La atención plena según la psicología positiva es una técnica esencial para potenciar nuestra concentración, que proviene de los estudios científicos realizados sobre la práctica de la meditación. Esta técnica realmente no es algo nuevo, es una práctica que se lleva realizando desde  hace miles de años en oriente. El Mindfulness, como se le llama en occidente, está obteniendo mucho éxito en la actualidad.

La psicología positiva en su investigación científica aplicada a la psicología, ha prestado un especial interés en la atención plena (mindfulness), al observar la gran necesidad actual que hay acerca de un cambio de perspectiva.

Esto tiene que ver con las dificultades y las problemáticas que actualmente vivimos en nuestra sociedad. Los valores que estamos adoptando, el ritmo de vida que llevamos, y la falta de conciencia que estamos desarrollando, que está desembocando en un aumento de insatisfacción generalizada. Las enfermedades relacionadas con el estrés y la ansiedad están aumentando y los trastornos mentales asociados también, y todo esto está ocurriendo sin que apenas seamos conscientes de cómo influye nuestra forma de vivir en nuestra salud física y mental.

La atención plena ha sido llevada a occidente gracias a la psicología positiva, que se ha encargado de explorar nuevas alternativas terapéuticas, y soluciones que se adaptan a las nuevas necesidades de las personas. Esta nueva alternativa se centra sobre todo en nuestro proceso de autoconocimeinto, y de que pongamos conciencia en nuestras potencialidades para aprender a desarrollarlas. La atención plena tiene muchas posibilidades, tal y como ha descubierto la psicología positiva. Vamos a indagar en ellas a continuación…


La atención plena como nuevo recurso terapéutico

No es de extrañar que ya hayas oído hablar del mindfulness, de la atención plena y de la meditación, ya que es algo que se está popularizando en occidente. Su éxito está bien justificado, puesto que los investigadores han sido los primeros sorprendidos al descubrir un filón para nuestro bienestar en estas prácticas milenarias.

Estos conceptos se utilizan mucho en la actualidad, ya que la literatura científica está continuamente realizando investigaciones al respecto, observando todas sus bondades y aplicaciones en las ciencias de la salud, como terapia alternativa. La atención plena o conciencia plena, es el nombre que se le da al mindfulness, y el mindfulness surge como concepto específico de la meditación.

Este nuevo recurso terapéutico, como es el de la atención plena, supone un proceso de conocimiento interno de cada persona, que está relacionado con la aceptación. Lo que provoca un cambio de perspectiva en nuestro modo de pensar; y como bien sabemos, el cómo pensamos determina nuestras acciones e incluso nuestras emociones, en muchos casos. Los pensamientos son un arma de doble filo, es por esto que hemos de aprender a enfocarlos para nuestro bienestar.

La atención plena nos ayuda sobre todo a esto, a enfocar nuestra atención a la observación de nuestros pensamientos, sin que los juzguemos ni pretendamos luchar contra ellos. A través de este entrenamiento conseguimos adoptar nuevas perspectivas, ver con una mayor claridad, y acercarnos a la realidad de una forma más consciente y honesta.

Sirve como recurso terapéutico, tal y como describe la psicología positiva, ya que la práctica de la atención plena nos permite aceptar nuestros pensamientos, las sensaciones y las emociones que emergen de nosotros. Por el contrario, la resistencia, y la lucha por cambiar lo que sentimos y pensamos es lo que nos genera sufrimiento, y un gran dolor emocional que nos agota en todos los aspectos de nuestra vida.

Salir de los automatismos para tomar conciencia

Hemos recibido mensajes que nos influyen en cómo pensamos, cómo actuamos y cómo gestionamos nuestras emociones. Estos mensajes nos han llevado a reprimir nuestra espontaneidad, y a estar más pendientes de lo que sucede a nuestro al rededor que de lo que nos sucede a nosotros internamente. Nuestros automatismos nos llevan así a generar conductas que realmente nos están perjudicando, sin que seamos tan siquiera conscientes de ello.

La atención plena según la psicología positiva nos ayuda a tomar conciencia de nuestros pensamientos, sentimientos, emociones y de los automatismos que están implícitos. Para que no demos como cierto, sin cuestionar, lo primero que pensamos o sentimos. La conciencia que adquirimos gracias a la atención plena se desarrolla instante tras instante, en el aquí y el ahora, el momento presente.

Por supuesto, desarrollar esta conciencia requiere de una gran implicación y esfuerzo personal. En muchas terapias se está aplicando ya como un recurso terapéutico la atención plena, puesto que ofrece muy buenos resultados para disminuir la ansiedad, adquirir hábitos saludables, y liberarse de los pensamientos autodestructivos.

Los ejercicios que proceden de la atención plena no sirven para poner parches inmediatos, ni para resolver problemas de una forma rápida. Se presentan al igual que la meditación, como una actitud a desarrollar que forma parte incluso del crecimiento personal. Nos orienta a que exploremos en nosotros para encontrar las potencialidades y recursos que nos sirvan para centrarnos en nuestro bienestar.

Liberarnos de los automatismos que nos han ido perjudicando a lo largo de la vida implica, sin duda, un cambio de actitud. Por lo que no es de extrañar que los cambios que hagamos sean bastante significativos, y por supuesto, sin ninguna expectativa, puesto que los cambios que nos benefician requieren de un proceso y de un camino a seguir.

Al tomar una mayor conciencia acerca de ti, de lo que estás viviendo, de las personas con las que te relacionas, de lo que sientes, y de cuáles son tus necesidades reales, tu comportamiento, inevitablemente va a experimentar un cambio. Tu foco de atención ya no va a estar en las preocupaciones por cómo te puedan ver los demás, sino de cómo te puedas ver tú, para que en consecuencia puedas dar lo mejor de ti. Al desarrollar la atención plena das paso a que tu naturaleza se exprese en el momento presente; sin interferencias producidas por el rencor, la venganza y el dolor emocional que frena e impide que vivas tu vida.

Herramientas como la App Siente – que puedes descargarte aquí –  pueden ser grandes aliadas en tu camino para conseguir la atención plena en tu día a día. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.


Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!