El estrés es una respuesta natural de tu sistema de adaptación que se activa cuando sientes que estás en una situación de peligro o amenazante. Estas situaciones no tienen por qué suponer un peligro físico, también puedes generar tensión y nervios si tienes responsabilidades, retos o pruebas.

Un nivel de estrés que linda con los límites normales y aparece en las situaciones adecuadas es saludable, ya que te resulta de gran ayuda para ajustarte a las circunstancias y a los nuevos cambios que se suceden a tu alrededor.

Sin embargo, si esta sensación se mantiene en el tiempo y su intensidad aumenta, puedes terminar en una situación de sobrecarga o presión que te delimita y te impide hacer frente a las circunstancias que se te presentan, incluso a las ordinarias. Esta eventualidad de por sí ya afecta a tu bienestar físico y psicológico, y puede suponerte problemas de salud aún más graves.

Cómo contrarrestar el estrés diario con la meditación

Actualmente existen un sinfín de estímulos, desafíos y situaciones estresantes que te atacan en tu día a día, y el estrés te puede afectar de muchas y diferentes maneras. Por ejemplo, un ritmo de vida frenético o unos hábitos o costumbres ajetreadas pueden ser las causantes de que desarrolles una enfermedad producida por el estrés.

Fuente: MasimbaTinasheMadonddo / Pixabay

Por eso es esencial que identifiques las posibles razones que te puedan provocar presión o te resulten demasiado cargantes, para aprender a lidiar con ellas y así prevenir un nivel elevado de presión. A continuación, te contamos algunas de las actividades que puedes llevar a cabo para mitigar el nivel de estrés diario.

Aprende a respirar mejor

Aunque pueda parecerte que ya respiras bien, en ocasiones, y especialmente cuando tu nivel de estrés es muy elevado o estás muy nervioso, tus respiraciones se vuelven irregulares e incontrolables. Aprender a respirar bien cuando estás tranquilo te ayudará a aplicar los conocimientos aprendidos cuando te sientes sobrecogido por las circunstancias.

De esta forma, previenes que los picos de estrés se eleven demasiado.

Practica ejercicios Mindfulness

El mindfulness es una técnica de relajación en la que logras la plena conciencia al centrar toda tu atención en el momento exacto que estás viviendo. Una de las técnicas más frecuentes para practicar ese método es a través de la meditación, y sólo necesitas unos minutos al día para poder llevarlo a cabo.

La finalidad del mindfulness es ayudarte a reducir tu nivel de estrés y aumentar tu capacidad de relajación y de concentración. Para ello, puedes encontrar varios ejercicios distintos que puedes hacer en una misma sesión o por separado en cualquier momento y lugar.

Algunos de ellos no son demasiado extensos, lo cual es ideal si no dispones de mucho tiempo para meditar después de un día ajetreado.

Haz meditación

La meditación te ayuda a liberar tu mente de los problemas diarios y los pensamientos negativos, para que puedas conectar con tu yo interior. Cuando meditas, tienes que mantener una respiración pausada y concentrarte en una sensación o emoción que te transmita paz y tranquilidad.

Fuente: Suc / Pixabay

Lo ideal es que consigas pasar el máximo tiempo posible pensando en el momento presente, sin pensar en los momentos del pasado y del futuro que te pueden causar tanto estrés.

La meditación es un tiempo para ti y para alcanzar el equilibrio necesario para poner las cosas en perspectiva.

Haz deporte

El ejercicio físico es una de las mejores formas de aliviar la tensión muscular y liberar las malas energías. No tienes que escoger un deporte en particular, cualquiera que hagas será beneficioso para ti y tu salud.

Algunos deportes, como el yoga o el pilates, te permiten lograr un estado de calma mental antes o después de las sesiones de ejercicio, por lo que además de ejercitar tu cuerpo, también entrenas tu mente al tener que hacer meditación.

Además, la práctica frecuente de cualquier deporte segrega las hormonas de la felicidad, por lo que no sólo estarás más tranquilo y te sentirás mejor, sino que también estarás más feliz.

Si no tienes tiempo para visitar un gimnasio periódicamente o seguir un programa rutinario por tu cuenta, puedes optar por algunas alternativas, como por ejemplo ir al trabajo en bicicleta o acudir a los sitios andando.

Mantén una dieta equilibrada

El estrés puede manifestarse de muchas maneras, pero es muy frecuente que cuando estás nervioso o intranquilo comas en mayores o menores cantidades. Por tanto, procura comer de manera equilibrada y siguiendo las pautas horarias que realizas cuando estás tranquilo.

Descansa todo lo que puedas

No permitas que el estrés afecte a tus horas de sueño, y duerme las horas necesarias para que tu cuerpo se sienta descansado y empieces cada día con la energía suficiente.

Fuente: xusenru / Pixabay

Si ves que los nervios no te dejan dormir o que no descansas por las noches, procura establecer una rutina de meditación previa a las horas de descanso. También puedes realizar algunos ejercicios del mindfulness para estar más tranquilo durante la noche.

Organiza tu tiempo

Es importante que establezcas un orden de prioridades para que cada cosa tenga su momento y no te veas aturdido por las tareas. No olvides incluir en la lista un espacio para ocuparte de ti mismo.

Desahógate

A veces sólo es necesario que actúes con espontaneidad para dejar salir parte de esa energía negativa que te está consumiendo. Así que dedícate un tiempo para reír, llorar, cantar, gritar o bailar a tu gusto en la privacidad de tu casa. También puedes desahogarte hablando y pasando un tiempo con tus amigos o con tu familia.

En conclusión, es importante que te dediques un tiempo cada día para ti mismo. De modo que puedas reforzar tu autoestima y fomentar tu capacidad de concentración, y logres alcanzar ese estado de paz y tranquilidad para equilibrar tus emociones y sentimientos. El mindfulness y la meditación te ayudan a darle perspectiva a las cosas realmente importantes, y te ofrecen la calma imprescindible para deshacerte del estrés, la presión y los nervios del día a día.

Tags: , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!