlo.

Hacer listas para la compra

Este es otro instrumento importante que puede ayudarte a tener un control de lo que compras. Si crees que necesitas comprar algo, ya sea comida, ropa, productos de belleza o higiene o cualquier otro artículo, lo ideal es que te hagas una lista. 

Esto te ayudará a convencerte de que lo único que necesitas se encuentra en dicha lista. Lo mejor sería que esta estuviera supervisada por otra persona, ya que podrías haber añadido algo que verdaderamente no fuera necesario. Y, cómo no, las primeras veces que acudas a comprar siguiendo una lista, lo ideal es que alguien te acompañe para supervisar el gasto. 

 

Practica el mindfulness y soluciona tus problemas de raíz

Ahora que te hemos hablado de forma más concreta y extensa sobre las señales que manifiesta un comprador compulsivo y las técnicas para superar esta adicción, vamos a centrarnos en el mindfulness, ya que este puede ser muy positivo para superar este tipo de problemas. El desencadenante de la adicción a las compras es la idea de que los problemas sentimentales se arreglan con la compra de objetos materiales.

Esto es un error de enormes dimensiones, ya que, cuando se tiene un problema, hay que solucionarlo de frente, no tratando de acabar momentáneamente con la mala sensación que te provoca. Por ello, la meditación positiva puede ayudarte.

Mientras estés meditando, estarás en contacto directo con tu yo interno y podrás obtener la concentración necesaria para llegar a la raíz del problema. La concentración plena te ayudará a hacerte las preguntas adecuadas para conseguir las respuestas necesarias.

De esta manera, sabrás cuál es tu problema y podrás comenzar a trabajar en él directamente, en lugar de calmar tu ansiedad con compras innecesarias. Por lo tanto, el mindfulness puede ayudarte a superar una adicción a las compras a la vez que aumentas tu bienestar interno. 

Así, si te gustaría llevarlo a la práctica, puedes dejarte empezar a utilizar la app Siente – que puedes descargarte aquí –. Su metodología es muy sencilla, pues se basa en sesiones guiadas de mindfulness y ejercicios de psicología positiva, para mejorar tu bienestar, reducir la ansiedad y el estrés y, en consecuencia, ser más feliz.

Además, Siente es una de las metodologías del método Crear Salud,  que, además, de cuidar de nuestro interior, nos ayudará a nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral.


Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!