El dolor emocional es esa herida interior que no se observa de modo visible, pero que se siente. El dolor emocional es una experiencia inmaterial y se percibe en forma de un peso anímico. Quien está pasando por un periodo de dolor interno, siente el tedio de este sufrimiento marcado por el compás de la tristeza. Es imposible comprender este dolor sin la experiencia de vivir inmerso en días grises. Por tanto, cuando sufres también te sientes triste.

En qué consiste el dolor emocional

El dolor emocional puede estar producido por distintas causas, como el amor no correspondido, la infidelidad, la falta de sentido de la vida, el miedo a la muerte, la soledad negativa, las decepciones personales, los sueños vitales no cumplidos, el desempleo de larga duración que pone en riesgo la estabilidad del futuro…

Este sentimiento puede evolucionar de un modo diferente. En ocasiones, este dolor se transforma en rencor, dando lugar a un carácter amargo en el que el protagonista se posiciona con resentimiento hacia los demás.  Cuando se somatiza, también produce una huella física. Por ejemplo, cuando estás en este punto, sientes pereza, y esto te lleva a evitar de muchos de los planes que antes te gustaban, porque buscas la comodidad de estar en casa.

También puede producir molestias físicas, por ejemplo, dolor de cabeza. Por tanto, en el origen de un malestar físico, puede estar presente una causa psicológica. Este sufrimiento interno llega a alterar incluso tu ritmo de apetito y descanso.


La principal forma de expresarlo y canalizarlo es a través del llanto, ya que las lágrimas son una respuesta lógica ante una necesidad de desahogo. Este sufrimiento puede producir también ansiedad, estrés e, incluso, insomnio. Ya que el dolor del alma no se cura en un día. El tiempo es  terapéutico y te permite aliviar las heridas poso a poco para ir atravesando la depresión.

Sin embargo, el sufrimiento es una experiencia incómoda a nivel anímico, pues produce sentimientos desagradables. Por esta razón, el afectado suele sentir impaciencia por pasar página. La meditación y la psicología positiva son herramientas de apoyo para superar el sufrimiento, al fomentar la introspección como un valor que eleva el nivel de autoconocimiento.

Cómo puede ayudarte la meditación

Es decir, por medio de la práctica de las técnicas de meditación puedes elevar tu nivel de amor propio, al establecer una relación de amabilidad y comprensión hacia ti mismo. Aprendes a ser tu mejor amigo, y este nivel de amistad también produce un efecto de consuelo sobre el ánimo.

El mindfulness como medio de atención plena es saludable, mientras que el sufrimiento muestra la recreación mental de un hecho que te ha causado dolor. Por medio de esta introspección puedes interiorizar, asimilar la información y comprender mejor esa herida. Este proceso de aceptación es vital para canalizar el dolor de la herida. Tú contribuyes a tu propio sufrimiento a través de esta actitud de pensamiento circular en torno a ese hecho traumático. Por el contrario, por medio del mindfulness puedes poner en pausa el pensamiento discursivo para concentrar tu atención en el poder del ahora. Y este momento es tu principal refugio de felicidad existencial.

Es decir, por medio de esta práctica descubres que en el instante presente no existen fantasmas emocionales que te atormenten. Sino un estado de serenidad, paz, calma y optimismo al que llegas a través del control de la respiración y el poder de tu mente. Mediante este proceso de autoconocimiento, descubres que tú traes el sufrimiento al presente, cuando actualizas un hecho del pasado y te obsesionas ahora con algo que ya no existe. Ese suceso está únicamente en tu mente. Lo mismo ocurre cuando, en el presente, te angustias por un miedo de futuro que no sabes si se hará realidad.

Por medio de la práctica de la meditación y la psicología positiva, descubres que como ser humano tienes poderes marcados por la sabiduría existencial. Es decir, tú creas tu realidad a través de tu razón, inteligencia, sensibilidad, intuición, actitud y voluntad. Por tanto, tienes el poder de sobreponerte a las circunstancias adversas, aquellas que te producen sufrimiento, al tomar conciencia de que la vida te regala cada día una nueva oportunidad de felicidad.

De hecho, por medio de la meditación también aprendes que los detalles más sencillos de la vida son los más importantes. Es decir, la rutina cotidiana te regala un amplio catálogo de bienes emocionales que son tu principal legado de bienestar. Y solo a través de la práctica de vivir el presente puedes disfrutar de esos matices.

Imagina que el sufrimiento es como una piedra que llevas sobre tus hombros. Una carga pesada que en algún momento decides tirar al mar y observar como las olas la alejan. Este ejemplo puede ayudarte a comprender, mediante de una metáfora, lo que significa decir adiós al sufrimiento. Por medio de la meditación aprendes a vivir el poder del presente, abriendo la puerta de la alegría, la ilusión y la esperanza.

No se trata de dar la espalda al sufrimiento, ya que es una vivencia humana que te permite crecer como persona. Sin embargo, por medio de la meditación y la psicología positiva, puedes poner en orden tus prioridades para no sufrir por aquello que no puedes controlar.ansiedad

Aprendes a ocuparte de tus asuntos en lugar de preocuparte antes de tiempo por algo que trasciende a tu voluntad. Este punto es importante, ya que una fuente de frustración habitual es pretender cambiar una realidad cuando no se puede.

Sin embargo, sí puedes cambiar tu interior. Y a partir de la transformación de este mundo emocional, aumenta tu felicidad personal. Es decir, gracias a la meditación, el mindfulness y la psicología positiva pones luz a ese sufrimiento.

En conclusión, la meditación podrá permitirte ‘parar’, y experimentar de primera mano los beneficios de llevar una vida consciente y saludable. De esto mismo trata el método Crear Salud, que te ayudará a establecer nuevos hábitos en tu día a día, no solo para que empieces a meditar, sino para aprender a nutrirte adecuadamente y llevar una vida activa. Anímate y prueba la app Siente – que puedes descargar aquí – y se convertirá en tu mejor compañera para guiarte en el camino de la meditación. Se trata de una metodología muy sencilla, que te abrirá las puertas del mindfulness y la psicología positiva, para mejorar tu bienestar y en definitiva, ser más feliz.

Tags: , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!