Los sentimientos forman parte de la vida. Sin embargo, en medio del síndrome de la ocupación constante es habitual silenciar los sentimientos con esas ocupaciones inmediatas. No obstante, tienes que darte el tiempo -y el permiso- para sentir, para experimentar emociones, incluso, aunque estas sean de carácter desagradable, por ejemplo, la tristeza, el miedo, la desesperanza, los celos, la frustración…

En ocasiones, también es posible experimentar sentimientos contradictorios, es decir, emociones opuestas que te hacen sufrir y te hacen sentir encerrado en una nube de dudas.

¿Cómo conocer tus propios sentimientos? En este post te ayudaremos a identificarlos.

Regálate tiempo para ti

Por muy ocupado que estés, por intensa que sea tu agenda profesional o tus obligaciones personales, recuerda que tú eres la persona más importante de tu vida. Tú eres o puedes llegar a ser tu mejor amigo. Pero eso significa que tienes que encontrar tiempo para cultivar la amistad con tu propia identidad, igual que cultivas tus lazos sociales. Encuentra tiempo para ti.

La práctica de la meditación es una buena fórmula para lograr este objetivo de regalarte amor propio por medio de la serenidad, la paz interior, el contacto con el presente, las emociones agradables y las palabras positivas. Además, la ventaja de la meditación es que puedes practicarla allí donde estés, incluso, desde tu lugar de vacaciones.


De hecho, también puedes aprovechar los meses de buen tiempo para practicar la meditación en espacios naturales. De este modo, también activas tu psicología positiva.

Escribe un diario

La escritura terapéutica eleva el nivel de introspección. Es decir, el hábito de escribir en un diario los pensamientos y las emociones más importantes de la jornada te permite hacer un seguimiento de tu propia evolución interior.

Cuando anotas sobre el papel esos nudos emocionales y esos sentimientos no expresados, pones luz a aquello que te ocurre.

Algunas personas son poco constantes ante la idea de escribir en el diario porque consideran que deben hacerlo todos los días. Pero, en realidad, tú marcas el ritmo. Por ejemplo, puedes escribir un día por semana. Lo importante es que hagas uso de esa libertad que te da el papel y la intimidad de poder expresarte de un modo totalmente confidencial para poner palabras a tus sentimientos.

Habla con otras personas

Cuando compartes momentos de conversación con otras personas también consigues exteriorizar tu forma de sentir en el diálogo con el otro que se retroalimenta por medio del feedback constructivo. Pero en el contexto del autoconocimiento no solo adquieren valor las palabras sino, también, los silencios que te dejan sentir nuevos matices de realidad.

La meditación es positiva para elevar el nivel de introspección, ya que a partir de esta nueva actitud también mejoran tus relaciones interpersonales. Tus vínculos de amistad son un espejo de la forma en la que te tratas a ti mismo.

Para escuchar tus sentimientos tienes que conectar con la profundidad del vivir, es decir, con lo verdaderamente importante de la existencia. Para ello, recuerda que la felicidad no reside en el plano de la apariencia sino en el plano del ser. Tu felicidad tampoco depende de ningún bien externo, sino que tu alegría está en tu corazón. 

La meditación es el lenguaje que te permite hacer visible lo que aparentemente es invisible ante tus ojos. Te permite observar el color emocional de tus sentimientos, la intensidad y los matices de ese mundo interior que es un universo por descubrir.

La psicología positiva es fundamental para conocer los sentimientos, puesto que te ayuda a comprender que por medio de tus pensamientos experimentas unas sensaciones que dan lugar a acciones concretas. Por esta razón, en el origen de un sentimiento hay un pensamiento, de tal forma que la relación entre mente y corazón es constante. Por tanto, para escuchar tus sentimientos no tienes que enfocarte únicamente en el ámbito afectivo, sino también interpretarlo bajo la luz de la razón y la intuición. 

Practica meditación consciente

Hazte preguntas a ti mismo en torno a tus sentimientos: ¿por qué te sientes de esta forma?, ¿qué te ha ocurrido?, ¿qué puedes hacer para sentirte de un modo distinto?, ¿cuánto tiempo hace que te sientes así? Por medio de las preguntas, utilizas el poder del coaching y de la filosofía socrática para iluminar tu conciencia. 

La meditación activa el poder de la respiración. Respirar es una medicina natural del cuerpo puesto que por medio de esta rutina experimentas bienestar. Sin embargo, tu propia respiración también puede verse alterada por tus sentimientos.

Por ejemplo, cuando estás estresado puedes llegar a sentir que te falta el aire. Por el contrario, cuando estás alegre sientes que tu corazón se expande y respiras el oxígeno de la felicidad.

Sin embargo, gracias al poder de la meditación tienes el poder de reconducir cualquier tipo de situación para calmarte al respirar de un modo consciente. Tranquilizarte es un paso muy importante para poder reflexionar sobre tus sentimientos teniendo tú el control de la situación en lugar de quedar atrapado entre ideas opuestas.

Utiliza la psicología positiva de los sentimientos

No existen sentimientos positivos o negativos, sino agradables o desagradables. Es decir, a partir de la respuesta anímica y somática que experimentas con un sentimiento puedes concretar si es agradable o desagradable.

Por ejemplo, mientras que la tristeza te hace sentir cansado y con peso sobre la espalda, por el contrario, la euforia te hace sentir que flotas en el aire. Por tanto, también puedes poner atención a esta percepción corporal para concretar cuál es la naturaleza de tus sentimientos.

Por medio de la meditación aprendes a aceptar tus sentimientos, incluso aquellos que más te cuesta asumir. Porque para poder cambiar un sentimiento desagradable, en primer lugar, tienes que identificarlo y reconocerlo con naturalidad. Por ejemplo, la ira es un sentimiento desagradable. Sin embargo, la comprensión de la ira te permite ser libre, en lugar de quedar atrapado en el enfado.

Por tanto, los sentimientos, incluso aquellos que no son agradables, son positivos, porque te ofrecen una información valiosa sobre ti mismo. Atrévete y escucha ese mensaje como si fuesen palabras de tu mejor amigo.

Y en esto te puede ayudar el método Crear Salud, que se convertirá en tu mejor compañero para llevar la atención plena y la meditación a tu día a día. Además, en este método también fomentamos y aconsejamos sobre una correcta nutrición y una vida más activaDescárgate la app Sienteaquí puedes hacerlo- y empieza a disfrutar de los beneficios del mindfulness y la Psicología Positiva. A partir de una metodología muy sencilla, emprenderás el camino para mejorar tu bienestar y acercarte a una vida más feliz.


Tags: , , , , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!