Los problemas de concentración son muy frecuentes. Y es que al habitual ajetreo diario que implica la vida (llegar puntuales, terminar diferentes tareas, afrontar situaciones variadas y tratar con múltiples personas…) se suma el bombardeo de estímulos que recibimos a través de las redes sociales, el móvil e Internet. Como resultado, es fácil sentirse abrumado y tener la mente en otra parte la mayoría del tiempo, lo que impide una adecuada concentración en cada una de las actividades diarias que requieren nuestra atención.

FUENTE: Pixabay/jeviniya

La meditación como arma para potenciar la concentración

Diversos estudios científicos han mostrado cómo la meditación puede generar cambios muy positivos en el cerebro, aumentando las capacidades cognitivas como la memoria y la concentración.

Meditar supone dar un respiro a nuestra mente, que tan a menudo se encuentra saturada de actividad y de ruidos tanto externos como internos. Del exterior recibimos constantemente toda clase de estímulos (mensajes, alertas, personas, ruidos…) y nuestra mente, a su vez, produce su propio ruido, y muchas veces se trata de un ruido negativo.

Si comienzas a tomar consciencia de tus propios pensamientos, notarás cómo muchas veces la mente “va por libre” y no para de emitir juicios de valor, suposiciones y muchas veces pensamientos negativos y rumiantes, que se repiten y se traducen en cansancio emocional, desánimo y por supuesto, falta de concentración.

Mindfulness: practicar el aquí y el ahora

La meditación te invita a conectar por unos instantes con el momento presente, contigo mismo, en silencio, con total serenidad. Supone desconectar el interruptor de las preocupaciones, del estrés, de los pensamientos. Simplemente permitirte estar aquí y ahora, sin que nada más exista.

Es esta atención plena al momento presente, esa mirada al interior de uno mismo lo que provoca una poderosa liberación y un gran descanso para nuestro cuerpo y nuestra mente.

Cuando integras en tu vida la práctica de la meditación, dedicando únicamente unos pocos minutos al día, es posible obtener buenos resultados al cabo de pocos días. La mente, al estar más despejada, se encuentra en mejores condiciones para realizar cualquier actividad.

Aumenta la concentración porque, por una parte, cuando practicas mindfulness comienzas a ser más consciente de cómo funciona la mente y cómo se puede actuar para cuidarla. Comienzas entonces a identificar todos aquellos pensamientos que se cuelan en tu cerebro y que resultan perjudiciales para sustituirlos por otros que sean positivos y constructivos. Por otra parte, y muy especialmente, se descubre la importancia de la atención plena, de enfocar la energía en una sola tarea y con la mente en calma.

Ejercitar la mente cada día con meditación

Aunque se pueden percibir los resultados desde el primer día de meditación, es imprescindible entender que se trata de un nuevo hábito, de una manera de entender y vivir la vida. Cuanto más tiempo se lleva practicando la meditación, mayores y mejores son los resultados, y lo seguirán siendo a largo plazo.

Basta con reservar unos minutos cada día a conectar con uno mismo, en silencio y con completa calma. Con el tiempo, será posible que medites mientras realizas cualquier tarea, dejando que tu mente se enfoque en esa actividad y fluya serena.’

Si quieres mejorar tus habilidades mentales, ¡entrena cada día tu cerebro!

FUENTE: Pixabay/kaboompics

Meditar para estudiar mejor

A la hora de estudiar, la concentración y la memoria lo son todo. Gracias a la práctica de la meditación, se aprende a permitir la concentración total en una tarea, incluso cuando pueda resultar muy tediosa.

Es importante mencionar que meditar no supone un esfuerzo de concentración. La atención plena surge precisamente de la ausencia de esfuerzo, consiste simplemente en ser y estar. Por el contrario, cuando se entiende la concentración como un esfuerzo es fácil que la mente comience a divagar, especialmente si se trata de una actividad aburrida. Pero al mismo tiempo, es muy posible que deje de parecerte aburrida una actividad cuando la realizas desde esta nueva perspectiva.

Mediante la meditación se encuentra la clave para dar el necesario descanso a la mente, liberándola de la carga que suele soportar, para así poder enfocar la atención sobre lo que se desea.

Meditación y psicología positiva para aumentar la concentración

Todos y cada uno de los efectos de la meditación y de los recursos que nos proporciona la psicología positiva, conducen a un aumento de la concentración, entre otros aspectos.

¿Qué efectos tiene la meditación?

Mejora de la calidad del descanso. Dormir bien es de vital importancia para absolutamente todo lo que hagamos durante el día. El descanso influye de manera directa en la capacidad de concentración que tengamos.

Fortalece la mente. La meditación favorece la correcta gestión de las emociones, algo esencial para sentirte fuerte y disfrutar del bienestar interior. Esto favorece notablemente la concentración al alejar las emociones negativas.

Reducción del estrés y la ansiedad. Como consecuencia de la disipación de los pensamientos negativos, se produce una notable reducción del estrés y de la ansiedad, causantes directos, entre otras cosas, de entorpecer la concentración.

Aumento de la confianza y la autoestima. Cuando te sientes en paz contigo mismo y satisfecho, cualquier actividad se hace de buena gana y dando lo mejor de uno mismo. Al encontrarte seguro y tranquilo no aparecen pensamientos ni emociones que se pongan por delante de la actividad que estás llevando a cabo.

Mejora del estado de ánimo. Si se tiene buen humor es más fácil realizar cualquier actividad. Y en caso de que se cometa algún error, será mucho más fácil retomar el asunto sin pensamientos que desmotiven y nos distraigan.

FUENTE: Pixabay/leninscape

Como ves, el mindfulness, la meditación y la psicología positiva pueden llevar a tu vida una increíble transformación. Se trata de un profundo cambio interior que afectará a todo tu entorno y a tu vida diaria, mejorando tu concentración, tu equilibrio emocional, tu autoestima y aportándote una mayor serenidad y un importante bienestar. Esto se traducirá en que todo aquello que hagas tendrá mejores resultados, porque estarás enfocando tu energía, tu atención y potenciando tus capacidades cognitivas. De este modo, tomarás mejores decisiones y tu día a día podrá cambiar de ritmo y adoptar una perspectiva mucho más amable y agradable.

Tags: , , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!