La mentira que más nos puede perjudicar y más daño nos puede hacer es sin duda la del autoengaño. Lo curioso es que nadie está libre de esto, es algo que hemos aprendido y desarrollado desde nuestra más tierna infancia. ¿Por qué ocurre esto? Ocurre por que no podemos soportar la realidad y buscamos cobijo en la inconsciencia. Sin embargo, el autoengaño es un arma de doble filo. Cuando no somos honestos con nuestras emociones acabamos siendo presos de ellas.

Intentamos escapar de ciertas emociones que experimentamos que nos resultan desagradables, son las llamadas “emociones negativas”. Intentando escapar de ellas creamos un mundo irreal y con poca consistencia que en cualquier momento se desmorona. ¿Por qué la honestidad es la clave en este asunto? Es la única forma de que podamos hacer una buena y saludable gestión de nuestras emociones, siendo honestos con ellas.

La honestidad es algo que nos falta por cultivar, con nosotros mismos en primer lugar, y con los demás en segundo lugar. Por eso el trabajo comienza primero por uno mismo, la consecuencia de nuestro autoconocimiento es mejorar la relación que mantenemos con nosotros y con las demás personas. Si seguimos con la dinámica de escapar de lo que nos desagrada, tendremos que generar múltiples autoengaños que nos acaban destruyendo.

 

 

https://pixabay.com/es/users/TerriC-4014469/

Terric/Pixabay

 

Cuando engañas a los demás en realidad te estás engañando a ti mismo. Eees tú quien lo acaba sufriendo y eres tú quien se está relacionando de una forma superficial y poco satisfactoria. Del autoengaño solo se sale con plena consciencia, mientras sigas en el modo automático de la inconsciencia te mantendrás alejado de la honestidad. Tu mundo interno y tus actos estarán contaminados de miedo, preocupaciones y soledad que no has querido afrontar.

Es comprensible que hasta ahora hayas querido escapar de todas esas sensaciones y hayas encontrado tu cobijo en la inconsciencia. Pero, como verás a continuación, vivir en la honestidad es lo que te aporta calma, vivencias profundas y con significado; aportándole un mayor sentido a tu vida.


Aprendiendo a ser más honestos con nosotros mismos

¿Cuál es la manera de ser más honestos? Reflexiona… Solo hay una manera: que comiences a tomar consciencia de cuáles son las situaciones en las que finjes, en las que te ocultas y en las que justificas tus mentiras. Escapas de esas situaciones porque consideras que no tienes recursos para afrontarlas, te producen miedo o malestar. Aprende a reconocer esas situaciones, ver lo que te suponen y cómo te sientes ante ellas. Comienza a caminar por la honestidad tomando consciencia de esto.

Realmente esto no es nada fácil, nadie dijo que lo fuera. Es algo que requiere de un gran esfuerzo y trabajo personal, ya que hay que enfrentarse a lo que más nos aterra a lo que nos disgusta, y a lo que no estamos dispuestos a reconocer de nosotros mismos. Hasta el propio cerebro es capaz de engañarnos para garantizar nuestra supervivencia, distorsionando la información que percibimos a través de nuestros sentidos.

Esto, aunque nos resulta útil ante muchas circunstancias, genera muchas dificultades personales cuando se mantiene de una forma rígida. Nos hemos preparado para autoengañarnos y salir de ese proceso requiere, sobre todo, de mucho compromiso con uno mismo. Este mecanismo mental es muy escurridizo y nos resulta difícil darnos cuenta de cuándo aparece y para qué aparece.

 

 

Un recurso especialmente importante para que salgamos de este bucle de autoengaño es la práctica de la meditación. Mediante la meditación podemos aprender a concentrarnos, profundizar en nuestras acciones y atenderlas con mayor claridad. Este es un apoyo fundamental para ser más conscientes. Veremos así como la negación no es la solución, puesto que implica un rechazo en aceptar las cosas tal y como son. Lo que inevitablemente nos lleva al autoengaño.

Liberarnos del autoengaño para gestionar nuestras emociones

La negación y el autoengaño no nos permiten ser auténticos. Vivir con autenticidad y honestidad, supone dejar que las emociones se manifiesten, que las atendamos y en consecuencias podamos regularlas. No hay mayor esclavitud que la de negar una emoción, ya que esta nos somete, generándonos conductas indeseables y sufrimiento.

La aceptación de la emoción es un pilar básico de la meditación, que nos enseña a través del autoconocimiento a autorregularnos. Antonio Machado dijo: “Peor que ver la realidad negra es no verla”. Ponernos la venda en los ojos nos impide llegar a la aceptación de nuestras emociones, y en consecuencia nos perdemos la oportunidad de aprender de ellas y dejar que fluyan a través de la cada una de las experiencias.

 

 

Como hemos visto, la consciencia, el autoconocimiento, la aceptación y el compromiso son factores esenciales para liberarse del autoengaño. No hay excusas que valgan, puesto que estaríamos cayendo irremediablemente en él. Lo más honesto es dedicarle esfuerzo, constancia y compromiso a la profundidad de nuestro ser, para llegar a la esencia y enfrentar el problema.

Poder vivir de una forma más honesta nos ofrece una cosecha con significado y valor para cada una de nuestras acciones. Transformaremos el sufrimiento en aprendizaje y el dolor en aceptación. Lo que no afrontamos tiende a repetirse una y otra vez tal y como dice Carl Gustav Jung: “Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de sus vidas, fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido. Lo que niegas te somete. Lo que aceptas te transforma”.

Está en ti y tu consciencia liberarte del autoengaño. Si eliges adentrarte en la honestidad comprobarás como el mundo que habitas cobra un mayor sentido. La realidad tiene muchas más posibilidades de las que imaginas y tus recursos puedes potenciarlos solo al aceptar los hechos. Afronta tu existencia, acepta tus emociones, y te liberarás del sufrimiento y del miedo que actúan como cadenas pesadas que arrastras en tu largo caminar.

Así, en ese camino hacia el control de las emociones puede ayudarte el método Crear Salud, que, además, no solo trabaja con la meditación y la atención plena, sino que también busca fomentar una buena nutrición y promover la necesidad de mantener una vida activa.

Anímate a probar la app Siente -que puedes descargarte aquí – y aprende las claves para practicar la meditación. Esta aplicación trabaja con el mindfulness y la piscología positiva a partir de una metodología muy sencilla, con el objetivo de mejorar tu bienestar y, en definitiva, llevar una vida más feliz.

 

 


Tags: , , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!