Los avances en la tecnología tanto en el ámbito laboral, doméstico, ocio y educativo han generado importantes cambios en la ejecución de actividades diarias. Adicionalmente, la pandemia por el coronavirus ha permitido que estos cambios sean más acelerados.

Imagen Karlyukav en Freepik.es

Estos cambios en las nuevas tecnologías abarcan una mayor exigencia visual, debido principalmente a la abusiva visión próxima, lo cual genera un conjunto de síntomas que pueden afectar notablemente nuestro rendimiento y bienestar. Uno de los efectos secundarios negativos es el síndrome visual informático, precisamente sobre este tema nos enfocamos en este post.

Síndrome visual informático

En este síndrome aparece tensión ocular por la utilización prolongada de diversas pantallas electrónicas, como: Tablet, ordenadores, consolas de videojuegos, teléfonos móviles, entre otros similares.

En algún momento, seguramente has pasado demasiadas horas frente a la pantalla del computador, llegando a sentir los efectos de la utilización prolongada; bien sea del ordenador u otros aparatos electrónicos.

El síntoma visual informático se trata de un trastorno temporal el cual normalmente desaparece sin necesidad de acudir a tratamiento médico; no obstante, puedes disminuir las molestias que genera este síndrome con la adopción de algunas medidas simples.

Imagen Geralt en Pixabay

Síntomas del síndrome visual informático

Al trabajar o realizar diversas tareas de forma continua frente a pantallas electrónicas, puede ocasionar un gran esfuerzo acomodativo en la visión.

Además, por lo general en este tipo de situaciones disminuye la cantidad de parpadeos, la combinación de estos aspectos puede producir alguno de estos síntomas: ojo seco; irritación, escozor o picor en los ojos; fatiga visual; dolores de cabeza; visión doble; dolor articular y muscular; hipersensibilidad a la luz y lagrimeo excesivo.

Por lo general estos síntomas en los ojos son generados por la utilización de dispositivos digitales, al dejar de usar aparatos electrónicos normalmente estos síntomas desaparecen. Aunque en ciertas ocasiones pueden causar ciertas molestias, por eso resulta fundamental evitar estar por tiempo prolongado frente a las pantallas electrónicas.

En este caso lo mejor es realizar descansos apropiados y de esta forma, minimizar o evitar el síndrome de pantalla de visualización. Cuando pasas más de dos horas frente al ordenador sin tomar algún descanso o pausa, puede causar en menor o mayor medida este trastorno visual.

El síndrome visual informático puede ocasionar menor concentración y disminuir tu efectividad en el trabajo. Por eso, lo más recomendable para evitar los síntomas de este trastorno visual es mantener una distancia adecuada y cumplir con una serie de medidas preventivas.

Principal causa del síndrome del ordenador

Existen algunos factores determinantes de la cantidad de tensión que nuestro organismo siente al trabajar frente al computador, como: la distancia entre la pantalla y la vista, iluminación del ambiente, la postura, el brillo de la pantalla y ángulo de tu cabeza al estar sentado.

Sin olvidar los posibles problemas de visión que tengas. La combinación de estos factores, puede ocasionar una desagradable y molesta tensión ocular. Generando a su vez, una disminución en la capacidad de concentración.

Imagen de Jeshoots en Pixabay

Medidas preventivas para disminuir el riesgo de síndrome visual informático

En ocasiones no es posible evitar que se genere el síndrome visual por ordenador, principalmente porque en la actualidad estamos expuestos a los aparatos electrónicos la mayoría del tiempo prácticamente.

De igual manera, existen algunas medidas preventivas que te ayudarán a disminuir su impacto en tus ojos, y de esta forma evitar que se transforme en un problema más crónico. Toma nota a continuación de algunas medidas esenciales para proteger tu salud visual.

Adoptar una postura adecuada

Es fundamental que adopte una postura apropiada para tener un alto rendimiento visual. Por esta razón, lo más adecuado es que apoyes tus pies en el suelo, mantener derecha la espalda para apoyar correctamente todo el cuerpo.

Ubica a unos cuantos centímetros bajo tu vista la pantalla del dispositivo u ordenador, nunca debes ubicar la pantalla del ordenador cerca del rostro; así que lo mejor es mantener una distancia prudente.

También es esencial realizar pausas cada 15 minutos, durante este lapso de tiempo procura enfocar la mirada hacia un punto lejano por la ventana, de esta forma tus ojos recordarán que no deben mantener fija la vista.

Iluminación adecuada

La mayoría de las pantallas nos permiten disminuir el brillo y de esta forma tener tonos más suaves o tenues, es decir, colores que sean menos agresivos a nuestra visión. Además, otra opción adecuada sería el uso de un antirreflector y de esta manera, evitar los reflejos que se generan por las luces en ventanas o zonas superiores.

Evita visualizar pantallas de aparatos electrónicos en espacios oscuros, debido a que tienen un impacto demasiado agresivo en la visión, además pueden ocasionar molestias oculares y fatiga.

Limpia regularmente el ordenador

Los ojos pueden irritarse, debido o a los agentes ambientales y el polvo que se acumula en la pantalla de equipos electrónicos. Por esta razón, es fundamental limpiar de forma regular la pantalla de tus dispositivos y de esta forma, evitar que se transforme en un problema para tus ojos.

Por eso te recomendamos utilizar productos en spray, toallitas y otros productos diseñados para prevenir alergias y proteger el material de los dispositivos electrónicos.

Parpadear más

Al pasar mucho tiempo frente a una pantalla, disminuye la cantidad de parpadeos y esto trae como consecuencia menor lubricación del ojo de forma natural, a su vez, esto genera un agotamiento visual.

En este caso lo mejor es realizar algunas pausas para desviar la mirada a lo lejos, parpadea varias veces de forma consciente para ayudar a lubricar tus ojos. También puedes recurrir a un especialista, para que te indique el uso de algún colirio que ayude aliviar la visión cuando permaneces muchas horas frente al ordenador.

Utilizar gafas de lectura o descanso

Los anteojos o gafas son un excelente apoyo para nuestros otros ojos al usar dispositivos electrónicos. Por esta razón, te recomendamos hacer un chequeo de tu vista y de esta forma escoger las gafas de apoyo adecuadas, según las indicaciones de un especialista.

También puedes utilizar lágrima artificial esto evitará sequedad en los ojos, en caso de mala calidad o déficit de lágrima. Finalmente debes recordar que las pantallas electrónicas, en sí mismas no son nocivas para nuestros ojos.

Realmente los efectos negativos están relacionados con la manera en que se usan las pantallas, especialmente la insuficiencia o falta de pausas adecuadas. Estas son sólo algunas medidas preventivas, el síndrome visual informático puede ser menos molesto si proteges tus ojos.

Y RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, y en ello puede ayudarte el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente,  activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral y cuidar de nuestro ‘yo’ interior. 


Así, para esto último te proponemos la app Siente – que puedes descargarte aquí que te ayudará a establecer un estilo de vida más saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This