Una infusión calentita suele ser un buen remedio para muchos males. Sin embargo, no todo lo que nos han contando sobre las infusiones es cierto. Muchas de ellas han llegado a considerarse casi milagrosas cuando no lo son. Vamos a ver qué hay de verdad y qué hay de leyenda en todo lo que nos han contado sobre las infusiones.

Las plantas no siempre son inocuas

Normalmente, consideramos las infusiones como naturales porque provienen de las plantas. Por ello creemos que no pueden tener efectos negativos sobre nuestro cuerpo. Esta creencia hace que, en muchas ocasiones, abusemos de ellas sin saber qué perjuicios pueden tener. El desconocimiento de los efectos secundarios de algunas plantas puede poner en peligro nuestra salud. Son muchas las personas que, por ejemplo, toman infusiones para evitar el estreñimiento sin pararse a pensar si realmente son inofensivas. En algunos casos solo sirven para provocar una fuerte irritación intestinal.

Tradicionalmente, nuestras abuelas nos recomendaban tomar infusiones para todo tipo de molestias. Es cierto que, en algunos casos, ciertas plantas son prácticamente inofensivas. Pero no es siempre así. Antes de tomar cualquier planta debemos informarnos bien de sus propiedades y efectos secundarios.

Infusiones que prometen pérdida de peso

Cuando queremos perder peso, queremos hacerlo a toda velocidad. Nunca nos paramos a pensar la cantidad de tiempo que llevamos comiendo de más o alimentos poco saludables. Por eso, en cuanto alguien nos habla de alguna infusión que promete quitarnos los kilos de más, corremos a comprarla.

Este tipo de infusiones tienen efectos finales que difieren bastante de lo que la persona que las toma quiere lograr. Normalmente, se trata de hierbas que tienen efectos diuréticos y que pueden dañar los riñones o el corazón. Además de esto, perdemos minerales, podemos tender calambres musculares, hipotensión o mareos.

Porque sea natural no tiene porque ser bueno

Existe la creencia de que todo lo verde es bueno y esto no es verdad. Es cierto que todo aquello que nos acerque a un tipo de vida más natural siempre será mejor. No obstante, nunca deberíamos abusar de nada por muy natural que sea. Como ya hemos dicho, por ejemplo, las infusiones para combatir el estreñimiento pueden ser muy dañinas para el intestino.

Fuente: Pixabay/Hans

Las plantas, al igual que los fármacos, tienen sus efectos secundarios y sería muy bueno que las utilizáramos con precaución. Por ello, vamos a hacer un pequeño recorrido por algunos de los diferentes tipos de plantas más conocidos:

Hipérico o Hierba de San Juan

Esta planta está considerada como un antidepresivo natural. Es cierto que las personas que tienen problemas depresivos pueden encontrar alivio tomando infusiones de esta planta. No obstante, es muy importante saber que no puede combinarse con los fármacos que se toman para la depresión. Así mismo, las personas que toman esta hierba deberán de tener cuidado al tomar el sol porque es muy posible que les salgan manchas en la piel que tardan años en desaparecer.

Valeriana

La valeriana se toma de forma habitual sin ningún tipo de restricción. Son muchas las personas que hoy en día la utilizan. Es cierto que es un buen tranquilizante. Aún así, sería deseable dejarla para ocasiones puntuales y probar con hierbas más suaves como la tila, por ejemplo.

Regaliz 

Esta planta está indicada para combatir la acidez de estómago y mejorar las digestiones. Sin embargo, tomar más de una taza de vez en cuando no es tan sano. El regaliz, consumido en grandes cantidades, puede provocar retención de líquidos y también hipertensión. Así mismo, no es aconsejable combinarlo con diuréticos, corticoides o medicamentos que reduzcan el potasio corporal. Tampoco está indicado para las mujeres embarazadas ya que puede aumentar el riesgo de parto prematuro.

Cimicífuga

La cimicífuga o cohosh negro se recomienda para paliar los síntomas negativos asociados a la menopausia. En este caso también podemos de hablar de varios efectos secundarios a tener en cuenta. Entre ellos se encuentran, insuficiencia hepática, malestar estomacal, dolor de cabeza e inflamación generalizada.

Semillas de zaragatona

Estas semillas son utilizadas para combatir el estreñimiento. No obstante, no son muchas las personas que saben lo importante que es tomarlas con mucho líquido. En caso de no hacerlo, la garganta o el esófago podrían bloquearse y causar asfixia. También puede provocar reacciones alérgicas o disminución en el nivel de azúcar en sangre. Una buena dieta basada en frutas, verduras y cereales integrales siempre es una mejor solución para el estreñimiento.

Saúco

Esta planta es usada para mejorar procesos gripales, enfriamientos, rinitis. Es antiinflamatorio y expectorante. Es muy posible que muchas personas desconozcan que esta planta se desaconseja en el embarazo. En cualquier caso, siempre deberíamos informarnos antes de tomar cualquier infusión de las características de la planta y de los posibles efectos secundarios

Cuándo y cómo tomar infusiones

Las infusiones de plantas, como hemos visto, pueden ser muy beneficiosas y también hacernos daño. Por ese motivo, nunca deberíamos tomar infusiones sin el consejo de un experto en la materia.

Es mucho mejor apostar por la prevención de las enfermedades que buscar soluciones en fármacos o plantas. Si llevamos una vida sana, con una alimentación natural, libre de tóxicos y productos procesados tendremos muchas menos posibilidades de necesitar de estas infusiones.

Fuente: Pixabay/stux

En cualquier caso, es muy importante que las infusiones que tomemos sean de origen orgánico. Las infusiones de origen ecológico proceden de plantas puras que no han tenido contacto con fertilizantes industriales ni pesticidas. De la misma manera, se garantizan los métodos de fermentación. Así, obtendremos infusiones con más calidad y sabores más intensos..

Además de esto es importante saber cómo preparar correctamente una infusión. No basta con llenar una taza de agua caliente y sumergir la bolsa. Lo primero que haremos, para hacerlo correctamente es hervir el agua. Cuando esté hirviendo pondremos la planta en cuestión y dejaremos que hierva un par de minutos. Pasado ese tiempo ponemos una tapa y esperamos a que la planta libere sus sustancias curativas. Sería mucho mejor no endulzar la infusión con azúcar o edulcorantes artificiales. Si eres de las personas que no puedes tomarlo sin endulzar puedes poner estevia o alguna melaza de cereales.

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!