Son pocas las personas que se ríen a menudo a carcajadas. La risa suele ser más bien algo anecdótico para la mayoría de la gente. De la misma manera que necesitamos llorar para desahogarnos, la risa debe estar presente para conectarnos con la alegría de vivir. Además, los beneficios que tiene la risa para la salud son más de los que nos imaginamos.

¿Quién no ha notado la sensación que queda en el cuerpo después de unas buenas risas? De la misma manera que todos sentimos una gran paz después de un paseo por la naturaleza, cuando reímos, sabemos que nos sentimos mejor.

Sin embargo, qué poco habitual es ver personas que lleven a menudo una sonrisa en la cara. Nos hemos tomado demasiado en serio nuestro papeles en la vida y pensamos que el humor les quitará importancia.

Reír es salud

Según ha podido comprobar Robert McGrath, psicólogo de la Universidad Wisconsin-Madison (EE.UU.), reír es una gran aliado para la buena salud por varías razones. El sentido del humor reduce, en gran medida, las hormonas del estrés. Además, cuando reímos a carcajadas, el ritmo cardíaco aumenta, se estimula el sistema inmunológico y se hace ejercicio con los músculos implicados. Así mismo, no debemos olvidar, que al reír segregamos mayor cantidad de endorfinas, que actúan como analgésico natural en nuestro cuerpo.

 

Fuente: Pixabay /Alexas_Fotos

 

Robert McGrath recomienda unos 30 minutos diarios de ejercicio y 15 de humor, ya que ha comprobado que tras la risa se da un breve periodo en el cual la presión sanguínea desciende y el corazón se desacelera.

Podemos afirmar que, en general, la risa contribuye a mejorar nuestra salud tanto física como mental. Parece ser que las mujeres ríen y disfrutan más en general. Esto es debido a que la risa activa en mayor medida en ellas dos áreas concretas del cerebro: la del lenguaje y la de memoria a corto plazo.

La risa tiene que ser de verdad

Todos los beneficios que hemos visto que tiene la risa se refieren a una risa natural. La risa, en principio, es considerada como un fenómeno natural. Sin embargo, en algunos casos poco frecuentes, la risa puede ser debida a un síndrome llamado risa patológica. Las personas que lo padecen sonríen constantemente como reacción al estrés, a la ansiedad o debido a una lesión neurológica.


Por muy raro que nos parezca, la risa puede ser un síntoma de algún desorden cerebral. Por ejemplo, enfermedades como la esquizofrenia, la demencia, el síndrome de Angelman o tumores cerebrales pueden ser causas del síndrome de la risa patológica. Este síndrome se puede manifestarse como un sentimiento de contento sin motivo o como una disociación emocional que ocurre sin nuestra voluntad.

Sin embargo, cuando la risa es de verdad, podemos decir que la risa nos sana. Diferentes estudios llevados a cabo por la Sociedad Española de Neurología afirman que las personas que ríen habitualmente viven una media de cuatro años más y padecen un 40% menos de problemas de tipo vascular. También se ha demostrado que el humor es una gran ayuda para despertar la inteligencia.

 

Fuente: Pixabay/yeu_rodvall

Nuestro cerebro y la risa

Gracias a diferentes técnicas de neuroimagen se ha podido saber dónde se procesa el humor en el cerebro. Se desarrolla en tres etapas y están implicadas diferentes zonas cerebrales.

Cuando nuestro cerebro está esperando recibir algo racional, como habitualmente, y, sin embargo, lo que recibe es una incongruencia, se ocasiona una polémica que el cerebro detecta e inmediatamente se ‘autorecompensa’. Esta recompensa se hace liberando dopamina, que es un neurotransmisor que nos lleva a sentir placer. El coordinador del grupo de estudio de Humanidades e Historia de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Manuel Arias Gómez, explica que el humor está totalmente relacionado con el sistema de recompensa que también se activa con la comida, las relaciones sociales y las adicciones.

Así mismo, se ha podido comprobar que el humor está muy unido al desarrollo cognitivo de la persona. Ese es el motivo por el que diferentes grupos de personas y de edades distintas no se ríen de las mismas cosas.

Beneficios de la risa

Cómo ya hemos visto, la risa, siempre que sea de verdad, es muy beneficiosa. Cuando nos reímos contribuimos a generar bienestar en nuestro cuerpo. La risa sirve como ayuda para curar o prevenir la depresión, el estrés y la angustia.

Cuando reímos, nos sentimos más a gusto y relajados. La risa limpia y ayuda a oxigenar nuestro cuerpo y, en especial, el cerebro. Nuestro pulso se regula cuando reímos y también se relajan los músculos que pudieran estar tensos. Así mismo, cuando nos reímos, nuestro sistema digestivo funciona con más eficacia y la producción de hormonas relacionadas con el estrés disminuye. Además de todo esto, la risa es una gran aliada para que la presión arterial disminuya.

¿A qué no sabías que la risa adelgaza? Pues sÍ, la risa ayuda a quemar calorías. Al reírnos llegamos a mover unos 400 músculos. Se cree, según algunos investigadores, que el hecho de reír 100 veces se podría comparar con 10 minutos de ejercicio aeróbico, ¿No es estupendo?

 

Fuente: Pixabay/ Pexels

 

Además de adelgazar, como ya hemos dicho, cuando reímos segregamos un conjunto de hormonas que nos hacen sentir tranquilos y de buen humor. Esto, por supuesto, influye nuestra manera de ver la vida y de relacionarnos con los demás, mejorando nuestra autoestima y confianza en nosotros mismos.

Se ha podido comprobar que unas buenas risas también ayudan a reducir el insomnio considerablemente.

Cómo reír más

Vistos los numerosos beneficios que tiene la risa ¿por qué no proponernos hacerlo más a menudo? ¿Qué te parecería sonreír nada más despertarte, sin motivo? Simplemente comienza el día sonriendo, incluso antes de abrir los ojos, que tu gesto sea sonriente.

Este pequeño y sencillo gesto hará que comiences el día en una frecuencia distinta. Intenta, también, rodearte de personas que vean la vida con sentido del humor. Y siempre que puedas, aprovecha para ver películas o espectáculos que te hagan reír. Y por supuesto, lo más importante, aprende a reírte de ti mismo. ¡No te tomes tan en serio todo! 

Si aplicas estas prácticas en tu día a día conseguirás ejercitar y cuidar tu mente. Y ese es el camino que sigue el método Crear Salud, que además de trabajar con la meditación y la atención plena, también busca fomentar una correcta nutrición en las personas, así como una vida activa. Anímate a probar la app Siente -que puedes descargarte aquí – y conviértela en tu mejor compañera de viaje por la senda de la meditación. Esta aplicación trabaja con una metodología muy sencilla, que te enseñará las claves del mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar y, en definitiva, llevar una vida más feliz.


Tags: , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!