Nuestras prácticas sociales y hábitos diarios de vida, han sufrido un cambio radical luego de la aparición del coronavirus. Ha sido necesario crear nuevas rutinas debido al aislamiento social obligatorio, además de adoptar maneras diferentes para relacionarlos con otras personas; siendo el entorno laboral uno de los primeros espacios que se han transformado.

Imagen Freepik.es

Para la gran mayoría hace apenas unos cuantos meses lo que estaba fuera del hogar, ahora es necesario compartir el espacio y el tiempo junto al resto de actividades en casa. Actualmente el teletrabajo en una regla, dejando de ser una excepción. Todas estas transformaciones indiscutiblemente pueden afectar la salud mental, por tal razón es importante aprender a sobrellevar el aislamiento social.

La salud y el espacio

Un detalle clave para conservar la buena salud es el espacio necesario para el desarrollo de cualquier actividad, es decir, qué sitio eliges para hacer tus labores de oficina de acuerdo al espacio físico en el hogar.

Lo primero que se debe hacer es determinar un horario de trabajo, de tal manera que las demás actividades familiares e individuales no sean contaminadas con el trabajo; considerando que son necesarias todas las dimensiones para obtener el máximo bienestar durante el aislamiento.

También te sugerimos el establecimiento de metas laborales durante el día, tratar de mantener la motivación, estar en contacto de forma virtual con los compañeros de trabajo y efectuar de forma regular algunos descansos.

Otro detalle importante es alternar entre el descanso y las labores, de esta forma tu vista podrá descansar, podrás evitar la monotonía y tu cuerpo no se resentirá por la parálisis muscular debido a largas jornadas laborales.

Es fundamental evitar la información excesiva

Un aspecto que puede generar mayor ansiedad y hacerte sentir muy afligido es revisar de forma constante en la información relativa al coronavirus.

En este caso, te sugerimos establecer un momento determinado del día para buscar reportes relacionados con el tema, sólo varias veces por día. También es fundamental verificar que se trate de una fuente realmente confiable y dejar de lado la información imprudente o fatalista.

 Imagen Vlada Karpovich en Pexels

Mesas, escritorios y sillas

Para evitar malestar, dolores y enfermedades relacionadas con el teletrabajo la función y utilización del mobiliario para trabajar es importante. En este sentido, resulta esencial ubicar en casa una mesa, escritorio y silla apropiada, pero principalmente prestar mucha atención a la posición del cuerpo.

Por eso, lo ideal es destinar un espacio sólo para el trabajo y asegurarse de que tenga la ventilación adecuada, así que lo mejor es dejar de lado el uso del sofá para el desarrollo de las actividades del trabajo. Utiliza una mesa o escritorio donde se ubiquen de forma cómoda el teclado, el monitor y otros elementos necesarios.

Entre el teclado y el borde del escritorio debe existir una distancia de unos 10 cm, esto te permitirá apoyar mejor las muñecas y antebrazos. Además, podrá descansar tu mano entre el mouse y el teclado.

Lo mejor es usar una silla econométrica, la cual facilite cada uno de tus movimientos, que puedas alcanzar con facilidad los recursos de trabajo y tener un apoyo lumbar apropiado. Deberías sentarte derecho y con la pierna y muslos en ángulo recto, la silla debe tener un ancho adecuado a tus caderas, apoyar bien los pies y la espalda.

Dispositivos y pantallas

En el teletrabajo un punto neurálgico es la utilización de dispositivos y pantallas, es por ello que te recomendamos conectar a un monitor a la notebook y de esta forma evitar malas posturas. Tratar que el teclado y el mouse sean externos.

Ubica a una misma altura la parte superior de tu pantalla de tu vista, la separación entre la pantalla y tus ojos debe estar entre los 40 centímetros y 70 centímetros. La pantalla debes situarla de tal manera de evitar deslumbramientos o reflejos, es decir, debe estar en línea recta para no generar torsión en el cuello. Ajusta el contraste y brillo de acuerdo a la iluminación del espacio.

Por otro lado, es necesario ubicar el teclado con suficiente distancia entre este elemento y el monitor, de tal manera que al apoyar las manos y antebrazos puedas disminuir la fatiga en los miembros superiores y también en la espalda.

Participa de forma activa en las labores de casa

También es importante asumir con responsabilidad las tareas relacionadas con el cuidado del hogar. En este sentido, le invitamos a organizar a vecinos y familiares para cumplir con cada una de las medidas preventivas, además de mostrar disposición para ayudar cuando sea fundamental.

Podrás mantenerte tranquilo y ocupado al actuar en equipo, ya que de esta manera estarás contribuyendo de forma activa para detener la propagación del coronavirus.

Imagen Freepik.es

El cuerpo

Durante el teletrabajo son fundamentales las pausas, al igual que la utilización del mobiliario y la posición corporal. Realiza ejercicios que te permita mantener relajado los hombros y la espalda, el cuello y la cabeza. Al menos tres veces por día abre y cierra tus dedos, mueve con suavidad la cabeza de un lado a otro, apoyándote en los brazos y manos procede a descontracturar los hombros.

Presiona suavemente la zona de las cejas y párpados con el dedo pulgar e índice, durante cuatro segundos, complementa con un masaje en círculos sobre las mejillas y arriba de la nariz. También puedes completar con masajes circulares pequeños usando el pulgar sobre la palma de tu mano, estira las piernas para mover en círculos ambos tobillos.

El aislamiento social a causa de la pandemia y el teletrabajo puede afectar nuestra salud mental, una excelente opción para proteger nuestra mente es recurrir a diversos recursos disponibles actualmente, entre los cuales se encuentra la app Siente crearsalud.org/siente. A través de meditaciones guiadas, el mindfulness y la psicología positiva podrás mejorar tu bienestar, y, en definitiva, ser feliz.

La metodología Siente forma parte del método Crear Salud, que te ayudará a establecer nuevos hábitos en tu día a día, no solo para que empieces a meditar, sino para aprender a nutrirte adecuadamente y llevar una vida activa.

En definitiva, el teletrabajo actualmente ocupa una mayor porción en la labor productiva, transformando características físicas, hábitos además de la relación política entre nosotros.

Todos y cada uno alrededor del mundo, nos mantenemos unidos con el único objetivo de detener el avance de este virus, especialmente los profesionales del sector salud que a diario se esfuerzan para garantizar la atención de todos los afectados. Por esta razón, es fundamental respetar el estado de emergencia, ya que esta es la forma de apoyar de manera significativa a estas personas.

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This