Si quieres que tanto tu cuerpo como tu mente se recuperen bien y se mantengan saludables, es vital que aprendas a cuidar de tu sueño mediante la relajación. El descanso es algo que no podemos descuidar, puesto que es la forma que tenemos de recuperar la energía que necesitamos para afrontar nuestra vida cotidiana. Hacer una relajación previa para que el descanso sea pleno es un hábito que te puede aportar muchos beneficios, como podrás ver a continuación…

Este momento tan importante del día al que le dedicamos una gran parte de nuestras vidas es algo que tenemos que tomarnos muy en serio. La calidad de nuestro sueño influye directamente en nuestra salud, puesto que tiene un papel relevante en el día a día. Y te preguntarás “¿cómo puedo cuidar de mi sueño?” Esto es algo que vamos a ir viendo a lo largo de este texto. Te adelantamos que una de las formas que más te puede ayudar es adquirir un hábito de relajación previa antes de irte a dormir.

Como sabrás, hay muchas técnicas y prácticas de relajación, entre las que se encuentren el yoga y la meditación. Tu calidad de sueño puede verse aumentada si cultivas ciertos hábitos saludables de relajación antes de ir a acostarte. Esto te servirá para calmar tu mente, relajar el tono muscular y para que te adentres en un estado óptimo para dormir sin sobresaltos. Además, facilita que puedas tener un sueño reparador, el cual es muy importante para que te despiertes enérgico y descansado.

Ya sabes, si quieres descansar profundamente y recargar tus energías, presta atención a los consejos que te damos para relajarte antes de dormir. Estar bien descansado es imprescindible para tener una buena calidad de vida, esto es algo que debes de tomarte muy en serio.

 

Recomendaciones para relajarte antes de dormir

Te damos algunos de los consejos efectivos para que concilies el sueño. Siguiendo estas recomendaciones puede adquirir hábitos que te faciliten el descanso que tanto necesitas:

  • Evita todos los elementos distractores en la habitación, como pueden ser el móvil, la televisión y cualquier dispositivo tecnológico. Procura que el lugar donde vayas a dormir sea lo más cómodo, tranquilo y confortable posible.
  • Para cuando se acerca la noche evita alimentos y bebidas que sean estimulantes.
  • Tomate una infusión caliente o date una ducha que te resulte relajante. Estos hábitos te ayudarán a reducir las tensiones, para que puedas entrar más fácilmente en un estado de calma.
  • Procura que en la habitación no entre ningún tipo de luz y esté lo más oscura posible. Si hay algo de luz, la melatonina (que es la hormona del sueño) no se activará correctamente para aportarte un sueño reparador.
  • Antes de irte a dormir, haz algún ejercicio de relajación o alguna actividad que te aporte calma y bienestar, como la meditación. Esta práctica te ayudará a disminuir la actividad mental, y te hará adentrarte en un estado más profundo de concentración hacia el sueño.

Es normal que hacia la noche podamos llegar con una excesiva activación, por la ansiedad que hemos ido generando durante todo el día o por el propio estrés de las preocupaciones o las responsabilidades diarias. Esto afecta mucho al estado en el que no encontramos a la hora de ir a dormir. Por eso necesitamos una ayuda extra, y mucho mejor si esta ayuda es natural e inocua.

Hay que tener en cuenta que no se trata de que duermas más horas, la duración del sueño no es lo más importante. Se trata de que las horas de sueño que duermas lo hagas en el mayor estado de paz posible, a esto se le llama la calidad del sueño. Esta es la clave para que realmente descanses, que recuperes la energía y te levantes con frescura y fuerzas para iniciar y afrontar de la mejor forma posible un nuevo día. Y te preguntarás “¿Qué puedo hacer para encontrarme en paz antes de dormir?”. La respuesta está en la meditación, como podrás ver a continuación.


Meditar para alcanzar la paz que necesitas antes de dormir

Dormir es una necesidad básica en el ser humano, tanto como respirar o alimentarnos. Por lo general, solemos tener muchos problemas de sueño. Cada vez es más habitual el insomnio y otros trastornos asociados con conciliar el sueño, mantenernos dormidos o mantenernos despiertos. También sabemos que dormir y descansar no es lo mismo, esto lo sabemos por el estado en el que nos encontramos para enfrentar nuestro día a día.

 

 

La meditación es una técnica excelente que nos ayuda no a dormir, sino más bien a descansar. Nos facilita que encontremos la paz que necesitamos antes de dormir, para que conciliemos el sueño mediante un profundo bienestar, quedando tanto el cuerpo como la mente en armonía…

Si meditas antes de dormir podrás controlar tu mente, siendo el dueño de su flujo constante de pensamientos. En la mayoría de las ocasiones es el ruido mental el que no te deja dormir, el que te hace tener pesadillas. Esto te genera una ansiedad que puedes vivir durante el sueño, despertándote sobresaltado y confundido. Al meditar, los problemas no te los llevas a la cama, te concentras en lo que realmente importa en el momento de acostarte: dormir y descansar plácidamente, en paz…

Tener este hábito antes de irte a la cama te ayudará a que alcances una relajación que, sin duda, te facilitará que descanses y no tengas problemas con tu sueño. Puedes simplemente hacerlo a través de tu respiración o, si lo prefieres, con una visualización guiada. La propuesta es que aprendas a descansar de verdad, y para ello la meditación puede servirte como gran aliada para tu calidad de sueño y bienestar.

¡No esperes más! Hoy mismo puedes probarlo, no dejes pasar más tiempo, cuanto antes te inicies con el hábito de la meditación al ir a dormir, antes conseguirás beneficiarte de todo lo que supone un buen descanso. Toma nota de cómo te encuentras al levantarte y durante el día, comprobarás la mejoría en tu día a día.

Además, te animamos a conocer el método Crear Salud, que te dará todas las claves para incluir la meditación en tu día a día. Pero, además, debemos ser conscientes de que para lograr un bienestar integral no solo basta con la meditación, sino que es básico aprender a nutrirnos adecuadamente y llevar una vida activa.

Herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí – pueden ayudarte a mejorar la calidad de tus horas de sueño. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, dormir mejor y, de paso, ser más feliz.

 


Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!